domingo, 9 de enero de 2005

Mea Culpa

- Ave María Purísima.
- Sin pecado concebida.
- Dime tus pecados, hija.
- Pues... acúsome padre, de haberme jineteado la lana de la tarjeta en otras cosillas que me hacían cierta falta, pero ya mañana lo compongo. Este... me acuso de haberme metido a hurgar en el cajón de mi marido... ¡ay padre! Es que últimamente he tenido unos sueños... y además, mmmm... sí, me dieron cambio de más en la tienda, y me creerá que no me di cuenta hasta que llegué a la casa, y pues... con el trabajo y la casa, no lo he podido ir a devolver.
- Algo más, hija.
- ... pues, no... ¡sí padre, sí!!!! Acúsome de haber utilizado software sin licencia legal. He descargado videos y música por internet. He enviado spam a dos que tres individuos nefastos. He visitado sitios pornográficos y hasta he enviado relatos a una página de dudosa reputación. Y en los chats... ¡falsifico mi identidad!!
- ¡Vade retro, Satanás!


Joder.
Que yo sé bien que a estas alturas de mi vida, con la relación de concubinato con mi viejo, el tipo de prácticas... ejem... que practicamos, y ciertas causas que apoyamos, hace mucho tiempo no soy lo que se dice hija predilecta de nuestra madre iglesia.
Con los diez mandamientos he podido.
Con los siete pecados capitales, ahí voy. No puedo mucho contra la gula y la lujuria.
Pero ahora, ¿pecados informáticos? Pues sí. Se acaban de agregar a la lista de pecados que los cibernautas podemos cometer sin darnos cuenta.

Gracias por la información.
(Soy peor que la Mujer del Puerto, Rubí, Teresa y Mamá Elena juntas)

5 comentarios:

la flaca dijo...

poots, mejor no cuento los míos.
Oye, ni Luis ni tú han mandado número alguno para votar por la Shelles.

Shelle Bataclana dijo...

No manches como mamalena nadie

Ministry of Silly Walks dijo...

Qué tal La Nona?

camila dijo...

jajajaja ¿quien es la del puerto? a las otras si las conozco jajajajajajja

Ministry of Silly Walks dijo...

La mujer del puerto.. aquella campesina que entregó su cuerpo por amor a su novio... fue abandonada y se convirtió en una... PROSTITUTA!!! (Maravillosa Andrea Palma... Tú no, Guendi)