lunes, 30 de mayo de 2011

Directa o indirectamente, muchas cosas que me gustan se relacionan con Monty Python.
Pienso por ejemplo en cuando vi "The Fisher King" y no sabía en ese momento que fue dirigida por Terry Gilliam.
Me encanta Johnny Depp, quien filmó "Fear and Loathing in Las Vegas", también dirigida por Gilliam.
Uno de mis escritores favoritos es Oscar Wilde. En la película "Wilde", el escritor es interpretado por Stephen Fry, quien es uno de mis comediantes favoritos, sobre todo cuando actuaba con Hugh Laurie. Me encontré este sketch donde ambos actúan con John Cleese.




Douglas Adams, autor de la serie "La guía del viajero intergalactico", trabajó con Graham Chapman e incluso participó en un episodio como actor y en otro como guionista.

Puedo seguir y seguir. Todo siempre me lleva a Monty Python.
Pero la relación que más me gusta de todas es la siguiente:

Mi serie favorita en mi infancia, junto con "Dukes of Hazzard" fue "Mr. Merlin".





¿La recuerdan?
Uno de los personajes era interpretado por Jonathan Prince quien después protagonizaría una serie llamada "Throb".




(En la escena sale George Clooney, quien también me encanta)

Luego...
En "Throb" actuaba Jane Leeves quien más adelante actuó en "Frasier" y fue la pareja sentimental del personaje que hacía David Hyde Pierce.




Fantástico actor Hyde Pierce lo que me lleva a:



¡Spamalot! Musical basado en "Monty Python and the Holy Grail" y cuya parte creativa recayó en Eric Idle.

Todo lo que me ha gustado se relaciona. Y si se fijan bien, incluso se cicla, porque ¿acaso no están completamente relacionados Los Caballeros de la Mesa Redonda y el Mago Merlín?


(Necesito más discos de música cuando viajo para no estar pensando en tanta pendejada).

jueves, 26 de mayo de 2011

Listen!

Cumplí años en marzo y hay un regalo que recibí que no he podido dejar de apreciar cada día.
Se los comparto.

lunes, 23 de mayo de 2011

Los balazos fueron en un fraccionamiento a un kilómetro del mío. Tal vez un poco menos. Soy malísima para esos cálculos. El lugar se encuentra a cierta altura por lo que el aire, soplando en cierta dirección, consigue que los sonidos lleguen muy lejos. He llegado a escuchar disparos a más de un kilómetro y no he escuchado algunos que han sucedido a media cuadra de mi casa. También tiene que ver la hora en que sucede, el silencio que exista.
El fraccionamiento es uno de esos cerrados, de los que me caen tan gordos, con guardia a la entrada. Ahí vive una prima y una semana sí y otra no, llevamos a su hijo de la escuela a su casa. Me recontrachoca tener que andar sacando mi identificación para que me dejen pasar. Claro que si tienes un arma, quién necesita identificación.
El hombre sobrevivió.
"Afortunadamente sobrevivió" le he dicho a William y él me responde que qué si ese hombre estaba involucrado con el narcotráfico. Le respondo que eso no podemos saberlo y que aunque así fuera una persona es una persona y lo que cualquiera merece es un juicio justo.
Hace como un mes asesinaron a un primo. Estaba en una clínica de rehabilitación. En el momento en que el comando armado entró, él se encontraba platicando con el director, que era por quien iban, pero... ahí estaba él. Dicen que era un muy buen centro, con cierto éxito en su programa.
¿Merece morir una persona por el hecho de ser adicta?
"Que se maten entre ellos" era la tónica que yo solía escuchar cuando este desmadre comenzó. Nunca me convenció.
"No son humanos en el momento en que se convierten asesinos. No merecen justicia." también lo escuché. Tampoco quedaba muy convencida.
Alguien me dijo que qué pensaría si alguien cercano a mí fuera lastimado.
Sé qué sentiría. Pensar... los pensamientos tienden a amoldarse a los sentimientos o al revés, si no, nos volveríamos locos. No puedo asegurar que en otro momento no cambie mi discurso.
Ojalá que no. Desgraciadamente uno de los terribles efectos que tiene todo este asunto, es la terrible conversión a seres que antes no éramos.
Con la falta de justicia, las cosas se pondrán peor.
En unos diez, quince años, los huérfanos de la guerra, carentes de mejores condiciones de vida, de educación y con gran resentimiento, serán los nuevos victimarios. Las ahora víctimas pueden convertirse fácilmente en verdugos.

* * * * *
Una ex-alumna a quien aprecio y admiro mucho, me invitó hoy a una entrega de reconocimientos que hizo la facultad de Derecho a los alumnos con mejores promedios. Por cuestiones familiares, no pude asistir, pero hablamos por teléfono después del evento. Por supuesto ella es la mejor estudiante. Y cuando digo "mejor" no me refiero sólo a sus calificaciones. Me refiero a todo lo que ella es. Le quedé debiendo un café. Nuestra cita está pendiente.
Ansío ver el futuro y ver lo que ella será capaz de hacer.
Si tan sólo en el mundo de las leyes hubiera más personas como ella.


domingo, 22 de mayo de 2011

Ash.
Yo solo quería salir al fresquito a echar un poco de humo, disfrutar de mi cafecín y tomar el aire nocturno.
Pinchis balazos.



La verdadera razón...


... del aplazamiento del fin del mundo.

jueves, 19 de mayo de 2011

Un shot de tequila y bang bang.

Compré una mesa y unas sillas hace unos días con el pretexto de una carne asada que tuvimos la semana pasada. En realidad lo que estaba en mi mente era una tarde como ésta, de vientecillo moviendo las ramas de mi palma, de niños jugando en la calle, de gatos brincando entre las casas, de Lulú acompañándome a un lado, de una taza de café, un cigarro y la laptop.
Puedo afirmar, sin lugar a dudas y escuchándome totalmente egoísta, que este momento es el punto alto de la semana que ya casi termina. Y también puedo afirmar que las cosas deben ir ahora mejores de lo que habían ido.
Salud.




(Imagen que no puedo quitarme de la cabeza: Nancy levantándose con su look a-go-go cantando Tequila)

lunes, 16 de mayo de 2011

Fefé riega la palmita, luego el jardín del vecino, y luego el del otro vecino.
Se toma una cerveza mientras escucha a Silvio Rodríguez. Yo me siento en el frente de mi casa, con el aire fresco de la noche y húmedo de los jardines. Pero estoy triste.
No sé en qué momento de la tarde me llegó uno de esos pensamientos que una quisiera haber ocultado, enterrado por siempre. No se puede. Los recuerdos siempre terminan por emerger ante cualquier excusa. Y una termina por ser arrastrada a donde creyó que jamás regresaría.
Terrible. Ser terrible no es cuestión de olvidarse. Ahí está siempre. Y cuando no latente, enmedio de los sueños para recordarnos lo que somos, quienes somos: la ceguera, la violencia, la sangre, el dolor.

Fefé me ofrece una cerveza.

Busco excusas y no las tengo. Tampoco las tenía entonces.
Los motivos ahora no los recuerdo, sólo sé que ahí siguen, esperando como la memoria, cualquier provocación.
Me doy miedo.

Tal vez sí me tome una cerveza.

miércoles, 11 de mayo de 2011



Hace más años de los que me gusta recordar conocí en mi antiguo trabajo a una chica, de las pocas de mi edad en esa escuela. Descubrimos que teníamos algunas cosas en común como ciertas personas, ciertos lugares y muchas catástrofes personales. La diferencia era que mientras ella vivía pensando en el momento en que todo eso se superara y dejáramos de sufrir, yo pensaba: ¿sufrir? ¿quién sufre?
Ella dejó ese trabajo y yo la dejé de ver.
Años después la vi cerca de mi casa. Se había casado nuevamente y ahora vivía a una cuadra de mi casa. Fui a visitarla una tarde y ya no más. Volvimos a dejar de vernos.
La encontré nuevamente en FB, ya saben, las nostalgias, buscar a las amistades del kinder, a los exmorros... y ahí comenzamos a comunicarnos y a planear durante un año un café.
El café finalmente se dio este viernes. El café, o más bien los granos de café, estaban inmersos en una botella del vodka más delicioso que he probado. Las cervezas, muy buenas también. Las botanas hechas por su esposo, deliciosas. ¿Baileys? Sí, cómo no. ¿Te gusta esa música? Ah, claro que sí. Y entre una copita de esto y una copita del otro y uno que otro mensaje que le enviaba a Fefé diciéndole que viniera, que esta pareja le iba a encantar, se nos fueron yendo las horas. Fefé llegó como a las once y la velada apenas empezaba. La plática, el cigarrito, la música, las bebidas... todo a tono... y así nos dieron las seis de la mañana y yo tenía que levantarme a las siete para ir a trabajar.
No tengo que relatar la clase de día laboral que pasé. Apenas llegué a la casa me dormí. Pero qué buen chisme nos echamos.
De su casa me traje un libro que me prestó su esposo sobre Joaquín Sabina y de ésta una invitación para una carne asada el sábado.
¿Por qué les cuento esto?
No sé.
Gusto, yo creo.
Los tengo a ustedes con quienes tengo muchas cosas en común pero no nos podemos poner una borrachera juntos. Ha sido más sencillo encontrar en el ciberespacio personas afines. Tengo a mis gordas para mis desmanes mujeriles; a mi polígono, para el desmadre físico-músico-sexual; a mis brujas, para la lucha. Me faltaban los compas para las discusiones y los apasionamientos bibliomelómanos.

Soy muy afortunada.

Y nomás porque estoy contenta les dejo otra versión, con Soledad Giménez.

martes, 10 de mayo de 2011

Yo fui a ver

Quise conocer los rostros criminales de quienes están en desacuerdo con las estrategias gubernamentales utilizadas en el combate al narco, pues en la lógica de estado, estar contra estas estrategias es estar a favor de la delincuencia.
Por eso fui.
Y me di cuenta por qué es tan difícil atrapar a los malosos: se disfrazan muy bien. O acaso creían que la de la foto era una nena?

* Foto de Kigra.

miércoles, 4 de mayo de 2011

Fallece el escritor y activista Luis K. Fong

CHIHUAHUA, Chih., 3 de mayo (apro).- El escritor Luis K. Fong Fierro, líder el movimiento “Kaminata contra la muerte” y director de la revista La Gota, falleció este martes, debido a complicaciones en el pulmón, derivadas de los efectos del virus de influenza A/H1N1.

Luego de bregar durante varias semanas contra la enfermedad, el maestro y luchador social murió a las cinco de la mañana en el área de terapia intensiva del Hospital General, a donde ingresó el pasado 8 de abril, informó su hijo Gero Yeffim Fong, integrante del Frente Plural Ciudadano en Ciudad Juárez.

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud difundidos ayer, en Chihuahua se han reportado al menos 51 casos de personas infectadas con el virus de influenza AH1N1, y si se confirma que Fong Fierro perdió la vida a causa de ese mal, sumarían ocho los decesos.

“En un inicio fue internado por influenza A/H1N1, pero después el virus le destruyó los pulmones y le deprimió el sistema inmune”, indicó Vladimir Fong, el otro hijo del luchador social.

Luis Fong nació el 31 de septiembre de 1952 y dedicó su vida al trabajo de campo, la docencia y el periodismo. El escritor se consideró siempre un luchador social de la causa obrera en el norte del país, aunque su labor fue reconocida a lo largo del territorio nacional.

Asimismo, fundó y organizó la Liga Socialista Revolucionaria (LSR), y trabajó como editor de revistas y periódicos marginales de resistencia, desde El Poder Obrero, que dirigió como sindicalista (1976), hasta su última revista La Gota (¿qué derramó el vaso?), que presidió hasta sus últimos días.

Entre las obras del escritor destacan: Sobreviví (1996), El Alacrane, la novela (1997), Educar en la democracia es educar en la libertad colectiva (coautor, 1998), Me anda valiendo (1998), Yo sí te creo (2001),Nunca las han buscado (2003) y Huevo con chorizo (2005).

En 2010, como una forma de protestar contra la militarización de las calles en el estado de Chihuahua y ante la inseguridad que predomina en el país, Fong inició las "Kaminatas contra la muerte".

Al activista social, quien impartió talleres de "Educación para la Democracia", le sobreviven su pareja sentimental, Rocío, y sus hijos Vladimir y Yeffim.

Revista Proceso

* * * * *

La vida sigue en muchos lados y en este momento, donde más me regocijo que se encuentre la vida es en el vientre de "L". La verdad después de las otras pérdidas no me había permitido, y creo que ninguna de las gordas nos hemos permitido estar realmente emocionadas por la noticia. Pero han pasado tres meses y el frijolito ya mide 9 cm. y todo parece indicar que ahí planea quedarse los próximos seis. Otra de mis gordas, "Ll", está decidida a adoptar. El problema radica en que hay que tener ciertos ingresos y además les piden que vayan a diez sesiones de capacitación, cada viernes los próximos tres meses. Eso dificulta su permanencia en el trabajo y renunciar dificulta el ingreso requerido para la adopción. Decisiones difíciles. El trabajo, el trabajo. Mientras la gorda "W" se da tiempo para tener dos trabajos, terminar la maestría, educar adolescentes y otras cosas que por ilegales no puedo mencionar, "M" acaba de perder su empleo. Es una buena trabajadora. Sabe hacer su chamba. Mi teoría es que eso ya no es suficiente. Algo habrá qué hacer.

La vida sigue para los que siguen.

Pero cuánto sufrimiento ¿vedá, Lucky?

lunes, 2 de mayo de 2011

Me revienta

A pesar de la gran habilidad que he adquirido a través de años y años de cagarla sistemáticamente, aun me revienta hacerlo.
Ok.
Se escuchó mal.
Lo repito: me molesta considerablemente echar algo a perder.
Cuando era chica, empezaba los cuadernos con limpieza y orden, pero a la primera falla o el primer manchón, valía madres y padres y abuelos. Y el cuaderno también porque me dedicaba en forma minuciosa a seguir echando cada una de las hojas restantes a perder.
Por supuesto hace mucho dejé de hacerlo... a propósito, quiero decir. Me di cuenta que para qué forzar algo que me salía de manera tan natural.
La diferencia entre la niña que era y la adulta en que me convertí, es que la niña encontraba muy liberadora la experiencia de echar a perder. La adulta ni siquiera puede darse el lujo de pensar en ello y sus errores la persiguen, angustian y desvelan. Lo peor es que ni siquiera son las consecuencias de sus errores los que le pesan, sólo el hecho de haberlos cometido.
Porque, supongo, creí que madurar y ser responsable significaba no equivocarse.

Necesito otra catarsis como la de la Nacha.


* * * * *
¿Se fijaron que ya escribí otra vez?

* * * * *
Se nos murió Sabato.
(Pronúnciese Sábato, escríbase Sabato).


domingo, 1 de mayo de 2011

La otra

Cuando Fefé y yo comenzamos a vivir juntos, trajo consigo a una mujer. Eso no significó para mí mayor problema -ella entró en su vida antes que yo- mientras estuviera fuera de mi vista (dicen que "ojos que no ven, ponte los chingados lentes"). Sin embargo, a raíz de unos últimos arreglos en el cuarto que simula ser la oficina/taller/cuarto de tiliches, esta mujer volvió a aparecer frente a mí.



Mírenla, con su "enigmática" sonrisa.
¡La manga! Enigmática mi matriz. Esa sonrisa está llena de lujuria y malignidad. Es una pena que no puedan verlo y la califiquen de "misteriosa". Misteriosas mis uñas de los pieses.
Pero ya lo he arreglado todo.
Ya no volverá a molestarme.
No la voy a sacar de aquí, después de todo Fefé me deja tener algunos hombres en los alrededores. Lo que he hecho es mejor:


Ahora sí, nena... sonríe... a ver...

Y que diga que le fue bien porque podría correr la misma suerte que las Tres Gordas, digo, Gracias, de Botticelli.