domingo, 25 de noviembre de 2018

Que ya termine



No es muy de mí querer que las cosas se terminen. De hecho, que las cosas se terminen implica que el tiempo pasa en forma irremediable y lo que menos deseo es que pase tan rápidamente. 
Peeeeeeeero...
Ya quiero que termine este tetramestre de la maestría.
Voy a la mitad y ya quiero aventarlo. Y no es porque esté complicado o pesado (considerando lo que ya pasé con la otra, esto está bien papitas) es que el tiempo, joder.
Quiero un hobby. Me urge aprender a hacer algo con mis manecitas. He estado pensando en cerámica o música. No sé todavía. Ni que urgiera saberlo. Todavía me falta un año de este martirio.
Y bueno... que esta semana es la última del tetra. Y luego tengo que darle un chingo de carrilla a mi jefe para sacar pendientes porque empezando diciembre me cirujean un hombro y voy a estar fuera del aire como tres semanas.
Qué estresante es esto de no poder ir a trabajar.


Ya me vi...

No hay comentarios.: