jueves, 20 de agosto de 2009

La modernidad

Uno de los retos que tenemos las Gordas Golfas para esta etapa en el mundo en el que fuimos arrojadas, es el de superar la crisis.
Reto de todos en este momento, supongo, más difícil a veces para las mujeres. (Léase sobre Feminización de la pobreza para mayor información.)

"M" acaba de ser despedida, por el más reciente recorte de personal. Divorciada y con dos hijos por los cuales ver, hay que pensar en alternativas mientras encuentra otro trabajo. Porque claro... ella tiene que ser "consciente" de la crisis, y de que su ex se volvió a casar y tiene familia que alimentar, tiene que ser consciente y no ser tan exigente, aunque los niños igual tengan que comer.
"L" no tiene tantos problemas. Cuenta con un buen puesto en una buena organización, pero siempre está el riesgo del recorte o el despido. ¿Pensar en comprar una casa o un auto? Quién sabe hasta cuándo. Y ella que ya quisiera dejar de pagar renta y mejor invertirlo en una casa propia.
"W" tiene un trabajo que le gusta, y para lo que trabaja le pagan poco. Los puestos superiores en las instancias de educación de nuestro país, los tienen los hombres. Los mandos medios se los pueden dejar sin remordimientos a las mujeres. Y son las que se avientan toda la chamba.
El problema es en su casa, con un marido educado de tal forma que piensa que dinero es igual a poder en el hogar. Cuando "W" comienza a meter más dinero en la casa, el marido se encrispa porque para él es un cambio en la toma de decisiones, en la cual resulta afectado.
"R", en proceso de divorcio y con tres hijos, divide su tiempo entre el trabajo, el cuidado de las criaturas (con lo que conlleva: estancias infantiles, encontrar transporte, ver si la abuela puede cuidarlos cuando sale tarde, llevarlos y traerlos de una casa a otra, porque no hay de otra, hay que trabajar) y el divorcio, el cual la absorbe mental y emocionalmente. El hombre no firma porque quiere la mitad de la casa, casa que ella compró y construyó con su dinero. Además el señor no quiere ascender en su trabajo -tiene la opción, por una serie de acuerdos en educación después de que terminas una carrera en la UPN- por no darle más dinero de pensión.
"A" mejor dejó de trabajar. Con dos nenes pequeños y uno que necesita que lo estén llevando a terapias, ni cómo trabajar para nomás estar pagando niñera o guardería o la gasolina para llevarlos hasta casa de su mamá. Para amolarla más, le robaron su auto hace unas semanas y el seguro les dio una baba.
De mí, qué puedo decir, dejé un trabajo ultra absorbente por el riesgo de la incertidumbre. Es cierto que no siempre tengo los cursos que me gustaría poder impartir, ni el número de ellos para estar económicamente mejor, pero al menos tengo el tiempo. Y con ese tiempo me he podido preparar más, buscarle por otros lados y darle más atención a los críos, que ahora lo necesitan más que nunca. Sin embargo, no poseo ningún tipo de seguridad... ni estoy haciendo puntos en infonavit, ni estoy ahorrando para mi retiro. Y si me tienen que operar (como me pasó) ni moyo, se me fueron dos cursos durante la convalecencia.

Así estamos muchas. Unas menos jodidas que otras. Unas más agradecidas con la vida que otras.

Y con este panorama, las Gordas Golfas hemos decidido desarrollar una alternativa:

Una Sex Shop.
Por supuesto, ¿qué más?

El domingo tenemos reunión corporativa, amenizada con deliciosos dulces de tequila y licor de miembrillo que nos trajo la muy querida "Ll" desde Guadalajara.

Los tendré al tanto, para cuando subamos la página web.

8 comentarios:

Claud dijo...

oye buen negocio!
la neta soy bien ñoña y nunca he entrado a una, pero pues ha de ser muuuuuuuy interesante, no??????

Ministry of Silly Walks dijo...

Y queremos hacer fiestas Tuppersex, para las que no se animan a entrar a una tiendita, así con regalos para la anfitriona y toda la cosa.

"G" dijo...

Hahaha, que bien!! La crisis pega con tubo y yo hacía la broma entre mis amistades que terminaría dando "masajes con pilón" para caompletar mi quincena...

Hablando de fiestas tipo "Tupper" hay una escena en un video de Babasonicos donde pasa algo jocoso con estética medio kitsch...

Babasonicos -Seis virgenes descalzas

Espero me haya salido bien el "linkeado", si no: http://www.youtube.com/watch?v=3PTQ75PXSAU

Saludos!!

Sandy Gallia dijo...

pues super bien... yo había pensado en algo por el estílo, pero a don marido no le agradó mucho la idea, snif... habrá que buscar alternativas XDDD

Ministry of Silly Walks dijo...

Buscaré el video, G. Gracias!

Sandy, en este caso ha sido mi marido el que tiene tiempo con esa idea en la cabeza para que yo la aterrice de una vez. Nomás me faltaban las gordas y su Visión. Como dijo "L": Yo ya me vi. Ahí ta la visión.
Ora ´solo sigue la inversión.

cumerina dijo...

es horrible eso de que el pinche trabajo no deje tiempo, y que tenga que ser una esclava con tal de ganar unos pesos... respecto a la sexshop, pos yo sí he entrado, pero nomás a ver... snif...

Ministry of Silly Walks dijo...

Pero se te va el tiempo más rápido!y ganas pesitos para irte a Puebla! Qué chido no?

Ann dijo...

es que hay que buscarle caray, aqui hay un table que se llama Exxes y tiene unas viejas increibles y con mucho exito, entonces le propuse a mis amigas que pusieramos un negocito exxes simi, osea con lo mismo pero mas barato! y asi completamos para muchas quincenas!