lunes, 14 de septiembre de 2009

Lunes improductivo

Así son los lunes.
Por más que uno se mueva, se transporte, escriba, desarrolle, gestione... no se puede contra las leyes naturales.
El lunes no es un día de la semana.
Es más bien es una dimensión distinta, paralela, un hoyo negro que succiona todas nuestras pretensiones de actividad y trabajo. Llegado el martes, no sabemos qué pasó con el lunes, qué hicimos, qué no, qué terminamos y qué se quedó a medias.
Pero no importa porque en nuestra memoria queda solamente el recuerdo falso de un lunes amodorrado y quejumbroso que hemos llenado con la lectura de blogs, presentaciones de power point y actualizaciones de estatus en Facebook.
Nacemos genéticamente predispuestos a ese recuerdo como si fuera real, pero no es más que un dispositivo de subsistencia. ¿Cómo podríamos tolerar la vida si tuviéramos la conciencia de que cada lunes ha sido un día extraviado, borrado, del cual jamás podremos poseer ni una sola hebra de memoria?
Pero eso debí pensarlo mejor esta mañana antes de decidir irme a trabajar.
No importa. De todos modos mañana creeré que mi flojera de sanlunes me impidió trabajar en forma y volveré a empezar.
Así es la vida en el universo.

6 comentarios:

Claud dijo...

De acuerdo!!!!

Bien por el makeover

sandygallia dijo...

sospiro, así es y se acepta, algunos ya solamente nos hacemos los locos cuando nos preguntan ¿y que hiciste el lunes? la verdad es que nadie sabe XDDD

Ministry of Silly Walks dijo...

Gracias, Claud. En cinco años no le había hecho nada, ya era hora.

Sandygallia, y además, no te parece raro que absolutamente todo el mundo tiene güeva en lunes? No es güeva de verdad, estamos programados para ello.

El Signo de La Espada dijo...

Yo por eso tengo el trabajo ideal: trabajo sábado y domingo y descanso de lunes a viernes, jajajjajaa

Ministry of Silly Walks dijo...

Domingo!!! Ni Dios trabajó el domingo!!! Es pecado.

Ann dijo...

hoy estoy haciendo de este jueves mi lunes particular....