lunes, 28 de septiembre de 2009

-- ¡Mamá! ¡Ven a ver esto! -- me gritaba Harry desde el baño.
-- ¿Qué quieres que vea? -- le respondí mientras seguía recostada en mi cama.
-- ¡Esto! ¿Tú también tienes pelitos aquí?
Entonces sí me levanté en chinga a ver qué pedo traía.

Puedo decir ahora, con mucho orgullo, que mi intervención fue exitosa.
Le dije que efectivamente, a su edad, a muchos niños les salían y más en su caso, por contar con el factor hereditario.
Mantuve la calma, hablé con tranquilidad y respondí con elocuencia.
Y Harry quedó bastante conforme con la información.

Que esto me sirva de práctica para cuando los pelitos de los que me habla no sean los que salen entre ceja y ceja.

viernes, 25 de septiembre de 2009

¡Ah, qué norteños más regionalistas!

Pues sí, dijo Borruel que hay que sentirnos orgullosos de que el procurador sea chihuahuense.

Dice Chávez Chávez que trabajará "al límite de su capacidad" y eso a mí me recuerda aquel número de Les Luthiers donde el empleado del Centro de Atención al Suicida se queja de su salario diciendo: "lo que pasa es que cuando empecé a trabajar aquí me dijeron que me pagarían de acuerdo a mi capacidad y con esa miseria no me alcanza para nada".

Mi prima, con quien trabajo en una organización, anda en México. Ella pertenece también a la Red de Investigadoras por la Vida y Libertad de las Mujeres.
Se reunieron esta semana para ver los avances en materia de legislación en los estados, sobre la Ley de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia. Leí en el periódico que fueron al Congreso también, con informes y resultados de lo que vienen investigando ya desde hace tiempo. Ya quiero que regrese y que me cuente todito.

Estaba viendo este video ayer:


Tres de las preguntas son las clásicas de examen de Derecho en preparatoria, con la diferencia de que vi mejores respuestas entre estudiantes de la escuela donde trabajé.

Me fui anoche al homenaje a Tin Tan y el Piporro, con La Maldita Vecindad y El Gran Silencio.
Me duelen las piernas de tanto salto (quien nos viera a L y a mí hace tres meses en convalecencia) pero qué buen desahogo. Brincos, baile, gritos, risas, gente pegada una a la otra, sudores propios y ajenos y sobre todo, tolerancia y respeto.

Cómo nos hace falta bailar.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

Cine a la intemperie

Leer las noticias últimamente es un martirio, me hace sentir desolada y triste, pero como dice Eugenia, también me hace sentir encabronadamente viva, sobre todo cuando encuentro este tipo de noticias.

Así, en resumen para los que no les gusta andar abriendo enlaces...

Viviana García y Griselda Moreno son dos mujeres argentinas que desde junio del 2008 partieron de Córdoba con el fin de llegar a localidades donde llega el cine, sobre todo el independiente, con bastante dificultad y proyectar documentales hechos por latinoamericanos.

Dicen Griselda y Viviana en su página:
Estamos convencidas de que los audiovisuales latinoamericanos son portadores de identidades, valores y significados y por consiguiente no deben tratarse como si sólo tuviesen un valor comercial. Queremos fortalecer la diversidad cultural promoviendo la exhibición alternativa fuera de los circuitos que regulan su programación condicionados por los criterios de mercado.


Han recorrido gran parte de Sudamérica y en este momento se encuentran en México. En unos días más llegarán a tierras norteñas.

Qué labor más digna y emocionante.
No se requieren cien o mil o cien mil personas para ejercer la libertad y la resistencia.
Dos mujeres están haciéndolo, promoviendo la diversidad ante los embates de una globalización que amenaza con desaparecer las culturas regionales e imponer un solo modelo de pensamiento.

Siempre hay algo que podemos hacer.
Yo por mi parte, ando viendo formas de apoyar a Gris y Viviana en este viaje (se aceptan sugerencias). Y si consigo el lugar --hoy iré a pedirlo-- les diré dónde, cuándo y de a cuánto será la función para apoyar esta iniciativa.


