viernes, 31 de julio de 2009

Tarea

Ya saben que yo no dejo un meme vivo, sólo que éste se me había estado pasando porque la semana estuvo ocupada con cosas de un curso que daré regresando de vacaciones, además de mi aniversario, el cumple de William y el cumple de Fefé.

El domingo me voy a la Riviera, desearía que fuera la francesa, pero no, es otra más cercana. Así que les dejo el meme para que se entretengan leyéndolo, reflexionando y profundizando sobre mi complejísima psique. Y que también se entretengan respondiéndolo.

La tarea me la dejó Luna Líquida (gracias por la distinción) y bueno, aquí está.

25 cosas sobre mí

1. En mi muy disfuncional forma, soy completamente feliz.
2. Hay cosas que me ponen triste, sin embargo.
3. Ayer me di cuenta que alguien a quien quise/quiero me había dejado atrás, junto con todas las cosas que él antes quiso. Dolió.
4. Sé cuando las cosas se terminan, pero como todo el mundo, me aferro.
5. En este momento hay un proceso burocrático que me impide seguir con cosas que deseo hacer y que me motiva a mentarle la madre a gente diferente cada dos que tres meses. También cada dos que tres meses me pongo triste cinco minutos y luego se me pasa.
6. Puedo hacer cualquier cosa y muy bien.
7. Tengo la completa convicción de que puedo hacer cualquier cosa.
8. La convicción no me impide que el miedo paralice algunos de mis planes.
9. Pero para eso está Fefé.
10. Soy una persona de "pensar", "planear" y "proyectar", no de "hacer".
11. Me va muy bien cuando "hago" porque soy muy organizada, eficiente y asumo responsabilidades que no son mías.
12. Me es muy difícil delegar.
13. Mis hijos y marido me están ayudando con eso.
14. Adoro a mis hijos y mi pecho se inflama de orgullo cuando hablo o escribo sobre ellos.
15. Amo a Fefé como a nadie y a veces no puedo entender quién arregló esa serie de acontecimientos que tuvieron que darse para que nos conociéramos, pero lo agradezco profundamente.
16. Tengo una familia a la que respeto por su diversidad y la forma tan apasionada en que nos queremos y luego nos detestamos.
17. Como aquel juego que jugaba con mi Big Bro´"Que éramos buenos hermanitos, y que luego nos peleábamos..."
18. Tengo cuenta en Facebook, Sonic, Wayn, Tagged, Netlog, Twitter y una nueva que ya no sé cómo se llama.
19. Sólo entro a FB.
20. Ya nomás me faltan 5.
21. Tengo muchos amigos, de a deveras, de los que te hacen el paro, de los que te acompañan en la salud y en la enfermedad, en la peda y en la cruda.
22. Soy una buena amiga.
23. Escribo cartas y las envío por correo normal, que todavía existe.
24. Si me pagaran por escribir, mi felicidad tendría una cereza encima con crema batida.
25. ¿Les dije que soy feliz?

Era leer esto o leer mi trabajo sobre la perspectiva espacial en El lugar sin límites según la teoría literaria de Luz Aurora Pimentel.
Ahora se las pego a:
Ann
Claud
Benja
Mr. Magoo
Drocha
Cumerina
Webita
y básicamente todo aquél que tenga algo que decirle al mundo.

Me voy. Nos vemos en una semana.
¡Yuju!

jueves, 30 de julio de 2009

No me gusta la palabra inspiración. Prefiero ocurrencia.

Hace unos días el Sr. Fest tuvo la ocurrencia de invitarme a participar en un experimento consistente en escribir bajo un título que rifó entre todos los que aceptaron la invitación.
Yo la acepté, vi el título y dije "Ay, cabrón" pero no pensé echarme para atrás, a pesar de que me di cuenta de que muchos participantes estaba respondiendo casi de inmediato. En cambio yo veía el título, y lo veía, y pensaba, y lo veía, y me preocupaba. Para una persona que no tolera tener asuntos pendientes, que no se me ocurriera qué escribir se convirtió en una fuente de estrés. Estoy aprendiendo a manejar eso. Benditas listas.
Y bien, ayer por la mañana finalmente me llegó la insp... se me ocurrió sobre qué escribir y he aquí el resultado:

Lectio Divina

Un honor y un gusto, Sr. Fest, participar en su experimento.

lunes, 27 de julio de 2009

Melomanías

Después de que nació William algunos de mis hábitos cambiaron y algunos no. Uno de los que no cambiaron fue la ida al cine semanal. No solíamos dejar a William al cuidado de alguien más, no sólo por el celo materno y paterno, también porque fue un bebé bastante llorón y vomitón. Era difícil encontrar una niñera en esas circunstancias así que generalmente lo llevábamos con nosotros a donde fuéramos y debo decir que tuvimos experiencias exasperantes, extenuantes y sobre todo, divertidas.

Al cine íbamos por la noche, a la última función. William estaba en brazos, veía los créditos y se quedaba dormido. Su primera película fue una de Almodóvar, Carne Trémula. Sin embargo, al paso de las semanas William ya no quería dormirse y veía la película con nosotros. Al principio no fue problema, pero como papás comenzamos a tener dudas sobre si tenerlo con nosotros viendo películas adultas, era lo correcto. La última película que vimos fue Antes de que anochezca, con un William muy inquieto y un Harry de meses.

Dejamos el cine.

También dejamos los conciertos y aunque el cine lo fuimos readquiriendo de diversas maneras, con la música no fue tan sencillo.

Desde que tuve edad para ir por mi cuenta a conciertos de música orquestal, traté de asistir de manera regular.

Me encantaba escuchar de manera presencial lo que antes sólo había escuchado en discos o casetes. Las dimensiones de la música, la profundidad, el volumen, la organización instrumental y sus efectos, y todo lo que sólo podía adivinar cuando escuchaba un casete, se volvía evidente y real en un concierto. Tan real como puede ser algo inasible como la música, pero muy real para mí que estaba ahí concentrada en los efectos emocionales de cada instrumento y de cada nota.

Dejamos la música porque si en teoría tengo un niño con hiperactividad, en la práctica tengo dos. Y no, la música no calmaba a mis bestias.

Muchos años tuvieron que pasar para probar de nuevo. La oportunidad fue provista por la Orquesta Sinfónica Infantil y Juvenil de México que se presentó aquí en su gira de este año y no quisimos desaprovecharla para poder llevar a los talibanes.

Qué experiencia.

Aunque Harry se movía en su lugar como si tuviera lombrices en la cola, se comportó a la altura. De repente exclamaba “¡La que te gusta, mamá!” o “¡La que tenemos en el disco!” o “¡Es en donde gritan ´Mambo´!”. William, en cambio, estuvo serio y atento, siguiendo el orden de los movimientos y de las piezas musicales en el programa, todo etiqueta y protocolo, preguntándome cuándo aplaudir y cuándo no.

Hacia el final del programa, los dos ya querían irse y los músicos y el director regresaron a petición del público con algunas piezas más. No se arrepintieron de que nos quedáramos, aunque Harry en su rebeldía habitual dijo que se había aburrido mucho y que había estado muy cansado. Pero más tarde, mientras cenábamos, la forma en que William y Harry hablaron de la música, de qué les había gustado más, de qué les había parecido mejor, nos convenció de que no será ésta la última vez que los cuatro vayamos juntos a un concierto y lo disfrutemos en serio.


Sobre la Orquesta

Yo supe de la OSIJM hace algunos años, casi cuando estaba recién fundada, gracias a dos exalumnas que fueron aceptadas en la orquesta y se fueron de gira en el verano. Me dio mucho gusto encontrarme a una de ellas en el concierto.

Pese a la calidad que tienen los ejecutantes como la capacidad de la dirección orquestal, y en general todo el equipo que trabaja en el verano con los niños, niñas, chicos y chicas (maestros, asesores, médicos…) aun tienen un espacio muy pequeño en los medios, lo que impide que haya información o interés o qué se yo.

El teatro tuvo poca asistencia. Los asistentes básicamente eran los familiares o los amigos de los niños de aquí que participaron en la Orquesta este año. Según comentó el director, la mayoría de los niños foráneos eran de nuestra ciudad.

Qué bien que asista la familia o las amistades. Desgraciadamente no todos aprecian debidamente el trabajo de los niños a quienes van a ver. Se sientan, comentan y platican como si estuvieran en una graduación.

Yo tenía especial interés en escuchar la interpretación del Danzón 2, porque no es fácil y quería ver los arreglos que Arturo Márquez había hecho especialmente para la OSIJM. La fila de atrás no nos lo permitió. Fueron a ver a Nayeli o Joselyn o alguna otra chica con nombre exótico, y no dejaron de hablar sobre qué tan grande estaba y cómo se parecía a la tía Mercedes, en lugar de admirar el despliegue de talento y virtuosismo que se hallaba concentrado en el escenario.

Eso fue una pena, pero fuera de esos detalles, el concierto fue perfectamente disfrutable. La interpretación de la Quinta Sinfonía de Beethoven fue muy cuidada, muy pura. Siento que se me perdió un movimiento y no supe dónde quedó. Las Cubanerías de Luis Pastor, fueron un deleite y le impregnaron mucho sabor. La pieza final, Tritsch-Tratsch, encantó a los niños y a nosotros también, por el juego y el gozo que se involucran cuando haces algo que te apasiona y te hace, literalmente, brincar.

Les dejo unos videos que andan en la web, y espero poder subir los míos próximamente.


El Danzón 2



El Mambo de West Side Story


El primer movimiento de la Quinta Sinfonía


Cubanerías


Tritsch-Tratsch

Ayer por la mañana...

