jueves, 18 de enero de 2018

No te imaginas

Crees que toda la vida vas a hacer lo mismo o al menos cosas parecidas y en un salto gimnástico te despiertas un día queriendo mucho tu calculadora y considerando seriamente proponerle matrimonio a tu auditora contable.

Tengo una auditora contable.
Y muchas cosas que hacer con números en mi nueva área de trabajo.
Números que tienen que ver con beneficios para la gente, con decisiones relacionadas con su bienestar (y con la competitividad del mercado, para qué me hago, pero me concentro en la parte de la gente que es la que me tiene en este camino laboral).

Le estoy perdiendo el miedo a los números y regreso aquí para no perderle el amor a las palabras.



2 comentarios:

Sandy Gallia dijo...

Yo también ando de vuelta en mi blog ¿ya me vió eda? ñ_ñ abracitos

Ministry of Silly Walks dijo...

Sí!!! Me dio mucho gusto que ya te puedo escribir.