Más sobre Cine a la Intemperie:
http://www.etcetera.com.mx/articulo.php?articulo=1289
http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=116112&Itemid=1
http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=115367&Itemid=1
http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=119381&Itemid=1

lunes, 21 de septiembre de 2009

Estoy resfriada y odio los pañuelos Kleenex.
Rechinan.
Y aunque me sentía bien mal el sábado, pues además había salido de la ciudad por la mañana, no pude dejar de ir a cenar con mis gordas golfas para festejar a las dos cumpleañeras de septiembre.
Además del cumpleaños, celebramos a "L" que hace unos días recibió una llamada del gerente a nivel Latinoamérica, de una importante trasnacional para felicitarla por el producto que mi amiga tuvo a su cargo desarrollar.
Me llena de gusto ver cómo se mueven muchas cosas: "M" ya invirtiendo el dinero de su liquidación en una empresa personal; "L", planeando mudanzas; "W" en su habitual chingaloca haciendo tanto a la vez.
Las cosas se mueven y a veces se desvían. "Ll" nos contó que le habían diagnosticado diabetes hace un par de semanas. Sin embargo, su ánimo no decae y nos dice que no nos preocupemos, que aunque ha perdido algunos kilos, ella seguirá siendo gordibuena y que mientras pueda tomarse una chela de vez en cuando, todo estará bien.
"M" también se nos desvía. O más bien, se nos atora. Ya lleva un atoramiento de años en los que no puede estar sin desear lo que no puede tener. Ni contigo ni sintigo, dijo Astrid. Así está "M".
"W" en cambio es contigo y contigo, viviendo al límite, jugando a la ruleta rusa, teniéndolo todo y al mismo tiempo, a punto de perderlo todo en cualquier movimiento en falso.

La noche del festejo nos pusimos a planear un viaje.
El tren y las montañas se presentan invitantes, como un oasis entre tanta incertidumbre.

Hemos de viajar para acostumbrarnos a todo el movimiento que viene.

viernes, 18 de septiembre de 2009

Cochino vicio

El 22.5% de fallecidos por influenza eran fumadores: SSA

Por: Cruz Loera Molina | 18-Sep-2009 18:08

La Secretaría de Salud informó que hasta la noche del jueves, se confirmaron 26 mil 556 casos de Influenza Humana en el país y 218 decesos. La Secretaría reiteró la importancia de no bajar la guardia y mantener las medidas preventivas. Foto: AP.

Ciudad de México.- La Secretaría de Salud (SSA) reportó que hasta la noche del jueves, se confirmaron 26 mil 556 casos de influenza A(H1N1) en el país y 218 decesos, de éstos 33.9 por ciento tenía padecimientos metabólicos y 22.5 por ciento eran fumadores.


Vaya... entonces si no fumo mis posibilidades de fallecer por influenza aumentan...

Bueno pues.

miércoles, 16 de septiembre de 2009

Alta traición

No amo mi patria.
Su fulgor abstracto es inasible.
Pero (aunque suene mal)
daría la vida
por diez lugares suyos,
cierta gente,
puertos, bosques de pinos,
fortalezas,
una ciudad deshecha,
gris, monstruosa,
varias figuras de su historia,
montañas
-
y tres o cuatro ríos.

José Emilio Pacheco

lunes, 14 de septiembre de 2009

Lunes improductivo

Así son los lunes.
Por más que uno se mueva, se transporte, escriba, desarrolle, gestione... no se puede contra las leyes naturales.
El lunes no es un día de la semana.
Es más bien es una dimensión distinta, paralela, un hoyo negro que succiona todas nuestras pretensiones de actividad y trabajo. Llegado el martes, no sabemos qué pasó con el lunes, qué hicimos, qué no, qué terminamos y qué se quedó a medias.
Pero no importa porque en nuestra memoria queda solamente el recuerdo falso de un lunes amodorrado y quejumbroso que hemos llenado con la lectura de blogs, presentaciones de power point y actualizaciones de estatus en Facebook.
Nacemos genéticamente predispuestos a ese recuerdo como si fuera real, pero no es más que un dispositivo de subsistencia. ¿Cómo podríamos tolerar la vida si tuviéramos la conciencia de que cada lunes ha sido un día extraviado, borrado, del cual jamás podremos poseer ni una sola hebra de memoria?
Pero eso debí pensarlo mejor esta mañana antes de decidir irme a trabajar.
No importa. De todos modos mañana creeré que mi flojera de sanlunes me impidió trabajar en forma y volveré a empezar.
Así es la vida en el universo.

viernes, 11 de septiembre de 2009

Friday Night

Me gustan los viernes en casa tanto como cuando salgo a tomar una cerveza con amigos.
Hoy lo pasaré domésticamente.
Jugaré al Solitario, escucharé música, fumaré un cigarro, me tomaré un café, veré una película y luego dormiré.

Me gustan los viernes.

Hoy, por cierto, hallé a un gato jugando al solitario.
Y no dio la más mínima muestra de pudor.


miércoles, 9 de septiembre de 2009

Hoy, hoy, hoy...

Hoy viene el Kabe en una visita relámpago para la presentación del libro "Cuéntame del arte y te diré quién soy".
Tuve oportunidad de ver el libro la última vez que vino y la verdad es que es un libro de gran calidad, en todos los sentidos. El lenguaje es suficientemente claro y rico para que la lectura sea agradable a niños y grandes por igual, la impresión es excelente tanto en tintas como en papel y pues ni qué decir de las ilustraciones.
Ya saben dónde es si gustan ir a la presentación.

* * * * *
Aquella vez que Kabe nos enseñó el libro, me enteré de los nombres de las autoras, entonces me di cuenta que una de ellas había sido una gran amiga mía en la secundaria.
Calladita y quieta, fue la peor influencia en mis trece años de vida. ¡Y cómo se lo agradezco!
Recuerdo sus charlas y su risita disimulada cuando estábamos en taller así como mis primeras idas de pinta, que fueron con ella. Bajo su apariencia pasiva y discreta, bullía una marea de inquietudes diversas: la música, el canto, los libros, las ideas.
La volví a encontrar en la universidad, en unas clases de inglés que tomamos juntas. Ahí supe que además de música se dedicaba a estudiar ópera. Y por medio de unas amigas, que seguía llevando una vida muy muy inquieta.
Años después, ya casada yo y con hijitos, volví a verla. Era en un espectáculo llamado Cabaretrete, en el que ella acompañaba en el teclado a la cantante, que representaba piezas de mis queridas chicas malas: Liliana Felipe, Jesusa Rodríguez, Regina Orozco, Eugenia León y Astrid Hadad.

Me dará mucho gusto saludarla hoy, en recuerdo de las travesuras de secundaria.

viernes, 4 de septiembre de 2009

La primera inquietud que tuve por leer Ulises fue cuando estaba en la prepa, gracias a mi maestra de Literatura.
Estábamos en clase y ella dijo que El paraíso perdido lo había escrito James Joyce, y yo que ni madres, que había sido John Milton. Hubo un intercambio de palabras y fin de la discusión. No gané yo.
Llegué a mi casa después de la escuela y decidí ver quién era el dichoso Joyce. Encontré en una enciclopedia su nombre, sus obras y un fragmento de ellas. No recuerdo nada del fragmento de Ulises, pero sé que me impactó y al otro día fui a buscarlo a la biblioteca escolar.
Pobre ingenua. Claro que no lo tenían. Y bueno, yo estaba en esa época en mi saga de heroínas trágicas y olvidé a Joyce para regodearme con Dumas y la tuberculosa Margarita.
Volví a encontrar a Ulises años más tarde, en manos de una compañera de trabajo. Leí unas cuantas páginas y mi compañera ofreció prestármelo. Pero no acepté. Después de esas páginas sabía que era un libro para leer, releer y poseer.
Dejé de buscarlo y anoche nuevamente lo encontré. Me apropié de él de inmediato y ahora lo tengo en mis manos.

Con permiso...
Me esperan en la cama.
Hay un fragmento del libro que tengo que encontrar.

jueves, 3 de septiembre de 2009

Descuajeringada

Hay días así en los que te salen malestares de donde ni imaginabas que te podían salir.
A mí me duelen los dientes, entre otras molestias también menores.
A William le urge visita al dentista y a Harry al oculista. Tiene pendiente además la visita al neurólogo.
Este fin de semana se vencen los plazos de pago para luz, agua, teléfono, internet y la colegiatura de los enanos. Y estoy completamente segura que de aquí a mañana se acaba el gas. Lo sé. Es un hecho científicamente comprobado que cuando más pendientes económicos tienes, se te acaba el gas.
Mmmm..... hacía muchísimo que no tenía "pendientes económicos", por lo cual debo sentirme agradecida. Hay otras cosas por las cuales no me queda más que expresar gratitud.

Hace poco estuve leyendo esas ondas de la ley de la atracción. No soy ferviente admiradora de dichas ideas, de hecho me da flojera todo lo que se ofrezca como un recetario para vivir; sin embargo, no pude evitar recordar que Fefé y yo hemos notado a lo largo de nuestra vida juntos, cómo ha habido situaciones en las que se ha presentado la solución en el momento en que se hacía necesario. De la nada.
Hay muchas formas de entender esto. A mí me gusta pensar que cuando uno se dedica con pasión y optimismo a su vida, las soluciones vienen acompañadas de problemas y no al revés. La respuesta está ahí, el nuevo rumbo de la vida está frente a ti, pero no lo ves porque hace falta materializar una pregunta en forma de problema o conflicto.
Nos acaba de pasar ayer.
No vamos a usar el bien que se nos puso justo en las manos. Hay quien lo necesita más. Pero el saber que ahí estaba cuando lo pedimos no hace sino reforzar nuestro optimismo.
Y entre muertos e informes presidenciales, yo lo que más necesito es eso.