-- Te invito a desayunar -- me dijo Fefé.
-- Hace mucho no vamos a desayunar.
-- Es día 27.
-- Es 26.
-- No. Es 27.
-- Es 26 pero podemos jugar a que es 27 ¿sale?
-- (Suspiro) Diez años... han pasado tan rápido...
-- Once.
-- ¿Once? De todos modos han pasado muy rápido. He sido muy feliz contigo.
-- ...¿peeeero?
-- ¿Pero qué?
-- Usualmente hay un pero cuando se utiliza el pretérito perfecto compuesto.
-- Mmm...no, no hay.
-- ¿Tú crees que las personas puedan seguirse queriendo después de 20 años?
-- No lo sé, no hay garantías en esto.
-- Pero qué tal que dos personas se respetan, se admiran, se desean, se aman y además de todo les encanta aprender, aprender con el otro... ¿tienen esperanza?
-- Definitivamente.
-- (Escalofríos)

Estaré festejando.
Si se ofrece algo, ahí me dejan un mensajito en los comentarios y cuando regrese los atenderé con harto gusto.

miércoles, 22 de julio de 2009

Cuando los hermanos se encuentran

Después de ver Harry Potter y decidir que la quinta parte fue mejor, William ha decidido hacer una Película. "No voy a hacer un video, mamá, voy a hacer una Película". Con esto en mente ha empezado a releer su Manual de Magia del Mago Merlín (4M de aquí en adelante) y por primera vez está escribiendo un guión además de documentarse adecuadamente. Los preparativos para la Película sólo se han visto accidentados por la negativa de la madre de dejar ir al director por un frasquito de pintura vinílica café. La papelería está muy lejos.
Detenido con esto la manufactura de la varita mágica, que es el objeto de utilería más importante de la Película, también se ha detenido temporalmente la filmación. Ahora William se siente muy atraído hacia el juego de espías de Harry.

Alguna navidad Santa trajo a Harry un set completo de instrumentos de espía (los lentes de visión nocturna, la mini cámara, la pluma grabadora, la linterna, etc.). No recuerdo que los haya usado nunca. En cambio cuenta con un arsenal completo para su juego que ha ido consiguiendo en botes de basura y ventas de garage y que consiste en cámaras fotográficas viejas, estéreos en desuso, cassettes rotos, celulares descompuestos y una cachucha negra. La mitad del juego se trata de conseguir más cosas para el arsenal y la otra mitad es jugar propiamente.
William observa el juego y advierte que hay mucho material tanto histriónico como de contenido temático para ser explotado en una película. Además ya está lista la utilería.
Yo sé exactamente qué pasará a continuación:
* William hará la propuesta a Harry.
* Harry se emocionará y dirá que sí. (Harry posee la concentración de un gato)
* Comenzará la filmación.
* William empezará a dar órdenes.
* Harry pensará que ya no es divertido y buscará una forma de hacerlo divertido.
* Para desgracia de William, la encontrará.
* William gritará a Harry que se ponga serio y deje de hacer caras.
* William gritará a Harry que deje de inventar los diálogos y de sobreactuar.
* William exigirá mi mediación.
* Yo le preguntaré a William si Harry firmó algún contrato y que si es así, que lo demande.
* William se frustrará.
* Yo me sentiré culpable y trataré de intervenir, preguntándome qué tanto apoyo le doy a Harry, cuánto a William y por qué.
* Mi intervención de madre vale idem.
* Harry tomará su arsenal y William ofrecerá el cielo y las estrellas para que se queden, él y el arsenal, porque faltan actores.
* Harry aceptará, hará un papel pequeño, terminará la filmación y encontraré alguno de mis muebles dañados.
* William y Harry serán castigados.

Anoche, mientras escuchaba a los hijos discutir sobre quién apagaría la luz y la tele y comenzar a lanzarse zapatos de una cama a otra, Fefé y yo nos preguntábamos a qué tan sana sería la relación que tienen.
William le lleva un año y dos meses a Harry. Siempre creí que eso sería bueno. Mis hermanos mayores me llevaban cuatro y cinco años y yo le llevo cinco años al menor. No recuerdo que hubiéramos jugado mucho juntos. Sí recuerdo, en cambio, los pleitos y los madrazos, y algunos juegos que terminaban irremediablemente en pleitos y madrazos. Y no fue malo. Fue muy divertido, a decir verdad. Y seguramente es tan divertido para mis hijos como lo fue para mí.
Fefé y yo pensábamos en esto cuando en lugar de golpes, comenzamos a escuchar risas. Eso me preocupó más y nos quedamos callados escuchando. Las risas siguieron y entre ellas fragmentos de pláticas sobre las cuales no quise investigar (las risas de los niños son la cosa más linda del mundo, pero deja de serlo cuando sabes de qué se ríen...mejor no averiguar). Luego oí a William estornudar repetidamente. Harry se levantó y le llevó unos pañuelos. William siguió estornudando y Harry fue a buscar el Rinelon y el spray de agua marina. Siguieron conversando un rato más y William se mudó a la cama de Harry, donde durmieron pacíficamente hasta esta mañana.

* * * * *
Mis papás tenían una pareja de amigos cuyos hijos eran el diablo. Divertidísimos por cierto, pero eran el diablo. Cuando se peleaban entre ellos no había poder humano capaz de separarlos. Cuando peleaban dentro de la casa, la madre gritaba "¡Si van a pelear, sálganse que no quiero sangre en las paredes!". Y era verdad. Esos pleitos terminaban en sangre y huesos rotos.

* * * * *
He decidido que mientras mis hijos no se saquen sangre, voy a dejarlos arreglar sus problemas como se les dé su gana. He tratado de enseñarles a negociar, a justificar argumentos y a ceder. Ahora depende de ellos, cómo lo enfrenten. Y de mí, cómo lo tolero.

Por lo pronto me levantaré y llevaré a William a comprar el frasquito de pintura café para la vara mágica.

Soy tolerante, no pendeja.

martes, 21 de julio de 2009

Por fin

Ya.
No más médicos hasta el año que entra.
Hoy fui a que me revisaran, que checaran que no se hubieran formado granulomas ni otras cosa igual de raras y que hubiera que quitar.
Todo está bien.
El doctor dijo que me quedaba un buen antes de que la cicatrización fuera completa así que era nomal que todavía sintiera dolor y punzadas. Me recomendó que me esperara otras dos semanas al menos antes de "relacionarme" con mi marido (jojojo), luego corrigió y dijo si ya se "relacionó" no estuvo bien, pero yo seguí con mi rostro inmutable de jugadora de póker, pensando que efectivamente no había estado bien, en realidad había estado excelente y prometí portarme bien, excepto durante las vacaciones, porque todo mundo sabe que ir a la playa y no "relacionarse" es como no haber ido en lo absoluto.

Un año completo sin invasiones.
Volveré al consultorio sólo a aplicarme la vacuna contra el VPH en un par de meses más.

Y ahora a trabajar que dejé pendientes dos cursos y tengo que recuperar el ritmo.

viernes, 17 de julio de 2009

Sin novedad

No esperen nada.
Me reuní con mis amiguitos de la maestría y es increíble la cantidad de cerveza que uno puede ingeriro cuando está haciendo tanto calor. A mí ni me gusta la cerveza.
Cume dejó un meme en su blog que en mis circunstancias fue fácil responder, ya que no tengo capacidad de responder más que a reflejos básicos y actividades mecánicas.
Se los dejo para que contesten los que tengan ganas y lean los que tengan tiempo.

Instrucciones:


1. ABRE LA BIBLIOTECA DE TU REPRODUCTOR DE AUDIO Y VIDEO PREDILECTO (ITUNES, WINAMP, MEDIA PLAYER, IPOD, ETC)
2. APLICA LA MODALIDAD SHUFFLE O ALEATORIO
3. PRESIONA PLAY
4. POR CADA PREGUNTA, RESPONDE CON LA CANCION QUE SE ESCUCHE
5. CUANDO VAYAS A RESPONDER LA SIGUIENTE PREGUNTA, PRESIONA EL BOTON NEXT
6. NO MIENTAS Y NO PRETENDAS SER COOL.
7.- REGRESAMELO PA VER COMO TE FUEEEE!! ES DIVERTIDO, HASTA PARECE CONSPIRACIÓN DIVINA EN ALGUNAS RESPUESTAS


1. Como te sientes hoy? Canto del otoño (Martha Topferova) Pues a lo mejor, por lo jodida ¿no? Con las hojas cayéndoseme por todos lados.

2. Cual es tu perspectiva de la vida? Losing my religión (R.E.M.) Mmmm, nomás espero que no sea un proceso de toda mi vida. Con una epifanía rápida bastaría.

3. Que piensa tu familia de ti? Métele mano (Snow Boy and the Latin Section) Lana, no tengo, así que si es por eso no me busquen.

4. Que piensan tus amigos de ti? Unforgettable (Nat King Cole) Siempre que nos juntamos se acuerdan de todas mis pendejadas ebrias y sobrias, así que ha de ser verdad.

5. Que piensa la gente que no te conoce? Are you gonna go my way (Lenny Kravitz) La respuesta es no.

6. Que piensa de ti la gente que quiere estar contigo? Tonada de Manuel Rodríguez (Ana Belén). De guerrillera me falta mucho.

7. Como ha sido tu vida amorosa hasta ahora? Esos locos bajitos (Serrat) Pues sí, la verdad es que no me siento atraída a la gente alta.

8. Como será tu vida amorosa en el futuro? Cara valente (María Rita) Mi marido es un hombre muy valiente, no hay duda.

9. Te casarás? Track 09 (New Artist) ¿Cómo dijo?

10. Tendrás hijos? Isn´t she lovely? (Stevie Wonder) Hijas no tengo, ahijadas sí, adorables las dos.

11. Eres bueno en la escuela? Me gusta cuando callas (Adriana Varela) porque estoy como ausente.

12. Serás exitoso? Nao vale la pena (María Rita) Claro, peleada por siempre con el concepto convencional de éxito.

13. Canción para tu cumpleaños: Melt my heart to Stone (Adele) Mejor que se derrita la nieve que voy a comer para mi cumpleaños.

14. Canción para tu funeral: Here comes the rain again (Annie Lennox) Lluvia, funeral. Cliché.

15. La canción sobre tu vida: Fado de pessoa (Ana Moura) ¿Qué es fado?

16.Tu mejor amigo y tu son...? Mujeres (Silvio Rodríguez) Sí, las mejores.

17. Para los tiempos felices... ? Cubano blues (Snow Boy and the Latin Section) Siempre lo cubano.

18. Para los tiempos tristes...? Ironic (Alanis Morissette) Un poco de ironía en tu vida, te da salud y alegría.

19. Para todos los dias...? Chasing pavements (Adele) Puedo escucharla y escucharla y escucharla.

20. Para mañana... ? The water (Feist) Pero si ya la pagué…

21. Tu alter Ego...? Oda a la tristeza (Miguel Ríos) Mi otra personalidad me quiere nostálgica y medio alcohólica pero no me dejo.

22. Tu perspectiva del mundo... ? Like a star (Corinne Bailey) No, más bien como la tierra, pero suena más romántico como una estrella.

23. Tendrás una vida feliz? Lay your head down (Karen Ann) Muy agradecida.

24. Como será tu muerte? Sometimes (Sixe) O sea que la reencarnación existe.

25. Eres una buena persona? Strong enough (Sheryl Crow) Buena buena, no, pero fuerte sí.

26. Vale la pena aquello a lo que te dedicas? Six for eight (Snow boy and the Latin Section) Dos tres pues.

27. Que opina la gente de lo que dices? Daydreams (Adele) Tienen razón.

28. Tu mayor defecto... ? Infidelidad (programa de radio) Tómala!

29. Tu más grande virtud... ? Breath me (Sía) Huelo bonito.

30. Tu cuerpo... ? Forever Young (Bob Dylan) Diosnosoiga.

31. ¿Fantasía sexual? Mean to me (Alice Russell) Masoquista la nena.

32. Mueres por... ? Bisexualidad (programa de radio) Qué pedo…

33. ¿Que opinan tus amigos de la infancia sobre ti? Rompiendo fuentes (Juan Luis Guerra) Y no nomás fuentes, también rompimos vidrios y bicicletas.

34. Tu inclinación política es más bien...? Right as rain (Adele) Eso de “right” puede interpretarse de muchas maneras ¿verdad? Right como correcto y no como derecha.

35. Lo que más te prende es...? Machos (programa de radio) Uy sí, claro.

36. Tu mayor frustración...? Bailalo (Snow Boy and the Latin Section) La verdad que sí, ¿por qué no se me da el ritmo?

37. ¿Que piensa la gente cuando ve tus ojos? Beautiful boy (John Lennon) Soy medio andrógina, lo admito.

38. Tus manos... ? Río seco (Juana Molina) Un poquito nomás porque soy mujer trabajadora, pero todavía es lo más bonito que tengo.

39. Tu más reciente relación amorosa? Quiénes se amaron como nosotros (E. Morente) A huevo!

40. ¿Que es lo que más temes de tí mismo/misma? La aurora (Eros Ramazzotti) No entiendo la metáfora.

41. En la cama eres... ? Tears in heaven (Eric Clapton) Pero de puro gozo, chingao!

42. ¿Que te hace llorar? That´s it, I quit, I´m movin on (Adele) Siempre duele renunciar a las cosas.

43. Tu pareja ideal es... ? Je l´aime a mourir (Francis Cabrel) Su primer Te amo fue en francés.

44. El dolor para ti es como... ? Cuando Pedro llegó (Pedro Guerra) Más feo que el dolor de parto no hay.

45. Tu personalidad tiende a...? Mrs. Robinson (Paul Simon) Are you trying to seduce me Mrs. Robinson? Yuju!

46. ¿Apodo? Cerebral (programa de radio) Buen apodo.

47. ¿Que opinan la mayoría de los hombres acerca de ti? My same (Adele) Qué igualitarios.

48. ¿Y las mujeres? Best for last (Adele). Viva las viejas!

49. Para despedirte... My eyes (Travis) O sea, hasta la vista.

No suelo escuchar música en mi lap, así que nomás había 3 ó 4 albumes a los cuales darles vuelta. Conteste el que quiera seguirle, yo tengo otra peda pendiente.


jueves, 16 de julio de 2009


Que no los confunda el bostezo de satisfacción ni el cuerpo relajado de Lucky. Descansar ni es tan chido.


Los dedos de los pies no son dedos. Se llaman ortejos.
Yo tengo un ortejito fracturado.
Fue el "estatequieto" que mi comadre tanto me había recomendado.
No duele mucho, pero la mirada perversa que me arroja desde el extremo de mi pierna (los ortejos miran) me mantiene en la cama, lo cual me hace necesitar más películas (ya le di dos vueltas a mi serie de televisión y nos acabamos unas pelis que Fefé me acababa de comprar).

