sábado, 8 de junio de 2013

De retiro

Trabajo, siesta, gimnasio, baño de tina y cama.
Van dos días y me faltan dos.
Estoy fuera de casa y aunque inquieta por cuestiones domésticas, me estoy tomando esto como un retiro espiritual. Sin la parte espiritual.
En otro momento estaría aprovechando para hacer tareas pero por fortuna, ya estoy de vacaciones, así que ni eso. Y considerando la friega que ha sido conjugar todo este año la remodelación de la casa con mi trabajo, pienso que me tengo bien merecidas estas vacaciones  viaje de trabajo.
Pero qué tremendamente bonito es esto de llegar a mediodía, botar los zapatos, quitarme el brassiere (hombres, qué pena me da que nunca jamás van a sentir el intenso gozo de esta simple actividad), encender el aire acondicionado, quitarme la ropa (como en anuncio, caminando tipo pasarela y aventando todo para cualquier lado) y tirarme en la cama ("tirarme en", no "tirarme a... en...).
Y luego ir a sudar un rato al gimnasio, o darle la vuelta a la alberca (nada más rodeándole porque guácala las albercas) para regresar a la tina, con la compu en el baño, viendo una película y además echándome una nieve. De vainilla.
Soy una hedonista, dice Magnolia.
Y sí.
El martes se me quita.

Pero mientras...


3 comentarios:

El Signo de La Espada dijo...

"quitarme la ropa (como en anuncio, caminando tipo pasarela y aventando todo para cualquier lado) y tirarme en la cama ("tirarme en", no "tirarme a... en...).
Y luego ir a sudar un rato al gimnasio, o "

Vas al gimnasio encuerada???? jajajaja

Con respecto al placer desconocido de para los hombres de quitarse el bra, creo que tenemos como equivalente el pasearse en calzones por toda la casa y rascarse :D

Qué bueno que tengas un rato de solaz, ya hacía falta leerte.

P. D.: Te voy a reclamar ese intento de copiar mi "Random shit" equis de, equis de.

la MaLquEridA dijo...

Mientras disfruta porque las vacaciones suelen terminarse un día.


Saludos

Ministry of Silly Walks dijo...

Sí, terminaron. Pero volveràn... muajajajá!