sábado, 29 de abril de 2006

Me duele la cabeza. Debe ser la angustia ante la página en blanco después de tantos días.
Fueron días de visitas médicas, exámenes y diagnósticos. Bueno, esto último todavía no llega.
Falta sólo una prueba por hacerle a Alex.
No hay señales de anemia, su corazón luce perfectamente en la radiografía, la ecografía mostró un problema menor en una válvula y el diagnóstico preliminar es "normal".
Odio ese término.
Si hay algo mal y el diagnóstico indica "Hay algo mal" entonces podremos hacer algo al respecto.
Pero si me vuelven a decir "normal" tendré que reclamar y preguntar si es normal que de 20 niños en una alberca, Alex sea el único que no pueda continuar después de veinte minutos; preguntar si es normal que sea el único niño en una competencia que no logre terminarla y se retire frustrado a una ambulancia por oxígeno.
Ante lo "normal" no hay nada qué hacer.
Pero falta la prueba de esfuerzo.
Algo tiene que salir.

miércoles, 19 de abril de 2006

Role Models



que Fefé quisiera para mí.










Aunque más bien sea esto lo que él quisiera...












Y no lo culpo.

Pero yo todavía quiero ser como Lynette o como Lois.

martes, 18 de abril de 2006

Role models




Un día... un día...










* * * * *
Por eso no me gustan los médicos. Ahora tenemos que buscar un cardiólogo.
Mañana es día de visita al médico.
Hasta hace poco les daba pasto a mi familia para que masticaran y me resultaba bastante bien para la mayoría de las enfermedades domésticas.
Pero creo que ya es tiempo de hacer uso de la tecnología del hombre blanco.
Habrá noticias.

* * * * *
Era inevitable que Hemingway comenzara a desarrollar algunas manías conviviendo con esta familia.
La más molesta, además de la de meter a sus amigotes a la casa a las cuatro de la madrugada, era la de no tomar agua de su plato. Apenas caía una brizna de polvo, una croqueta rebelde, un mosquito náufrago... y ya no quería probar su agua. Así que se sentaba en el lavamanos y maullaba hasta que alguien se dignaba a abrirle la llave del agua. Y había que templársela.
Luego dejó de hacerlo.
Me pareció raro pero conveniente.
Hasta que lo encontré así:


Ya no me parece tan molesto lo de estarle templando el agua a las tres de la madrugada.

domingo, 16 de abril de 2006

Fue gracias a mi asesor de tugurios, también conocido como mi jefe (laboralmente hablando), que fui a caer a un lugar anteriormente mencionado: La capital del mundo.
Ahí llevé a Fakun cuando andaba con lo de conocer una cantina. Y no nos resultó la cantina que esperábamos. En cambio sí nos encontramos con los Rice and Beans que tocan ahí los sábados.
Ayer fui con Fefé y pudimos atestiguar la evolución de la clientela del estado de espectadores a participantes activos. Con muchas cervezas de por medio.
Y he ahí que me dijo: Me gusta este lugarejo.
Estaba viviendo una especie de luna de miel con el tugurio cuando frente a mí pasó... chan... chan... chan... ! Un exalumno.
Debería ponerles un brazalete a todos para saber dónde andan cuando empiezan la universidad.
No puedo decir que me echó a perder la noche, pero sí me hizo abrir los ojos a mi alrededor. Y me hizo preguntarme: ¿Dónde chingados están mis contemporáneos?
Y no es que hubiera puro lepecito, pero tampoco llegaban a los treinta años.
Así que si alguien sabe adónde se meten... avísenme. Tengo que aprender a comportarme como treintañera.

Nota que no tiene nada que ver con este post
Como ya empieza la temporada de ir a pistear a lugares donde el sol inunda el espacio con su presencia, es bueno contar con un bloqueador solar.
Consejo 1: No uses el de tus hijos. Factor de protección demasiado alto.
Consejo 2: Si te vieras en la necesidad de usar el de tus hijos, asegúrate que distribuyas perfectamente el bloqueador por todo tu cuerpecillo. O que alguien más lo haga por ti. La verdad es muy penoso ponerte la súper sexy blusa de tirantes y darte cuenta que tienes manchones rojos en la espalda ubicados exactamente en los lugares adonde no llegó la crema. Y es más penoso darte cuenta que tiene la forma exacta de las manos. Y también es complicado andar explicando: Nooo, no, Fefé no me pega (al menos, no ahí).

Luego les platico de una nueva teoría biológica para explicar el amors. Todavía no la terminamos de desarrollar.
Y también les explico un juego bien perverso para jugar en pareja.
Y también les voy a presumir una nueva adquisición.
Y... y ya.

jueves, 13 de abril de 2006

miércoles, 12 de abril de 2006

Me choca dejar cosas pendientes, y un encarguito del Señor Árbol no me dejaba descansar en paz.
Me gustó algo que leí sobre los Tankas. Decía que en un principio eran mensajes secretos entre amantes y después se fueron definiendo como una forma de poesía un tanto similar al haikú, con sus diferencias temáticas y el número de versos que ambos utilizan.

Siguiendo con la invitación, me animé a escribir mi primer tanka.

Vuela la duda
Sobre tu cuerpo herido.
¿Fui yo, fuiste tú?
La noche y el rocío,
Olvidan la pregunta.

Ahí está.
Destrócenlo.
Al menos el pendiente ya me lo quité de encima.

martes, 11 de abril de 2006

lunes, 10 de abril de 2006

No chinguen

No chinguen
No chinguen


Por eso no veo la tele, porque cuando la llego a ver, me quiere reventar la úlcerca.

¿Quiénes son los estúpidos, imbéciles, ignorantes, pendejetes que se encargan de crear las campañas del PAN?
¿Era posible enmierdarse más? Fue posible, utilizando las palabras "engaño" y "Elena Poniatowska" juntas.

Una notita a mis amigos que me mandan emails:
No necesito que me asesoren para decidir a quién le voy a dar mi voto.

Aunque en La Zurda pueden encontrar la forma de responder esos mails, no me pienso tomar la molestia.
¿Por qué habría de tomármela con idiotas que se creen e incluso difunden pendejadas tales como el "autoatentado", las denuncias por asesinato, y el supuesto reportaje de Adela Micha?

Y ahora hasta a Elenita...

Pinche gente ignorante.
(¡Ouch!... la úlcera...)

jueves, 6 de abril de 2006

Hoy, mientras aspiraba los vapores tóxicos que desprende mi plancha, me puse a imaginar.
¿Qué habría pasado si en mi época de universitaria hubiéramos contado con la tecnología actual?
Lo primero que pensé, o lo único, fue en cómo se habría modificado nuestro medio autónomo e independiente de información local. En lugar del Box, tendríamos el Blog Populi. Norita no habría sufrido por culpa del producto interno bruto, tendría montones de admiradores extranjeros. Los chistes más famosos de México ya no serían los de Pepito, sino los protagonizados por una tal Cristina o por la Golda Mala.
En esto pensaba mientras planchaba uniformes.
Pero luego reflexioné.
Creo que no habría tenido mucho futuro.
A la Bery le habría dado harta weba postear.
El Fido se quejaría por estar apoyando la globalización y el imperialismo.
El Gus tendría problemas con la tecnología. Cosas de la edad.
Karina diría que el trabajo no le permite postear y además le echaría la culpa a la temible Brigada Wazzu.
A la Güera la tendríamos que censurar. La tentación de subir fotos de sus tetas sería demasiado grande. (Y luego nos harían un pedo en el periódico como a los de Chiwas Naked)
El Muñe haría del Blog una línea esotérica.
El Chava y Abrajam no nos habrían dejado postear pelangochadas.
La Rainbow se haría bolas con sus zapatozz.
Y la única que habría posteado cosas decentes y actualizadas, sería la Rana.

Nope.
Qué bueno que no tuvimos acceso a tanta tecnología.
Al menos sabemos que los chingo mil boxs populis que escribimos a lo largo de la carrera, están ahora seguros en algún lugar del depa del Gus.

Pero lo de los chistes de Cristina y las aventuras de la Mujer Miónica y su chalán Colette (aka, Ranita y yo) habrían estado de poca.

Un saludo a Norita que anda por estos lugares después de su Rainbow Tour.

martes, 4 de abril de 2006

Observo, reflexiono, medito y ninguna respuesta me satisface.

Fakundo me pidió que lo llevara a una cantina. Después de beber cervezas de a diez pesos y un café para seguirla, fuimos a la Antigua Paz.
Cerrada.
Le hablé al experto y me dio un par de nombres donde podíamos ir.
Entramos al que se veía más jodido, que era exactamente lo que estábamos buscando, y nos encontramos con la sorpresa de que dentro del tugurio tocaba un grupo de Ska y estaba a reventar de lepes bailando.
Junto a la barra observamos a tres hombres de sombrero, cabello canoso, panzas etílicas, que veían el espectáculo con una mirada que de describirse sólo podría decirse "desolada".
Yo también compartí con ellos la desolación.

La pregunta es: ¿qué están haciendo estos pubertos en los sagrados nichos de la tertulia, la bohemia, la nostalgia, la camaradería, la borrachera?
¿Que no tienen una granja donde organizar sus raves? ¿Por qué irse a meter a "La capital del mundo", al "Porkys", al pinche "San Juan"?

Yo sólo quiero saber de una cantina donde todos sepan tu nombre... No, no Cheers... es decir, no pienso romper el pacto de testosterona y hermandad entre los hombres. No pienso entrar a una cantina. Sólo quiero saber que aun queda una sin mancillar, donde los hombres puedan ser hombres, y el borrachito de al lado se pueda miar sin vergüenza a la entrada del baño.

También quiero ésta cantina.