lunes, 29 de agosto de 2011

William tiene ya algún tiempo publicando videos en un canal de Youtube.
Son pequeños fragmentos de historias que utiliza para practicar los efectos especiales que va a aprendiendo. En el último que hizo, se clona a sí mismo. Es realmente bueno. Y además de eso, hace tutoriales para aprender a usar Photoshop y otros programas. Son los que tienen más visitas.
Y sobre esto de su cuenta y las visitas que tiene, ayer recibió un correo informándole que era posible "monetizar" su canal, debido al tráfico que está recibiendo o algo así (uno pasa años tratando de que los hijos aprendan a comunicarse claramente, y cuando finalmente lo logran, hablan de cosas de las que uno ya no entiende).
William está feliz. No es el hecho del dinero sino de lo que representa el trabajo que ha estado haciendo. Porque finalmente, aventarse a aprender solito todo lo que sabe, ha sido un gran esfuerzo que ahora rinde sus frutos.
Porque además de eso hace unos días recibió una propuesta de trabajo para participar en una página web, en aspectos de diseño y alimentación.
Él quería trabajar y había mencionado la posibilidad de entrar de cerillo a un nuevo autoservicio cercano a la casa. Tal parece que se brincó la parte en que los niños son cerillos, lavan carros o venden limonadas.
¿Debería preocuparme? ¿Estoy dejando que crezca demasiado rápido?
No se preocupen.
Contrarresto todo esto con labores muy propias de las madres: recordarle que use su desodorante.
Porque su trabajo será muy elegante, pero su humor a adolescente hormonal no tiene nada de glamoroso.

6 comentarios:

Pherro dijo...

Y Tú sigues disfrutando ese gusto perverso que sienten algunas Madres al balconear a sus hijos.
Ya me imagino lo que gozarás cuando te presente a sus novias.

todavia dijo...

Dale chance!!

Hace unos meses leí un artículo de un chavito en Inglaterra que a sus 133 hizo su primer millón porque aprendió a diseñar aplicaciones para telefonos y las vendió en internet. Y luego, en su sitio, ofreció espacio para vender aplicaciones que otros diseñaban. Ahora le da chamba a sus papas =)

Pherro dijo...

Comparándolo con Matusalén, sí estaba chavito a sus 133.

ciber dijo...

pues pasa el nombre del canal de tu hijo, para visitarlo y a ver que le aprendemos, ya que yo tengo un canal en youtube que es "ciberlaplazuela", allí hay algo de lo que hemos hecho con algunos estudiantes de comunicación, y algunas quinceañeras, por cierto hay un efecto que todavia no le agarro la movida y tal vez tu hijo tenga un tutorial ya disponible, felicidades por tus retoños!!

Jan dijo...

¡Sí! ¡Queremos ver los videos de William! XD

*Hasta la curiosidad me hizo comentar, jijiji. ¡Saludos!

Implicada dijo...

Síguele insistiendo lo del desodorante, ese olor a adolescente lo reconozco cuando mis alumnos regresan de su descanso jejeje

y por lo demás felícitalo