miércoles, 6 de agosto de 2014

Lejos

Dentro de una hora va a presentarse la Orquesta Mexicana de Tango.
Espero que lo disfruten porque yo estoy en Monterrey y no en mi hogar, metida en un hotel gachísimo (por no supervisar la toma de decisiones correspondiente). A pesar de la muy accidentada llegada, con cancelación de vuelo y olvido de bolsa en taxi incluidos, todo está bien.
La bolsa regresó íntegra a mis manos. Frente al hotel hay un Ihop. Y viajo con una de las personitas que más aprecio en la empresa.
Por si fuera poco, recibí un mensaje este día desde el comunicador del trabajo:


Me encanta saberme parte del proceso improductivo de mi departamento.
Debo regresar pronto, antes de que esto empeore y que incluso alcancemos los indicadores del área.
¡¿Quién quiere eso?!

Ya nos desocupamos por hoy.

Volveré.

No hay comentarios.: