viernes, 30 de abril de 2010

Dígame Licenciada

Breve reseña del acontecimiento académico más importante de este año (excepto por la graduación de William que ya se avecina).

Una hora antes del esperado evento estaba yo todavía acostada y conectada en el messenger. Mi amigo "C", golfo honorario, me preguntó con mayúsculas y entre signos de exclamación --pleonasmo-- que qué estaba haciendo yo a esa hora, que si no se suponía que debía estar toda nerviosa, y vistiéndome y así y yo le dije que pues ni que me fuera a casar, pero fue cuando me cayó el veinte que ya debía estarme alistando y fue lo que hice a continuación.
Llegué a la fac, luego llegó mi papi (mi má sigue fuera de la ciudad, esperando la segunda operación del abuelito loco) después mi amiga "Ll" y finalmente los sinodales. Me falló mi Inge, ahora Doctor, que se encuentra dando una conferencia en algún congreso y era a quien yo más tenía ganas de ver.
La ceremonia fue rápida, en algún momento quise ponerme emotiva pero luego dije qué chingados, bonita cosa, y al final brindamos y comimos bocadillos que llevó Fefé. Muy ricos.
Para el brindis me dijeron que podía llevar algún vino generoso y yo llevé Jerez. Buenísimo y poderosísimo. Me puse peda después de la primera copa y conté algunas anécdotas de un buen amigo ahí presente quien esperamos sea electo director de la facultad este año. No recuerdo si fueron buenas o malas.
De camino a casa canté como solo una mujer ebria al volante puede hacerlo y al hacer tierra con mi cama, ya en mi hogar, todo dio vueltas y me quedé dormida.
Me levanté con tremendo dolor de cabeza pero feliz por haber terminado este tránsito burocrático y además porque mañana hay reunión y todavía me queda una botella de Jerez.

Ahora sí, ya estrenando título de nobleza pueden empezar a referirse a mí como: Su chistosa majestad o Su alteza alteradísima.

jueves, 29 de abril de 2010

Abril, el mes de los grandes eventos

Ni están ustedes para saberlo ni yo para contarlo. Sobre todo no estoy yo para contarlo porque no es un asunto que debería causarme mucho orgullo. Pero ya empecé y ahora termino.

Han de saber que yo salí de la universidad hace mas de diez años. Mi promedio fue muy bueno pero no fue garantía de un salario de la misma calidad, razón por la cual no me pude titular vía promedio en el curso de los siguientes dos años. Mi sueldo iba derechito a mi recién inaugurado hogar.
Desidia aparte, después de esos meses, no vi mayores razones para titularme. Y las otras razones ($$) tampoco las tuve. Hasta que en mi facultad abrieron la maestría que yo quería al tiempo que dieron una dispensa fue que me dije "los planetas se alinearon, de aquí soy". Al mismo tiempo fui seleccionada para hacer revisión de cenevales y me cayó así como que lana del cielo.
Fui a la facultad a inscribirme en el curso que necesitaba, porque sería vía curso. Dicho curso lo iba a impartir Paty, así que yo feliz de la doble oportunidad. Sólo que al momento de ir por mi kárdex me dijeron: "¿Qué cree? Que la dispensa les va a respetar su primera vía de titulación. No necesita el curso. Ni lo pague." Y claro, fui a que me confirmaran esa información y sí, así era. Más feliz yo, pues.
Al volver unos meses después con toda mi papelería y al tener en mi mano la carta que nomás faltaba que fuera firmada, se dio lugar este diálogo con uno de los directivos:
-- No puedo firmarla. ¿Por qué no hizo el curso?
-- Porque Fulanita me dijo que no lo requería.
-- Es que no entiendo por qué no hizo el curso.
-- Porque cuando vine me dijeron que por la dispensa no sería necesario que tomara el curso, yo solicité confirmación de esa información. Fulanita pidió la información vía telefónica, incluso estuvimos 40 minutos esperando la respuesta de dirección donde nos dijeron que no requería el curso, que sólo regresara en estos días con mis papeles.
-- Ay, es que deveras que no entiendo por qué no tomó el curso.
Ahí yo debí decir "Grandísimo pendejo, te estoy explicando..." pero a mí esas cosas no se me dan y antes me suelto llorando. O sea, grandísima pendeja yo.

