domingo, 2 de diciembre de 2007

A veces, sólo a veces, las golfas hablan de sus trabajos, pero sólo resulta tolerable cuando existe un nivel etílico respetable.

Nos contaba M sobre la gente que la visita en su departamento.

Aquel señor al que le preguntaron su RFC y no lo sabía, así que le preguntaron por su fecha de nacimiento.
- En qué mes nació?
- Noviembre.
- Año?
- 1933.
- Día?
- ... pues, no me acuerdo pero usté póngale que martes, señorita.

O la señora que preguntaba por la señorita Laria. Y no había ninguna Srita. Laria en el departamento.
- Es que la señorita de información me dijo que fuera con la señorita de Laria de Crédito.

O el señor al que le pidieron que actualizara sus documentos y regresó con su acta de nacimiento marcada con liquid paper donde se asentaba que "el JOVEN fue presentado vivo ante las autoridades correspondientes" y venía marcado que su padre estaba ya finado y nuevamente, con corrector, asentaba su nuevo domicilio.

Como ya he dicho, solamente quien tenga un nivel etílico respetable en la sangre podrá reírse a gusto de lo escrito anteriormente en este post.

No hay comentarios.: