jueves, 27 de marzo de 2008

Ayer en un café, nos atendió un güey igualito a McLovin.


Neta.

¿Quieres tu propia licencia falsa? Pícale aquí.


lunes, 24 de marzo de 2008

No fui traicionada por las aguas del Caribe.
Me dieron más de lo que yo había pedido, incluso una picadura de aguamala, cuya mancha sobre mi pierna presumiré a manera de trofeo por haberla conseguido mientras practicaba snorkeling de manera temeraria y audaz en Cozumel.
Voy a recordar por mucho tiempo, cada noche, la visión de una mantarraya enorme y divina, flotando suavemente en el mar.
Y definitivamente no olvidaré los rostros de mis hijos al elevarse el avión, la seguridad de Harry nadando en las albercas, la euforia de William mientras nadaba entre delfines, y el asombro de Fefé en Chichén Itzá.
Yo me quedo con la alegría infinita que proporciona la arena, el mar y un cielo azul inmenso sobre nuestras cabezas. No me hace falta nada más.

lunes, 10 de marzo de 2008

Mariposa, dorso, pecho, crol.

Mariposa (brazada), dorso (brazada), pecho (brazada), crol (brazada).

Mariposa, dorso, pecho, crol (respiro).

Mariposa, dorso, pecho, crol. Lo repito como un mantra mientras veo los lamparones que cuelgan del techo. Lo repito mientras veo los azulejos del suelo, bajo el agua.

Y soporto esa monotonía durante una hora porque dentro de poco, muy poco, no estaré viendo fierros color verde sobre el techo, sino un cielo de azul intenso. Y no veré azulejos a mis pies, sino arenas blancas y aguas turquesas.




domingo, 9 de marzo de 2008

Con el sabor del Gitane todavía en la boca, me esforcé en recordar en qué parte de Rayuela decía que La Maga los fumaba. Luego me vino a la mente una cancioncita de Duke Ellington y me imaginaba lo estupendo que sería releer Rayuela, pero esta vez con el soundtrack.
La inspiración.
La idea para hacerme millonaria me pegó en ese instante.
Y bueno... a lo mejor no iba a hacerme millonaria, pero sería un estupendo regalo para los amigos: un cd con las canciones que escuchan y comentan los del Club de la Serpiente.
Me hice un plan mental camino a casa: me sentaría a leer, tomaría notas de las referencias y bajaría la música de algún buscador.
Pero concluí que me tomaría demasiado tiempo.
Y como en Google están todas las respuestas a la Vida, el Universo y todo lo demás, decidí tomar un atajo y encontrar algún artículo que mencionara algunos autores y algunos títulos.
Y no sólo encontré la información, sino que me enteré que existe un disco llamado Jazzuela que a alguien con más iniciativa que yo, se le ocurrió producir.
Ya con los títulos, puse manos a la obra con resultados terribles. Mi buscador me generó pura basura.
Algo decepcionada, me entretuve navegando en la red y me encontré con este maravilloso blog: Sobre todo tu que en diciembre de 2007, regaló a los lectores el disco de Jazzuela y lo pueden bajar aquí.


Ya no me haré millonaria, pero afrontémoslo, no tengo madera de Paris Hilton, así que qué más da.

Disfruten el disco.

viernes, 7 de marzo de 2008

Me encontré en un café con una exalumna.

Me platica de su carrera, de que está trabajando, de que se acaba de mudar a vivir sola, de los libros que está leyendo, de las películas que ha visto.
Ella fue de las primeras personas que me hicieron ver el tremendo agotamiento emocional del maestro, cuando se involucra con sus estudiantes.

Me hizo sentir vieja.

Como hace unos días que me encontré con una antigua amiga y nos pusimos al día de nuestras vidas y nuestras muertes.
Nunca creí que a los 31 estaría hablando de los conocidos muertos.

miércoles, 5 de marzo de 2008