El siguiente año la pasé con carta en consejo técnico. Sin respuesta por cierto todo ese año.
Al siguiente llevé la copia con la firma de recibido y otra copia más explicando lo que había pasado con nombres y fechas y todo. La persona que la recibió me dijo: "Tráigamela con este formato y por favor, quite los nombres" cosa que por supuesto no hice.
A los meses recibimos información de que nos podríamos titular vía maestría y yo pues papitas porque nomás para eso quería el título.
Me inscribí, estudié, me fue chido y al final cuando fui a hacer mi trámite me dijeron:
-- Híjoles, es que esta opción no aplicaba para ti. Pero el año de la dispensa debiste poder titularte por promedio.
(Inserte aquí un: Wua, wua, wua, wuaaaaaaaa... pícale si no tienes imaginación musical)
Por fortuna, según me explicaron, había algunitos casos como yo y ya estaban en manos de la abogada de la universidad así que tenían que arreglarnos algo a como diera lugar.
En octubre pasado se dio esa posibilidad y me metí a un curso de opción a tesis. Estuvo pesado, a pesar de ser virtual porque yo traía lo de la investigación en un municipio, estaba dando unos cursos y andaba con lo del concierto. Pero terminé mi trabajo con una calificación bastante aceptable.
Así que ahora, muchos años después, con un buen promedio, cuatro materias de maestría y un curso de opción a tesis, estoy lista para titularme.
Mañana estaré ahí, con botanas y vinito.

Ni crean que voy a llevar buen vino. Ni vestido.
No se lo merecen.

Pero todos ustedes sí y están invitados a mi festejo.
¡Salú!

* * * * *
Lean nuevamente la entrada anterior.
La acabo de actualizar con un enlace que acabo de recibir.

miércoles, 28 de abril de 2010

Actualización

Me acaba de llegar este enlace. Es una carta y si como dice Ernesto, las autoridades actúan mejor bajo presión, pues hay que presionar. Siempre hay algo que se puede hacer y yo creo que podemos empezar con esto:
Acciones urgentes RED TDT

Hablar sobre sexo ha sido cosa fácil comparado con lo que es hablarles de esto.
De todo se enteran y todo preguntan.
Harry se pone tristísimo y hace cuestionamientos muy difíciles de responder.
Le digo que por cada persona que hace daño hay muchas más que trabajan por defender los derechos de los demás y que él forma parte de ese grupo.
Seguimos tristes pero nos da esperanzas.



Descansen en paz.

lunes, 26 de abril de 2010

Política de fin de semana

Este fin de semana tuve que traicionar mis ideales y fuertes creencias sobre la forma en que una persona debe pasar el fin de semana.
Y no estuvo tan mal.

El sábado la pasé tomando un curso de diez horas, lo cual puede considerarse el pago del karma por el suplicio que hice pasar a los gerentes de unas maquilas en un curso de diez horas que les di el jueves. No pueden negar que lo disfrutaron los muy masoquistas.
La verdad me hacía falta ese curso para recertificarme como instructura y ya tenía dos años haciéndome pendeja para no tomarlo. Ni modo. Lo hice, me falta una sesión y no me arrepiento. Además lo está tomando también una de mis gordas golfas y eso es motivante.

El domingo nos levantamos temprano para llevar a William a la elección del Niño(a) Presidente Municipal. Él fue seleccionado en su escuela para participar e iba preparado con discurso y propaganda en forma de paletas, las cuales finalmente no entregó sino hasta después de las votaciones porque lo consideró poco ético ya que los demás niños no llevaban nada.
Al llegar nos dieron el horario y las actividades que se iban a llevar a cabo por lo que los papás nos podíamos retirar las siguientes horas, hasta la hora del discurso y la elección.
Eso hicimos. Nos fuimos a desayunar al centro, en el restaurant de un hotel. Me gusta ese café. Es como un señor con sombrero. Y después caminamos a otro café, mi favorito, donde los domingos hay un bazar de antigüedades y curiosidades. Harry compró ahí dos monedas antiquísimas, de 1986.
Yo me traje un pequeño video y la inscripción a un curso de masajes.



Regresamos con William sólo para darnos cuenta de que los niños no hicieron las actividades conforme al programa, que no jugaron, que no hicieron actividades para conocerse (como estaba planeado) y que comenzaron con los discursos desde que nos fuimos --sin micrófono y no se escuchaban--. O sea que tenían casi cuatro horas sentados viendo la cara del niño al que le tocaba pasar, que tanto había ensayado para que sólo en unas mesas fueran escuchados.
Si hay algo que me molesta mayúsculamente es que las consecuencias de la mala organización recaiga sobre los niños y las niñas, me molesta que algo que debería ser una oportunidad o un premio al esfuerzo se convierta en una especie de castigo y desmotive a los niños a participar en otras actividades.
Al final ya ni nos enteramos de los resultados. William estaba cansado y al ir a recoger su diploma no lo encontraron, pero "vayan a la presidencia, ahí se los hacen..." Sí, Chucha, para estar esperando unas tres horas mejor se lo hago yo y tal vez hasta lo valore más.

Con todo, William sabe sacarle jugo a toda clase de experiencias y salió cansado, pero contento.
Nosotros también regresamos cansados pero pensando seriamente que levantarse temprano en fin de semana no es tan malo y que habría que recorrer más seguido algunos sitios de esta ciudad, para que no se nos olvide que pese a lo vergonzosas de las campañas políticas en estos días y lo desesperanzador de las noticias de esta guerra, hay mucha vida y mucha esperanza, hay muchos niños y muchos adultos con propuestas para vivir de una forma diferente.
Habría que escucharlos.

viernes, 23 de abril de 2010

Correo cadena

Fragmentos de un correo recibido ayer:
(Antecedentes: Una amiga quedó de mandarnos el croquis para ir a una boda y el croquis nunca llegó. Nuestra amiga se acordó de su compromiso cuando su esposo, ya en la boda, le dijo: "No escucho el desmadre de tus compas" y ella contestó: "A la chingada, se me olvidó enviarles el croquis"). Consecuentemente, durante la semana se dio un intercambio de correos cuya cúspide fue alcanzada ayer:

¡Dios escuchó mis plegarias!.......La Wera ha vuelto de ese obscuro rincón en el que estaba, por esa razón digamos ¡¡¡aleluyaaaa!!!
Quiero proponerles que dejemos atrás lo que pasó, Paquita la del barrio pidió disculpas, Niurka creo que ya es decente, hay que excusar a la Wera, cómo de que no.
Y ya para recordarles que para la próxima reunión también festejo mi quinto aniversario de casada, así que hay que juntar las dos cosas y armar un buen cuete.
Se les suplica a todas las gordibuenas/borrachotas que en la medida de los que sea humanamente posible se abstengan de pistear para que no vayan a salir que andan crudas o que todavía no se recuperan de la peda que agarraron unos días atrás, porque les aviso, yo no voy a parar hasta que la Wera, aparte de decir que ya ando bien peda, se saque una teta y pregunte que qué pedo, o vomite, lo que pase primero.

Supongo que ésta es la razón por la cual mi mamá, cuando me habla y escucha relajo me dice: ¿Estás con tus amigas borrachas?

Festejaremos pues (uno de los festejos es mío y ya después les contaré). Mientras tanto, responderé el mail para seguir contribuyendo al único tipo de cadenas que me gustan, las de mis amigas con sus ocurrencias y pendejadas. Neta que hay semanas que si no fuera por sus palabras, no me levantaba de la cama. Bueno, nomás a darles de desayunar a los hijos, mandarlos a la escuela, hacerles de comer... ya saben... pero luego regresaría a la cama.

Dichosas las que tienen amigas, porque nunca pistearán solas (y por eso nunca serán alcohólicas).

martes, 20 de abril de 2010

Falsa alarma

-- ¡Mamá! ¡Ya me dio una erección!
-- ¡¿QUE QUÉ?!
-- ¡Que ya leí una lección!
-- ¡Aahh..!

Tengo que practicar ese "Qué" para que cuando realmente el hecho tenga lugar mis hijos no salgan corriendo (como si fueran a venir corriendo a contarme) huyendo de mí.

Disculparán ustedes mi lapsus cunilingus, digo, mi coitos interrumtum, que diga, mi lapsus linguae (a mí las lenguas muertas me tocan, digo, me suenan todas iguales). La culpa la tiene "la invasión del erotismo presente en los medios de comunicación", como dijo Felipe Arizmendi (pero yo no ando por ahí violando niños ni justificando/tapando abusos).

La neta sí como que temblé cuando oí lo que creí oír. Imagino que a las madres/padres de niñas les ha de suceder lo mismo con la primera regla.
Mi percepción me traicionó no sólo a causa de la mala acústica entra una recámara y otra, sino también por la memoria de una plática que tuve ayer con el chamaco en cuestión.
Me preguntó qué era una erección y yo con toda naturalidad (o eso que uno piensa es naturalidad) se lo conté. A lo mejor me vi más acartonada que sábana de puberto en la mañana (ay, la invasión del erotismo otra vez...).

Espero conservar mi "coolness" cuando el momento llegue, o sea, cuando me asome a la recámara una noche y me encuentre con un camping park en lugar de sobrecamas.

A tono con los tiempos


Harry siempre anda inventando palabritas y sonidos que repite ad nauseam y nunca me ha dado por preguntarle qué significan.
El último sonido que traía y que ha contagiado a media escuela con él suena algo así como: rufel.
Anoche se me ocurrió preguntarle si significaba algo y sí. Al parecer todos los sonidos que inventa han significado algo pero no me había tomado la molestia de preguntar.
Rufel es la onomatopeya de cierta jerga internética cuyas siglas son: R.O.T.F.L.
Seguramente si tienen hijos o sobrinos saben qué significa: Rolling on The Floor Laughing. Y seguramente saben que si mandan un mensaje con esas siglas no implica necesariamente que uno se deba tirar al suelo --explicación que recibí muy atinadamente a tiempo--. Cosas que uno va aprendiendo.

Bien, a mí no me disgusta el uso de las siglas, lo que me disgusta es no entender qué chingados quiere decir la gente cuando las usa. La otra cosa, porque hay más, que me disgusta es tener que leer siglas de frases en inglés.
Así que en mi afán por contribuir a la lingüística glocal, les dejo algunas siglas en español para que practiquen y las difundan al mundo (con su equivalente en inglés).

* BRB: Be right back -- OV: Orita vengo
* BFF: Best friends forevers -- MM: Mani manigüis
* BF: Boyfriend -- EM: El morrín
* FC: Fingers crossed -- CH: Changuitos
* GF: Girlfriend -- LM: La morrilla
* GTFO: Get the fuck out -- VALCH: Vete a la chingada
* GWS: Get well soon -- NSCH: No sea chillón
* IDC: I don´t care -- MIUCH: Me importa una chingada
* JK: Just kidding -- APTLCG: ¿A poco te lo creíste, güey?
* LOL: Laughing out loud -- RBPF: Riéndome bien pinche fuerte
* LMAO: Laughing my ass off -- RHQSMSP: Riéndome hasta que se me salga un pedo
* SMP: Shitted My Pants -- ¿LPP?EMC: ¿Los pedos pesan? Entonces me cagué
* RTFM: Read the fucking manual -- LEPM: Lee el pinche manual
* SYS: See You Soon -- ANV: Ahí nos vemos
* TCOY: Take Care Of Yourself -- TPC: Te pones condón
* TTYL: Talk To You Later -- OTH -- Orita te hablo
* YBS: You'll Be Sorry -- PM: Pagarás, maldito

Ésta fue mi humilde aportación a la lingüística de hoy. El resto recae en ustedes.

De nada.

domingo, 18 de abril de 2010

Lost

Me muevo entre la objetividad y racionalidad de un William ateo y la apertura de un Harry creyente en toda clase de manifestaciones paranormales y espirituales.
A los dos los cuestiono cuando tenemos pláticas "serias" y a los dos les digo que se abran al punto de vista del otro, que no se valen las burlas ni las descalificaciones.
No es fácil hablar con ellos cuando ni yo sé en qué punto del espectro me localizo. Admiro el hecho de que defiendan sus posiciones, con argumentos científicos como los de William o filosóficos como los de Harry. Me encantan.
Luego escucho a Fefé hablar con ellos y entiendo de dónde vinieron.
Fefé sí se mueve con elegancia y naturalidad en las discusiones filiales. Para él es tan sencillo hablarles de Tesla como de Carlos Castaneda; hablar con William de sistemas operativos, bits, matemáticas y programación como platicar con Harry sobre las predicciones mayas y los casiopeos; debatir sobre la mejor forma de hacer una chuza en el boliche o la forma más efectiva de abrir un juego de ajedrez.
Yo nomás los escucho.
Después de esas sobremesas, Fefé me pregunta:
-- ¿A poco no está interesante esta plática?
-- No lo sé --le respondo-- ustedes me perdieron al inicio de esta plática... hace tres años.
Harry, por supuesto, se ríe de mi respuesta mientras William intenta descubrir dónde está la gracia.

Yo sé que lo que Fefé quiso decir fue "¿A poco no tenemos los hijos más interesantes del mundo?" y en eso estoy de acuerdo.
Aunque me tome mucho de mi tiempo voy a seguir estudiando para poder seguirles el paso.

viernes, 16 de abril de 2010

Para no sentirme sucia

Les advierto que esto que voy a escribir no pretende más que permitirme desahogarme (it´s my blog and I cry if I want to) de un intercambio de palabras suscitado anoche vía FB. Y como no pude responder --y ustedes saben cómo me pongo cuando no se me deja responder-- voy a hacerlo por este medio.

Los pongo en antecedentes, nomás para que no se aburran.
Una de mis gordas, la mamá divorciada con dos niños andaba buscando jale. Lo encontró hace un mes y está muy contenta trábeje y trábeje. Pero al parecer una prima suya a quien llamaremos PS le consiguió uno excelente, con excelente paga y prestaciones, o sea, el sueño de mi amiga... en el DF.
Mi amiga escribió en su estatus de FB algo que en resumido decía "bueno, ni modo, a veces no se puede y hay que tomar decisiones" a lo que PS le respondió, en varios comentarios que "aii kien vuska trabaxo rrogando dios no ayar" (yo no sé escribir en ese idioma, pero más o menos así se veía) y pendejadas así. Después del tercer comentario carente de fundamento, conocimiento y sensibilidad, yo escribí: "Qué pedo con tu prima?"
Esta mañana me encuentro en mi bandeja de mensajes de FB un mensaje de PS diciéndome que a mí no me importa y que no me meta en cosas que son de familia. Y yo que le quiero contestar y no aparece ninguna opción de respuesta. Que me voy al FB de mi amiga y ya no aparece PS en su lista de amigos. Que la busco en otros sitios y nada y yo con la cosa ésta atravesada.
Así que... ahí va:

PS: Si el asunto es entre familia, trátalo directamente con tu prima, no lo andes ventilando en un medio al que todos sus amigos tienen acceso. Si no sabes por qué tu prima rechazó la oferta --aunque debería ser obvio-- no estés implicando que no quiere trabajar, pues no es el caso, lo que demuestra por cierto el poco conocimiento que tienes de ella. Y por último, claro que me importa. Tu prima es amiga mía desde hace más de quince años y sé la clase de persona que es. Y como la conozco sé que no te iba a responder por este medio. Cualquier duda que tengas sobre tu prima, escríbeme para que no andes lastimando gente nomás por pura ignorancia. Lamento que lo del pedo te haya incomodado, pero ésa era precisamente la idea.

Imagínense lo que sufrí con estas ocho líneas atoradas.
Pero ya pasó, me siento limpia otra vez.


A propósito de FB les dejo una página para que se rían un rato: Failbook.

miércoles, 14 de abril de 2010

Nuestros otros

¿Ya ven cuando uno dice que si Fulanito no hubiera nacido, lo hubieran inventado?
Lo mismo hemos dicho sobre Harry. Y con todo y que aquí lo tenemos entre nosotros dando lata, alguien también lo inventó.
Les presento a Chicho, el alter ego de Harry.
La tira es de Decur, un maravilloso dibujante argentino del que me fui a enterar gracias a Alberto Montt (ninguna relación con Gómez Mont, gracias) vía Twitter --de algo sirven esos silbiditos--.

Me hizo bastante gracia el Chicho, a lo mejor también cuando sea grande querrá ser ufólogo, astrónomo, geólogo y arqueólogo como Harry, además, por supuesto, de componer y cantar para una banda de rock.

* * * * *
Hablando de alter egos vi una película hace unas noches que se llama "Water Lilies" y me impactó fuertemente una de las protagonistas. Me vi a mí misma en ella cuando yo tenía unos doce o trece años. No sólo me vi en ella por sus inseguridades, su necesidad afectiva y su soledad, sino también y sobre todo por el físico inadecuado. Así me veía yo.



Qué bonito, pero qué bonito es haber superado la adolescencia.








* * * * *
Me acaban de hablar.
La operación salió bien. Mi tío, espero, esperamos todos, que también esté bien.

martes, 13 de abril de 2010

Twitter-teatro

Leí una noticia simpática el día de hoy.
La compañía de teatro inglesa Royal Shakeaspeare Company difundirá una versión libre de Romeo y Julieta vía Twitter.
¿Quieren seguir el experimento?
@julietcap16
@Jess-nurse
@Tybalt_cap
Recuerden, es una versión libre e interactiva, no apta para puristas.

La librería Gandhi tuvo una propuesta similar, no teatral, sino en el sentido de poder interactuar con personajes de algunos libros. Yo por ejemplo sigo a @El_Zorro_ de El Principito.

Y hablando de estas tecnologías...
Hace unos días le comentaba a Fefé que Wendy estaba de visita y que su esposo la alcanzaría aquí después. Luego de pensar un poco en esto le dije a Fefé:
-- Tú no me seguías ¿verdad? Se me hace que tú no sacrificarías tus vacaciones por ir tras de mí.
-- No te sigo ni en twitter, tú dirás.
Así es. El marido no correría detrás de mí, lo cual es garantía. Todavía no sé de qué, pero lo es.

Seguimos a la espera.

lunes, 12 de abril de 2010

El abuelito loco

Mi mamá fue la hija menor del segundo matrimonio de mis abuelos.
Tanto por parte de madre como de padre, mi mamá tuvo muchos medios hermanos y medias hermanas.
La verdad es que eso de "mediohermano/hermana" es una jalada y mi mamá quiso a todos igual que como quiere a su hermano Alex. Ella y mi tío Alex fueron los dos únicos hijos de este segundo matrimonio.
La diferencia en las relaciones radica en la distancia. Las medias hermanas de mi mamá por parte de padre, no vivieron nunca en la misma ciudad. Los medios hermanos y hermanas por parte de mi abuela se mudaron también al crecer. Hubo también una distancia de edad. Tengo una prima de la edad de mi mamá.
Fue con mi tío Alex, cinco años mayor que mi mamá, con quien compartió mayor cercanía. Y nosotros también, llegado el momento.
De su infancia con un hermano mayor cuenta mi mamá que a él le tocaba cargar con ella, contra su voluntad generalmente. Así que cuando iban o venían de la escuela, mi tío Alex comenzaba a caminar más rápido dejando a su hermanita detrás lloriqueando o apurándose para alcanzarlo. A veces tenía que llevarla al cine y a media función de una película de vampiros de Germán Robles, mi tío se iba a sentar con sus amigos varias filas atrás, dejando sola a su hermanita (quien hasta la fecha no puede dormir si no tiene la sábana cubriéndole el cuello).
Una vez le dijo a mi mamá que debía cortarse las pestañas si quería que le crecieran más largas. Mi mamá siguió el consejo y nunca más volvió a tenerlas igual. Se quedó con unas pestañas cortitas cortitas, con las que sigue sufriendo a la hora de rizar.
Mi mamá nos ha contado todo esto entre risas y un tanto de compasión por el hermano que tuvo que cargar con ella adonde quiera.
Ya adulto mi tío se casó, tuvo dos niñas y un niño. La casa de mi abuela fue construida en un terreno adyacente a la casa de mi tío y solíamos ir los fines de semana o a veces entre semana a visitar a mis abuelos, a mis tíos, a mis primos.
Mi tío Alex tenía una moto. Uno de los momentos más emocionantes de mi infancia fue la ocasión en que mi tío me llevó de su casa a la mía en la motocicleta.
Mi tío Alex tenía el don de poder hablar con los niños y con los perros, porque hablar con los niños es un don, no es cualquier cosa, y claro, hablar con los perros también.
Un día convenció a mi hermano menor de que el alacrán que guardaba en un frasco de Gerber, era un dinosaurio. Otro día lo convenció de que para hacer una carne asada no era necesaria la carne sino tener cebollas que arrojar a las brasas (y yo en eso estoy de acuerdo). Mi hermano llegaba a casa de mi tío y le decía "¿Hacemos una carne asada?" y mi tío sacaba las cebollas y juntos las echaban a las brasas de la chimenea.
En el 2003 hicimos un viaje a Beautifulville. William tenía cuatro años y Harry, tres.
Fuimos a visitar a mi abuela, la nana Elena, quien ya estaba en cama en esas fechas. Fue la primera vez que mis hijos conocieron al tío Alex y de entrada quedaron encantados con él. Comenzaron a llamarlo "El abuelito loco". Y él a ellos "Talibanes".
La primera noche de estancia en su casa, Harry no quiso despegarse de su nana. Estuvieron varias horas hablando, no sé de qué --Harry apenas hablaba y mi abuela estaba medio sorda-- pero para la segunda noche, tanto Harry como William decidieron que iban a dormir con el abuelitoloco. Y así lo hicieron.
Al otro día eran los mejores amigos del mundo y mi tío les contaba las historias de su perro "El Gringo", el perro que comía tierra y que tenía ladrillos en la barriga.
Después de ese viaje mis tíos y mis primas vinieron por unos cuantos días para acá, a conocer y visitar a la nana, que ya estaba viviendo con mi mamá.
Fue la última vez que lo vi y estoy confiando que no sea la última.
Mi tío está en el hospital esperando una operación. Las cosas están delicadas. Mi mamá está allá. Mi hermana y yo nos preparamos por si se hiciera necesario viajar.
Me tranquiliza que ya terminaron las vacaciones.
En la semana santa del 2008 murió la nana Elena y en la del 2009, mi prima Lourdes.

¿Han escuchado esa frase, cuando muere alguien, que dice algo así como que la vida será menos alegre o brillante sin esa persona?
Yo la he escuchado varias veces y la verdad nunca creí que "la vida" se viera afectada por la muerte de una persona.
Ahora, cuando pasa por mi mente la posibilidad, genuinamente creo que la vida, así en general, la vida de todo el mundo, sí sería menos brillante y alegre sin mi tío.

Seguimos a la espera de noticias.

viernes, 9 de abril de 2010

Modelos pedagógicos

Una etapa que Piaget jamás documentó en el desarrollo de los niños es la "etapa esclavo".
Apenas el viernes pasado me enteré de su existencia, gracias a mi amiga "A". Tantos años de estudiar cosas relacionadas con la psicopedagogía y ésta se me había pasado por alto.
Según mi amiga el infante entra a esta etapa aproximadamente a los tres años de edad, cuando es capaz de entender órdenes sencillas. A ese nivel pueden comprender indicaciones como "dame el control remoto". Que las acaten es otro pedo. Ayuda que los infantes sean ligeramente inseguros y quieran complacer. La etapa termina cuando los hijos, ya adultos, se mudan de la casa o se casan --y es posible que ya casados entren a una segunda etapa "esclavo"--.

La parte importante aquí para todo padre y madre es saber aprovecharla, conocer los picos en el desarrollo y saber aumentar los niveles de acatamiento-responsabilidad.
He de decir que mis hijos se han desarrollado magníficamente en este sentido, a tal grado que yo ya no sé cuánto cuesta el litro de leche.
(Me muero por que aprendan a manejar y me traigan el tinte del cabello del súper).

Si eres el padre o la madre de una criatura pequeña a quien hay que hacerle todo... no desesperes. Esa etapa nomás dura seis años, en cambio la "etapa esclavo", si la sabes administrar puede durarles el resto de su vida.

De nada.

miércoles, 7 de abril de 2010

Next!

Hoy terminó un curso de alineación para una norma en la que me quiero certificar.
Pasé mi acreditación con 100% y ahora nomás falta que el día de mi evaluación me vaya igual de bien.
No creí que pasar las vacaciones levantándome temprano y trabajando mucho fuera tan entretenido.
Sí.
Admito que el primer día de este curso tuve mis reservas con respecto a su dinámica, pero luego terminé por agradecerla, cuando vi que funcionaba.
Una cosa es segura: cuando educadoras infantiles te imparten un curso de capacitación, cambia bastante tu percepción de la pena y la vergüenza.
La de cosas que hace uno bajo los influjos de esos rostros sonrientes y esas voces cálidas.
"Ahora vamos a ponernos de pie para cantar la canción del pececito, ¡vamos! ¡todos arriba!"
Y todos arriba. ¿Cómo les dices que no a esas mujeres con caras expectantes y esperanzadas? No se puede. Terminábamos haciendo todo lo que nos decían.
Y sintiéndonos muy bien al respecto.
Mi momento culminante del curso no fue la exposición en la que me fue tan bien, ni cuando presenté mi portafolio de evidencias sin errores, ni siquiera cuando me evaluaron bien en una simulación, ni cuando una de las evaluadoras me dijo que de dos organismos certificadores me habían "echado el ojo". No.
Mi momento culminante fue que mi equipo ganara el reto de montar una coreografía y coro para una canción infantil.
"Pin-Pon" jamás fue cantado mejor.

¿Ahora qué sigue?
Pues lo que sigue.

domingo, 4 de abril de 2010

Fatalidad y temor

Regresé a mi casa anoche de ver a unos amigos.
Mientras manejaba fui consciente de una sensación que ya había traído en días anteriores. Tras mucho intentar describirla pude finalmente definirla como "fatalismo".

Aquí como en muchos lugares, la gente tiene que salir, día o noche a sus ocupaciones cotidianas, laborales, familiares o sociales.
He oído a mucha gente decir: No me pienso quedar encerrado por culpa del miedo. Lo he dicho yo también.
Nos enteramos de que a alguien le pasó esto, al vecino le sucedió aquéllo... y de forma sutil comienza a instalarse en la persona cierto fatalismo. A lo mejor ya traemos el programa, ya nomás nos falta algo que lo eche a andar. Y así salimos a la calle pensando "bueno... si me toca, me tocó".
Eso pensaba anoche mientras regresaba a casa y veía los demás autos, y por primera vez me asomaba al espejo retrovisor fijándome si alguien me seguía.

Esta mañana recibí dos correos de mi amiga "Y". A su novio y a ella los secuestraron anoche a punta de pistola y les exigieron dinero para dejarlos en libertad. Después de muchas vueltas y amenazas, pudieron escaparse. Los secuestradores se llevaron el auto, las carteras, los celulares.

Voy a seguir fatalista el día de hoy (porque además nada bueno me ha dejado nunca este cambio de horario).
Mañana intentaré revertir el curso de mi fatalismo.

Me robo las palabras de Pherro:

No desconfío de nadie,
con cada cual soy amigable;
igual trato al ceñudo, al afable,
el de mirada hosca o el de faz noble,
no juzgo apariencia, me brindo amable;
sin embargo la precaución es indispensable,
con todos voy atento, ante peligro probable.

... como mantra, para ver si puedo recuperar quien era.


jueves, 1 de abril de 2010

Me encanta mi oculista

Es el mismo desde mis primeros lentes, hace más de quince años.
Y es el mismo de mis hijos ahora.

Ayer llevé a Harry a otra de sus revisiones. El doctor me recibió con la plática que dejamos a medias hace medio año --la ópera Carmen y Mercedes Sosa-- en la última consulta a la que había llevado a Harry. Luego, como en cada consulta, me hizo comentarios sobre el libro que está leyendo, que en esta ocasión es el que escribieron Tita Delgado y Lenia Mireles, y que Kabeza ilustró.
Harry interrumpió en ese momento la conversación para preguntarme:
-- Mamá ¿te acuerdas de la vez que estábamos en el café y que yo estaba terco en comer pastel y que Kabeza me dibujó en una servilleta?
El doctor fue el que entonces respondió:
-- Uy, se ha de haber roto la cabeza dibujándote. O sea, ¡Kabeza se ha de haber roto la Cabeza dibujándote!

Mi oculista, además de interesante, es jocoso.
Una faceta que yo desconocía.

* * * * *
En notas alegres...
Harry, aunque trae un desperfecto visual, aun no necesita usar lentes, con lo cual estoy muy complacida, no sólo por las molestias que se está ahorrando sino por lo que nosotros nos vamos a estar ahorrando ($$) en cuestión de lentes rotos y/o perdidos. Dice el doc que a lo mejor para la siguiente consulta --dentro de un año-- ya será necesario, pero para entonces Harry podrá entrar a trabajar y comprarse sus lentes Converse que quiere cada vez que se le rompan y/o pierdan.