martes, 16 de febrero de 2010

Bipolar

Es el adjetivo que podría calificarme durante las últimas semanas de mi vida.

Ná. Ni tanto.
Yo siempre he dicho que mi felicidad es un estado muy flexible y todo cabe en ella, tanto las euforias como los desasosiegos (siempre y cuando los últimos no duren mucho tiempo).
Of course, I´m alive, diría Ellen.

* * * * *
Les comparto un video que grabamos en el concierto y que demuestra que el desorden lo empiezan los músicos y no los asistentes.


(Atención al segundo 46)

Sean felices.

4 comentarios:

"G" dijo...

Alguna vez, años atrás, alcancé a leer el término "trastorno afectivo bipolar" en un expediente que contenía mi nombre...

Las emociones abarcan un amplio espectro en la frecuencia de nuestras vidas.

Saludos!!

Juano T&S dijo...

hahaha pasados los de la orchestra hahaha y loo le hechan la culpa a uno xD

PHERRO dijo...

El bien y el mal que luchan dentro de uno. Los grises y los matices.

Ministry of Silly Walks dijo...

G, yo nomás soy obsesivo-compulsiva... pero... ¿quién no ha caminado por una banqueta tratando de no pisar las líneas?

Juano... sí, y luego se oye la voz de Harry: "Mamá, pásame tu celular" pero la culpa la tuvieron los músicos.

Pherro.. gran verdad.