viernes, 21 de enero de 2011

Orsai

Hace algunos años, recién había entrado a este mundillo blogosférico, me encontré con este blog: Más respeto que soy tu madre, el diario de una mujer gorda.
Probablemente lo conozcan. Fue una blognovela, de las primeras que leí y la cosa más divertida del mundo.
De ahí comencé a seguir a Hernán Casciari , este escritor argentino radicado en España y sus múltiples aventuras literarias.
Su blog, Orsai, también fue-es uno de los que he leído con mayor consistencia. Me encanta su estilo narrativo en sus reflexiones cotidianas, todas aderezadas con un sentidazo del humor.
Además de llevar varios blogs, haber sido guionista para televisión y columnista, tuvo esta genial idea de crear una revista: Orsai.


La verdad es que no es cualquier revista. Desde su concepción apostó al poder de internet y las redes sociales para hacer posible un producto que no necesitara intermediarios para llegar al lector. Lo consiguió. El primer tiraje fue de más de 10,000 ejemplares y sin haber sido necesaria la publicidad convencional o el apoyo de una casa editorial.

Yo pedí el mío en diciembre y hace una semana estaba ya en la puerta de mi casa.
He comenzado a leerlo y estoy yéndome despacito. El gusto tiene que durarme un par de meses más hasta que salga el siguiente número.
Lo maravilloso además de este proyecto es la posibilidad de no tener que comprarlo. Casciari predica con el ejemplo al estar a favor de la libertad en la red y ahora existe la opción de descargar la revista en PDF completamente gratis (gracias Sandy por el enlace).

Les dejo también el enlace por si sintieran curiosidad por leerla.

La idea es demostrarle a las editoriales --y aplica para las disqueras y otras empresas-- que publicar gratuitamente no tiene que considerarse un problema para la venta. Todo es cuestión de tener algo de ingenio a la hora de publicar.

A mí me siguen encantando los libros y revistas impresos y para quienes todavía nos consideramos lectores a la antigüita, encontramos en Orsai un plus: en el interior de la revista viene un separador. En él está impreso un número que hay que registrar para entrar al sorteo de una pizza de mozzarella del restaurante del Comequechu, local que se encuentra en España. Así que en caso de que la persona ganadora no viviera ahí, también se le pagarían los gastos de viaje para ella y un acompañante el día 16 de marzo, fecha de cumpleaños de Casciari (a mí me caería de perlas festejar mi cumpleaños por allá).

Aun sin este aliciente yo habría comprado la revista. La edición es sencilla pero hermosa, sin publicidad, hecha con excelentes materiales y excelentes colaboradores. Yo acabo de terminar el artículo de Juan Villoro sobre su padre. Y hay una ilustración de Alberto Montt entre otros dibujantes (recomiendo ampliamente sus Dosis Diarias).


Y bueno, esta fue mi aportación de hoy al mundo. Ojalá puedan darle una ojeada y una hojeada virtual a la revista.

Sigo acá lejos de mi casa y mañana temprano sale mi avión así que me restiro, no sin antes contarles a manera de chismecillo rápido que el día de hoy en nuestro curso nos visitaron el Ing. Carlos Fernández y Don Antonino Fernádez, cabezas de la empresa en la que trabajo y rockstars.
Debo aclarar que esto no sucede a menudo. El Ing. Fernández sí se da sus vueltas por las agencias y las fábricas pero Don Antonino es otra cosa. Es un señor de más de noventa años y sigue siendo el Presidente del Consejo de Administración del grupo, o sea, el mero mero, aunque su cargo sea honorario. Él no suele hacer estas visitas por lo que hizo muy feliz a mis compañeros que se comportaron como nenas en concierto de los Jonas Brothers. No voy a negar que me impresionó, pero nada de fotos con los señores. La verdad eso no se me da (excepto una grupal) y eso que el inge no es feo, nada feo (chequen la portada de la revista Expansión de diciembre).


Ahora sí.

Me despido y que duerman bien.

4 comentarios:

Mr. Magoo... dijo...

Dejame que te cuente que me he vuelto fan de Casciari gracias a ti, vi por ahi algo enlazado, lo segui y descargue su libro de "El pibe que arruinaba las fotos" y me he clavado de una manera fenomenal, me encanta su estilo, la manera tan agradable de narrar, tan coloquial, y con ese humor, y tambien la parte de las redes sociales. Por bruto no pedi la revista pero no me pierdo por nada la siguiente edicion. Yo tambien soy a la antiguita y prefiero palpar el papel, asi que gracias dobles por compartir esto.

Mucha suerte en tu regreso, he leido un poco lo de tu viaje, y pues espero que haya sido mucho mejor de lo que esperabas.
P.D. Si escribo mal me disculpo, me cargo un pedo en estos momentos pero no se puede despreciar nunca un buen vino.
Un abrazo, saludos.

PHERRO dijo...

Buena recomendación; ya fui a leer y me reí mucho.
De a poquito voy a checar los otros enlaces.
Por medio de tu lista de blogs conocí a Montt, muy bueno también.
Gracias por darte el tiempo para compartir en medio de todas tus ocupaciones; buen viaje y nos seguimos leyendo, cuídate.

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Ministry:

Orsai fue muy leído por aquí, pero hacía mucho que no tenía un enlace. Veremos lo otros.
Buen viaje.
Saludos cordiales.

ciber dijo...

yo tengo confianza en que antes de la edición no.2 de Orsai; reediten el primer ejemplar, para los que no alcanzamos la primera edición de de Orsai