Por eso, For something completely different... me merqué:

La gorda aprueba y recomienda.

lunes, 13 de julio de 2009

Circulando, circulando...

Tengo unos días dejando que el sol me dé en la cara. Ya comenzaba a verme muy traslúcida de tanto día encerrada.
El domingo pasado (no ayer) después de gritarle a Fefé que me llevara a alguna pinchi parte porque me estaba volviendo loca, fui transportada de emergencia al cine más cercano.
Se nos ocurrió ir tempra para que no hubiera tante gente en el centro comercial, pero eso mismo pensaron los padres de los cientos de niños que estaban sentados en las filas aledañas a nosotros. Regularmente los niños no me incomodan, ni cuando gritan como poseídos. Soy de la opinión de que para que el niño se calme, el papá o la mamá deben darle una vueltecita (pero de cuello) a la criatura. Al menos a nosotros nos funcionó muy bien eso con los infantes. Ese día los niños tampoco me incomodaron, sólo convirtieron mi trayecto en un estresante y angustioso ejercicio de defensa personal. Cuando tienes una cicatriz a la altura de las cabezotas de esos energúmenos, hay que aprender a defenderse. Y por cierto, no nomás de los niños. ¡La gente no se quita! (A que no se fijaron en la distinción que hice entre niños y gente, y se siguieron leyendo tan agusto...). Yo de chica tampoco me quitaba cuando jugaba al "voyderechoynomequitosimepeganmedesquito", pero estas gentes no venían jugando, era más bien un duelo de voluntades de a ver quién se quita primero y lógicamente perdí yo. Después de esa salida regresé a mi casa más loca de como había salido. Pero hay que tener fe.

En la semana Fefé nos llevó a una exposición en la que un amigo presentó algunas fotografías. Pobre Fefé, nos llevó a mi amiga L y a mí, ambas convalecientes del mismo mal y con sendos letreros azules de discapacitadas colgando del cuello. Ahí fue fácil estar. Llegamos, vimos las fotos, felicitamos al fotógrafo, nos sentamos y le encargamos a mi hombre que nos trajera vino y bocadillos. Bocadillos no alcanzamos porque la gente estaba bien brava y hambrienta y ya ven cómo se ponen las personas en ese tipo de eventos, sacan lo mejor de sí, toda elegancia y distinción. Al cabo que ni queríamos, de ahí nos llevaron a cenar al Calicanto unas quesadillitas bien buenas.

El viernes, recuperados la mayor parte de mis sentidos, estuvimos de visita con los Macedo-Islas, para despedir al Kabe. Chido todo, como siempre. Es muy conveniente tener amigos solteros y/o sin hijos. Te recuerdan todo lo que te estás perdiendo. Oh, digo, te ayuda a recuperar la parte del individuo en tu persona. También es muy conveniente tener amigos con hijos. Te da perspectiva y harto gozo cuando ves que a alguien le está yendo peor que a ti. Por eso el sábado la pasé con mis golfas gordas (y el César, que es nuestra gorda honoraria). Esa noche nos dimos cuenta que la forma en que nos entregamos a la comida y al alcohol, no es un mero tirarnos al vicio, como todos piensan, en realidad es una búsqueda virtuosa de coraje, paciencia y resistencia. Se requiere todo eso para comer y pistear en la forma en que nosotras lo hacemos. Esta vez las pláticas giraron en torno a dolencias, enfermedades, sicarios, ejecuciones, hijos y próximas piñatas. Siempre tan interesantes, nosotras.

Ayer ya no salí. Ni madre.Tenía que recuperarme. Me quedé viendo Expedition Africa todo el día (me cagan los reality shows, pero era eso o consumirme lentamente en la vacuidad de mi ser).

Esta semana hay una reunioncita pendiente con las chicas del círculo así que voy a descansar mucho para disfrutar mi reciente entrada en circulación a la vida, o como sea que esto se llame.

viernes, 10 de julio de 2009

Anoche soñé que iba a mi casa, por la avenida por la que comúnmente voy hacia allá. En el camino me encontraba con militares y policías, justo en el lugar donde mataron aquellos seis hombres y donde todavía se aprecia la sangre en la barda y una vela en el piso. Yo seguía avanzando cuando vi un auto de frente a mí, por mi carril. Me esquivó y logró escapar de la policía, al menos hasta esa parte de mi sueño. Mis hijos y yo llegábamos a casa y en mi cuarto nos encontrábamos muchos casquillos de armas recién utilizados.

También soñé con la casa de mi tía Raquel y la tranquilidad de las lomas y el desierto, el frío en invierno, los perros corriendo, el gato en el sillón...

* * * * *
Me habló mi hermana para que leyera las noticias locales. Cuando regresaba del trabajo rumbo a su casa vio todo esto.
Dice que pude haber tenido una premonición (pero la bruja es ella). Yo pienso que es el efecto natural de vivir donde vivo.
Estoy siguiendo las noticias. Necesito los nombres de esas niñas. Temo que sean compañeritas de mis hijos y que ellos eventualmente se enteren de esta tragedia. Aún cuando no lo fueran, temo que se enteren.

* * * * *
Fefé me ha dicho que quiere irse a vivir a otro lado.
A mí no me gustaría sentirme extranjera.
De todos modos hace tiempo que ya no reconocemos el lugar donde hemos vivido.

miércoles, 8 de julio de 2009

Pinches moscas

Me tienen hasta la madre.
¿Por qué no pueden parecerse un poco a las cucarachas? Al menos las cucas se esconden para que no las veas y sólo salen de noche. Y si te las llegas a encontrar cuando te levantas por un vaso de agua a medianoche, se quedan quietas y clarito puedes ver que están mortificadas.
¡Ah, pero las moscas...! Ellas no, ellas tienen que andar revoloteando todo el día como si fueran hermosos pajarillos o productivas abejitas. No se conforman con andar sobre la comida, también se posan sobre uno, en forma insistente y molesta.

Alguna vez Lucky fue un consumado cazador de moscas.
Claro, le tomó días consolidar sus habilidades. Al principio solía atrapar a las moscas entre sus dos patas delanteras y cuando las abría para asegurarse de que estaban ahí, las moscas escapaban. Después sus tácticas se volvieron más sutiles: las atrapaba entre sus patas y luego golpeaba a la mosca cautiva repetidamente con una de sus garras, hasta que el díptero no podía volar, entonces Lucky se la comía con toda tranquilidad.
Desde que compré el matamoscas eléctrico, Lucky se conforma con trepar hasta donde está y comerse las moscas rostizadas que encuentra alrededor. Si tiene suerte, incluso alguna palomilla encuentra. Sin embargo, el matamoscas eléctrico no se da abasto desde que mis hijos salieron de vacaciones, y se la viven entra que sale, sale que entre todo el día, y las moscas junto con ellos.
Será el clima, será el calor, la lluvia, mis vecinos... no sé, pero ya estoy hasta la chingada.

* * * * *
He tratado de recordar la canción de Las moscas (la de Liliana Felipe, no la de Serrat que es demasiado benévola) nomás como terapia y luego me acuerdo que las moscas en esa canción no son más que una metáfora y francamente prefiero las moscas que lo que representan en esa canción.
Bienvenidas, moscas.
Entren bajo su propio riesgo.

lunes, 6 de julio de 2009

William tuvo un altercado con uno de sus temperamentales actores el sábado. El actor se soltó llorando, y no porque el guión lo indicara. William lo grabó. Ante esto, el actor (Harry) se fue sobre el director cayéndose la cámara y el tripié en la trifulca. Por fortuna, la cámara (mi cámara) cayó en la cama, pero el tripié (que William había pedido prestado sin permiso de nosotros) tuvo una ligera avería que luego el papá del director tuvo que arreglar. Posiblemente más adelante haya que pagarlo porque no quedó muy bien.
Ayer Harry me preguntó qué era una mancha sobre uno de los sillones. Me acerqué y me encontré con un bolígrafo sin la tapadera. El material del sillón absorbió toda la tinta. Era el bolígrafo que William había estado utilizando para escribir el guión de su última película.
El papá no tuvo compasión ante estos dos hechos: "Olvídate de la cámara y de las películas" le dijo. William ha estado muy triste. Yo me he estado preguntando qué sentido tienen los castigos, si fue un castigo muy duro o no, si debimos sentarnos a pensarlo mejor.
Veo a William completamente absorto en sus películas, en la edición, en las pequeñas historias que cuenta y temo por los efectos de esta sanción.

Antier vi un episodio de Northern Exposure en el que Ruth Anne le cuenta a Ed sobre sus dos hijos: Rudy y Matthew. Rudy es un trailero que escribe poesía y Matthew, un inversionista bancario ("no sé qué hicimos mal" diría Ruth Anne en uno de los primeros episodios). La plática se centra sobre cómo Matthew de niño amaba la música y cómo la había dejado. Ed pregunta qué fue lo que pasó. Ruth Anne responde que siempre se arrepentirá de lo que hizo. Ed asume que Ruth Anne no lo apoyó y ella responde "Oh, no, Ed, ése fue el problema. Siempre lo apoyé, siempre tuvo todo lo necesario. Pero los artistas necesitan obstáculos y yo los quité de su camino."

Pensando en esto último me relajo y pienso que tal vez el castigo no fue tan malo, aunque como padre o madre, nunca estás seguro de estas cosas. Es el problema de este oficio.

viernes, 3 de julio de 2009

Here comes the sun

Debo seguir el ejemplo de mis hijos:
A escuchar música (William me recomienda a los Beatles, mientras Harry me pasa sus archivos de rock ochentero), hacer películas absurdas, dibujar historias llenas de héroes, correr por la calle y sudar a chorros, brincar con un videojuego y no poderse mover después, reír con las caricaturas hasta las lágrimas, cantar en todos los idiomas...

Tengo que seguir la recomendación de Fefé:
Dejar de ver las noticias y ponerme a leer poesía.

¿Qué tal un poco de Renato Leduc?

miércoles, 1 de julio de 2009

Tengo un problema

Sólo hay una persona en el mundo que coma a la misma velocidad que yo: mi comadre. La diferencia, apunta ella, es que yo no tengo lo que Fefé llama "el flotador" que me indique que ya estoy satisfecha, así que puedo seguir comiendo tranquilamente mientras me dejen. Siempre como acompañada, por cierto.
A raíz de la operación algo ha cambiado y me tiene muy preocupada. He perdido la apetencia (que no es lo mismo que apetito). Siento hambre pero no deseo de comer. No es porque la comida no sea invitante. El lunes hice un pollo marinado en leche de coco con jengibre y cubierto de glaseado de adobo. Olía riquísimo pero desgraciadamente el aroma no le dijo nada a mi cuerpo, ni a mi mente, ni a mi alma. Como porque me da hambre y satisfago el hambre pero no lo disfruto.
He estado pensando en razones para esto. Cume me dijo que podían ser las medicinas. Tal vez, pero tengo otra teoría: es la falta de sexo.
Hay una relación muy estrecha entre la comida y el sexo, nada más hay que pensar en todas las recetas afrodisíacas y toda la comida que sugiere intimidad, deseo y satisfacción.
Los orientales lo explican de una forma, los occidentales de otra, que si el ying y el yang, que si las hormonas, que si la cucaracha... claro, esta parte de mi reflexión sólo apunta al Como, luego sexo. Pero ¿no podrá existir esta ecuación a la inversa? Sexo, luego como. Y como la primera parte no la tengo, ergo la segunda tampoco.
Creo que he cerrado un poco algunos de mis sentidos, por autoconservación, especialmente el del olfato. Ya saben lo que pienso del olfato. Fefé se acuesta junto a mí por las noches y yo me volteo para no caer en la tentación de tocarlo y no-lo-permita-el-cielo, de olerlo.
Tal vez por eso el olfato tampoco me dice nada sobre la comida.
O tal vez sea lo que me dijo mi prima anoche: "¡¿Hasta cuándo vas a poder coger?! Eso no es vida. No me extraña que no tengas ganas de comer."
Puede ser.
Pero debo comer y ni modo, Como, luego sexo, aunque todavía falten unas semanas para ello.

* * * * *
A propósito de comida y otras delicias, estoy leyendo el Libro de Cocina de Tata Ogg, que bajé de esta página. Por desgracia no viene la receta de la Bananana porque fue censurada por los editores del libro, así como la parte de jardinería. Sin embargo tiene interesantes consejos a propósito de la etiqueta y cito:

La gente me dice, ¿qué es esto de la etiqueta? Y la respuesta es, es lo
que las personas tienen que usar si no tienen buenos modales.

Una de las partes que considero más importante sobre la etiqueta, es la parte de la prioridad a la hora de elegir invitados a una fiesta. Pero Tata Ogg lo hace muy fácil en su libro:

* Brujas (esto es automático, y las brujas se sientan donde desean).

* Alguien que ha traído una botella entera de whisky con un nombre que usted reconoce.

* Alguien que ha traído una botella entera de whisky con un nombre que usted reconoce, pero que, en un examen más detallado, está mal escrito (ésta es definitivamente una señal de que no debería derramar nada sobre la alfombra).

* Alguien que puede tocar un instrumento musical realmente bien cuando está borracho.

* Alguien que ha traído cualquier tipo de botella de bebidas (si es una botella usada con un corcho viejo enterrado a medio camino, sin embargo, tenga cuidado. Algunas de las mejores bebidas salen de los profundos bosques en botellas usadas. Olfatéelo. Si sus ojos lagrimean, usted tiene un nuevo amigo).

* Alguien que puede tocar un instrumento musical realmente bien mientras está sobrio.

* Alguien con cualquier chisme interesante. (Siempre digo: si usted no tiene nada bueno para decir sobre alguien, cuéntemelo)

* Alguien que puede hacer trucos interesantes, como hacer caras a través de un asiento de inodoro o tirarse pedos con melodías (las personas siemprerecuerdan mis fiestas, a menudo por años).

* Todos los demás.

¿Ve qué sensato es esto? Incluso si usted es un duque, a menos que traiga una botella o sepa todas las estrofas de la versión sucia de ‘¿Dónde Se Han Ido Todas Las Natillas?’, usted no es nadie en una de mis escalas. Estuve una vez en una fiesta refinada en Ankh-Morpork y había un hombre al que todos estaban haciendo inclinaciones y reverencias y, saben, ni siquiera cantó una sola canción cómica. Ni siquiera trajo una botella e incluso los trinos saben traer una botella. Algunas personas no tienen idea de cómo actuar, en mi opinión.

Y estoy totalmente de acuerdo con Tata.