miércoles, 10 de octubre de 2012

Mi trabajo formal y la escuela absorben un montón del tiempo que antes empleaba para otras actividades o para otro tipo de trabajo. Pero aunque sea por un par de horas, no quiero dejar de apoyar a quienes están haciendo una gran labor desde sus trincheras. Por eso ayudé un ratito en la presentación del libro de Carlos Satizábal y otro ratito en Pasarela.
En el teatro fue donde tuve más oportunidad de estar.
Me encanta el teatro.
Me encantan las sensaciones previas a la primera función, el estrés previo durante el ensayo general y la euforia final.
En este montaje, por el tipo de trabajo realizado, esas sensaciones se presentaron exponenciadas.

Esto fue lo que publicó uno de los diarios locales:

Reunió Pasarela las voces y pasos de mujeres contra la violencia


Por: Flora Chacón | 06-Oct-2012 18:45

Todas las formas de violencia contra las mujeres fueron presentadas en el Teatro de la Ciudad, dentro de “Pasarela, voces y pasos de mujeres contra la violencia”, dirigida por la actriz colombiana Patricia Ariza, con la participación del dramaturgo Carlos Zatizával y la primera actriz Norha Gonzales. 
Ahí, en esa pasarela de pequeñas luces como su misma esperanza, mujeres y hombres desfilaron para compartir su historia, desde la madre que ha perdido a su hija, la que no sabe dónde está su hijo, hasta la hija que perdió a su madre ante la muerte, luego de haberla perdido a causa del trabajo arduo en una maquiladora, entre otros personajes más, arquetipos todos dentro de un Estado fallido, que no ha sabido garantizar la seguridad ni procurar la justicia. 

La mujer violada, el hombre machista, la activista incansable, el gobernador indolente y ególatra, las muertas de Juárez, la Cruz de clavos, todo cupo en la pasarela, gracias al esfuerzo del grupo Diálogo y acción ciudadana de Chihuahua: Por un Chihuahua libre y sin temor, y la voluntad de su coordinadora Linda Flores. 

Es la misma Flores la que resume Pasarela como “un relato social, donde muchas voces representan la similitud en la diferencia, la contradicción interna y externa, la diferencia corporal, y la profundidad del pensamiento, del recuerdo y de la memoria, en otras palabras, se logra cartografiar la tierra incógnita de los lenguajes de las mujeres, lenguajes que no son estáticos, dejando ver que hasta los silencios están cargados de sentido. Las mujeres de Pasarela, con sus voces y pasos llenan los vacíos sociales, mostrando que los vacíos están llenos de recuerdos, de acciones, y de palabras que las mujeres tienen que decir”. 


Entre las participantes en Pasarela había mujeres cuyos parlamentos no eran representación, mujeres a quienes hemos visto más de una, dos, tres veces, en marchas, en plazas, frente al palacio de gobierno,  pidiendo justicia por sus hijas asesinadas o por sus hijos desaparecidos. Otras más compartieron las historias de sus cuerpos: la violencia física, la violación sexual, la maternidad forzada, y también historias de libertad.

La presentación me dejó sin palabras.
Por la noche intentaba describir, resumir y cada palabra que cruzaba por mi cabeza, la descartaba por quedarse corta.

Sigo sin palabras, porque además como que sobran.

1 comentario:

Implicada dijo...

Ahhh qué emotivo y profundo suena ;)

ojalá pudiera verlo


gracias por trasmitirme la emoción