viernes, 13 de agosto de 2010

Post con faltas de asistencia y puntualidad

Parece que todos se confabulan para hacer eventos cuando más trabajo hay.
Tengo invitaciones para un performance danza y video, un concierto en un café, una bicicletada, un torneo de ajedrez y una presentación de la filarmónica.
Me voy a tener que quedar con lo último porque el programa está con madres y además porque no tengo energía para todo lo demás.

Déjenme les platico que la semana antepasada me llegó correo.
Tan oportuna yo, ya sé. Pero es que ya ven cómo me las navego.
Me llegaron juntas cartas de Todavía y de Amalthy, y al otro día recibí una postal de Sandygallia. Tal coincidencia sólo puede significar que mi cartero es un webas que espera a que se me junten dos sobrecitos para no dar tantas vueltas.
Que ni crea que le voy a regalar algo el día del cartero. Le voy a soltar a Lulú y a Lucky juntos cuando llegue.

Pero miren, no se dejen llevar por mi arrebato colérico y disfruten estos sobres:



Me encanta el detalle decorado que me imagino la misma Amalthy hizo. Está precioso.

Se agradece la carta pese a que estos momentos no son de los mejores para ella. Te mando un abrazo, Amalthy, y próximamente una carta mía.

Muchas gracias por los separadores. Harry tomó inmediatamente el del gato y William el de la mano. El los patitos me lo quedé yo. Nos encantaron.


Para leer la carta de Todavía tuve que llevármela a hurtadillas a mi trabajo, porque unos buitres sobre mi cabeza amenazaban con robármela.
Miren:
Genial ¿no? O debo decir... Excelente, Smithers...
Me gustaron mucho las estampillas con las teteras por cierto.
En mi oficina postal de aquí ya no hay estampillas de éstas sino unas ordinarias calcas lisas y llanas. A ver si ahora que cambie de oficina postal tengo más suerte.
Miren ahora qué había adentro del sobre:

Unas muñequitas guatemaltecas cuyo medio de transporte tronó en el viaje. Todas lucían especialmente molestas por el trato obtenido. Debes tratar primera clase la próxima vez, Todavía. ¿Sí saben que estas nenas son las muñequitas de las preocupaciones? Las pones bajo la almohada por las noches y les pasas a ellas tus cuitas. No sé qué hacen ellas después pero al menos tú ya te libraste del paquete ¿acaso no es eso la vida?

Gracias, Todavía. Ellas llegaron bien como puedes observar. Me quedo con la cajita aplastada de recuerdo.

La foto de la postal de Sandy se las quedo debiendo. No sirve mi cámara y ahí venía. A ver si por la noche me animo a hacerle una intervención quirúrgica, o sea, darle un chingazo, para que se deje de mamadas y empiece a jalar.

Excuse my french...

He andado de gira laboral toda esta semana y la anterior y no pude tomar fotos... arghhh... por cierto, déjenme que les cuente algo que me pasó: la semana pasada que comencé a escribir esto se me fue la luz y luego ya no pude sentarme en santa paz a terminar el post.

Hoy 18 de agosto de 2010 pude terminarlo y durante las travesías que he hecho he tenido oportunidad de escribir un par de cosas más, así que voy a dejarlos previamente cargados como borradores. Como quiera si no puedo escribir desde donde ande, al menos podré entrar a Blogger a publicar.

Espérelos próximamente.

Disculpe usted las faltas de puntualidad y consistencia que mi trabajo ocasiona.

Me voy de gira laboral toda la semana que entra, échenme buenas vibras para que todos los viajecitos salgan sin contratiempos.

5 comentarios:

Crónicas Urbanas dijo...

Hola Ministry:
Pues recibí la tuya, con un detalle que ya verán los demás.
Cuando hay trabajo suele haber poco tiempo para el resto de las cosas.
Qué buenos sobres, contenido y continente que se ve están hechos con mucho cariño.
Te felicito,
Saludos,
Daniel.

todavia dijo...

Tarde pero seguros! te deseo suerte!!

Se suponia que era firts class... a lo mejor "esa" es la primera clase =S

La proxima vez una caja de fierro!

BRENDA dijo...

Muy lindo todo. Me quedo con las muñequitas para que se lleven mis preocupaciones a otra parte.
Te mando las mejores vibras y buenos deseos para que todo vaya bien en ti trabajo y en tu vida.
Abrazos fuertes amiga.

Amalthea dijo...

La tardada y sus comadres... perdón por no venir a visitarte antes, pero te imaginarás por lo que conté en la carta que no me queda mucho tiempo de internetear :S
Que bueno que llegó la carta! Vi a la dependiente de la oficina postal con un ojo de envidiosismo cuando la mandé y pensé algo como "ésta vieja se queda con mi carta..." o algo así del fondo de mi hígado.

Espero que tus tours laborales te sean de provecho y les encuentres la diversión, buena vibra para todo!!

Todavía! Yo quiero una monita!! Porfaaaaa!!

Ministry of Silly Walks dijo...

Crònicas, qué traía mi carta? se coló una cucaracha? un ratón? qué?
Sí, estoy resintiendo la falta de tiempo para escribir pero no por eso voy a dejar de hacerlo. Ya verás.

Todavía, tu carta sale mañana... espero...

Brenda,muchas gracias por todos tus buenos deseos. Me gustó ser llamada Amiga. Un abrazo de regreso.

Amalthy,sigue con tus planes pero no nos dejes tan abandonados.