jueves, 23 de agosto de 2007

Te lo dicen los pediatras, las abuelas y las mamás experimentadas.
No te preocupes, esto de los resfriados, la tos, las diarreas, los cólicos y las visitas al médico cada dos meses, dura solamente hasta que cumplen seis años.
Te lo dicen cuando el pequeño productín tiene apenas unos cuantos meses habitando este mundo y duras en estado de pánico todo el sexenio.
Lo que no te dicen es que después de los seis años, ya no son visitas al pediatra, sino a la sala de urgencias.

Harry llegó hace un par de días con la cabeza y la cara bañadas en sangre.
En lo que se calmó y lo pude meter al carro para llevarlo al hospital, me contó la historia: hicieron una casita para un gato con una caja de cartón, con puertitas y ventanas y todo. Taparon al gato con la caja. El gato ingrato caminaba y empujaba la caja. Así que se les ocurrió la gran idea de poner un block de cemento sobre la caja. El gato ya no podía moverla. Harry se acostó en el suelo para jugar con el gato asomado por la ventana de su mansión, y accidentalmente, alguien movió la caja y el block fue a dar a la cabeza de mi bebé.

Camino al hospital, Harry ya no lloraba, sólo se quejaba del dolor de cabeza.
En el hospital nos atendieron de inmediato y lavaron varias veces la herida con gasas, antisépticos y antibióticos. Harry, estoico.
No hubo necesidad de puntos, ni suturas ni nada de eso. Fue un raspón escandaloso solamente, por lo que nos indicaron que había que ponerle una bolsa de hielos sobre la cabeza al menos una media hora.
Y ahí sí, mi engendro ya no lo soportó y soltó el llanto.
- No llores, chaparrito. Eso no duele. - Le decía el médico afectuosamente.
- Yo sé que no duele. Pero si me dejan media hora con el hielo... ya no podré salir a jugar con el gato!!!!! Bua!!!!!!!

El expediente de Harry tiene registradas cuatro visitas a urgencias en el último año. Una por un mueble que le cayó sobre un pie, otra por tragar tantas pinches papas enchiladas (pensaban que era apendicitis), otra por un piquete de abeja que le dejó la cara como el Hombre Elefante y ahora, por el block en la cabeza, que por cierto, se partió en dos al contacto.

Yo suelo repetir a las madre neófitas lo que dicen los pediatras, las abuelas y las madres experimentadas.

Lo de la sala de urgencias, se los reservo como una sorpresa.

1 comentario:

Anónimo dijo...

I am curious to find out what blog system you happen to be using?

I'm having some small security problems with my latest blog and I would like to find something more secure. Do you have any recommendations?

My weblog ... visit web site
my page - bad credit payday loans