lunes, 31 de octubre de 2005

¿Cuál es la materia de los grandes amores?

Tuve que esperar medio año para el primer “te amo".

A la pregunta de “¿Nos casamos?” respondió: “A-já…”

Nuestra noche de bodas fue interrumpida por la ansiedad de Alex de salir de mí.


¿Cuál es la materia de los grandes amores?

Catorces de febrero, navidades y añonuevos

Las ausencias necesarias, las presencias imprescindibles, las estancias implacables.

Las palabras inflamadas… las miradas eternas… los poros ávidos… los silencios más profundos…

La historia de amor más grande jamás contada.
¿Comenzó por internet?
¿Los presentó un tercer?
¿Amor a primera vista?
¿Química, física, álgebra?


¿Cuál es la materia de tu historia?

jueves, 27 de octubre de 2005

¿Por qué siempre a mí me pasa? decía Virulo

55 niños formados alrededor de unas velas, rezando el rosario.
Cada niño concentrado en su Padre nuestro o en su Ave María.
Cada niño tenía que rezar su oración en el turno correspondiente.
Después del cuarto misterio:
Dios te salve María llena eres de....
Santa María madre de Dios....
Dios te salve María llena eres de...
Santa María madre de Dios...
Dios te salve María llena eres de...
Santa María madre de Dios...
Angelito de mi guarda mi dulce compañia... ¿ah no?... Dios te salve María...

Efectivamente.
Darío.

miércoles, 26 de octubre de 2005

Aquelarre.


¿Alguna sugerencia para mi disfraz?


URGE
Estaba leyendo en el Diario que hay desabasto de sangre en los bancos de los hospitales. Lamentablemente, por esta carencia una joven de 20 años falleció al dar a luz, no había sangre para una transfusión.
Hoy fui a que me tomaran unas muestras para ver si era apta para donar sangre a una persona internada en Cima, pero desgraciadamente salí ligeramente anémica, por lo que no me lo permitieron.
Hoy también, Kigra me pidió que pasara el aviso: se requiere sangre para una persona internada en la Clínica del Parque.
Yo ya no pude, pero si ustedes pueden, no les lleva mucho tiempo.
Echen una manita.
Tanto en hospitales públicos como particulares, hace mucha falta.

sábado, 22 de octubre de 2005

(Escapando de las garras de la estilista argentina, me esperaban unas garras peores)
DARÍO: Mamá, qué fea te ves.
ALEX: ¡Darío! No, mamá; te ves muy bien.
DARÍO: Bien fea.
ALEX: O sea, es que ahorita estábamos jugando a que bonito era feo y feo era bonito.
DARÍO: Mamá, te ves preciosa.

Pero no me importa. El chiste era no tenerme que peinar por las mañanas y como pueden verlo, lo conseguí.



Y heme aquí viendo al Sr. Ramírez Heredia autografiando libros.

Cuando uno supera la visión de sus bigotes rococó, se encuentra uno dos ojillos traviesos, de niño pequeño sorprendido ante el mundo.
(¿y la foto de Ramírez Heredia? en algún lugar entre Mis Documentos y una carpeta de fotos llamada Miscelánea. No encuentra la foto rejija!)

Pero les dejo ésta:



Es una bronca quedarme unos días sin el interné. Se me amontonan las cosas que quiero contar.

¿El concierto de Fito? Sí fui pero como no soy VIP, como otras personas... me estuve bailando, cantando y fumando toda la noche frente a una pantalla.

Hay algo que me molesta muchísimo y lo he visto de manera repetida a lo largo de todo el festival: las personas que se levantan a medio concierto y se van. ¿No es una falta de respeto? Como público, pienso que sí. Me molesta estar viendo a la gente pasar frente a mí y quitándome visión del evento. Como exponente artístico, me cae de a madres que también... o pónganse en el lugar de los monjes tibetanos...

Total.

Hace tiempo quería pegar esta foto del concierto de Betsy Pecanins y Cecilia Toussaint.


¿Y Betsy? Allá atrás, ¿no las ven? Lo que yo quería mostrar era al chero de camisa azul y pantalón guinda. Estuvo toda la noche ambientadísimo, yo casi me bajo de las gradas para bailar con él. Hasta cuadrillas bailó a medio blues. Pa' que luego no anden diciendo que la cultura es elitista. Even the cowboys get the blues.

Diálogo surrealista en el concierto de El Cigala:

(VAGABUNDO): Tenga, compa. Ai le compra un café al pianista, se nota que lo necesita.
(FEFÉ): ... ¿?

Fue tan surrealista, que ni siquiera fue un diálogo realmente.

Y ya mejor me voy.

A ver si mis amigos VIP me quieren invitar a salir en la noche, ora que ya se me quitó el esguince y puedo brincar como antes.

No sean amables. No espero comentarios a este post.

And now for something completely different...

Pasó el Tour de Cine Francés y sólo alcancé a ver Lila dix ca (odio el título en español), pero al final de cuentas era la única película que quería ver. Si buscan en mis archivos de noviembre del 2004 (no hay de otro), en el día 20 precisamente, tengo un post sobre el libro La voz de Lila. Dice Fefé que es un libro para mujeres. Dice el Sr. K (siento lo de anoche, deveras, deveritas, deveritas... yo ni quería... pasó) que quiere que le preste el libro para poder estar en nuestra misma sintonía. ¿Así era?. Por lo pronto mi libro también anda de tour, pero cuando regrese se los presto.

¿La película? Los intelectuales chafitas decimos: "¡Nombre, maestr0! La película es una porquería, mejor lee el libro." Pero hoy haré una excepción y diré: logré separarme del libro mientras veía la película, sólo a ratitos, es muy difícil, y pude disfrutar de la cinta como algo aislado, como si no supiera qué iba a suceder. Y al final, con una conclusión que habría hecho del libro una mierda, terminó la película haciéndola realmente hermosa. Curioso ¿no?

Pero no me hizo llorar como Emily anoche.

Sí, The Corpse Bride ya está aquí. Y si les llega el boletín de Cinépolis, no hagan caso. Ya hice mi coraje ayer pensando que la iba a encontrar subtitulada. En los dos complejos está en español. No es tan bueno como el doblaje de The nightmare before Christmas.

Y ahora sí ya me voy.

¿Saben qué escucho? The glory flight de The neverending story. Fantástico.



sábado, 15 de octubre de 2005

Siempre he poseído cierta habilidad mimética en cuanto a lenguaje se refiere.
Me explico: tengo la capacidad de mimetizarme con el ambiente lingüístico.
Cuando regresaba de vacaciones a Beautyfulville después de pasar un mes aquí, solían preguntarme dónde había estado y por qué hablaba tan raro.
Pero no me es necesario pasar un mes en otro ambiente para adoptarlo. Me bastan un par de minutos.
Debe ser alguna cualidad recesiva que se me quedó de mi novena reencarnación. ¿O acaso creen que a Mata Hari le bastaba su belleza, su astucia o su inteligencia? No. Tenía que adaptarme ipsofactamente.
Entonces me era útil, ahora me causa problemas.
Una vez en un torneo de boliche, tuve que trabajar con algunos defeños. De inmediato se me pegó el acento. Y creían que me estaba burlando.
Y si estoy con personas que hablan con diferentes entonaciones, se me cruzan las líneas.

Hoy fui a una estética. Yo no acostumbro ir a esos lugares. Para eso está mi madre. Pero me vi obligada.
Había dos estilistas, y para lo que yo necesitaba me atendió la más experimentada, que resultó ser una mujer argentina. ¿Por qué? Yo qué sé, no le pregunté.
El caso es que habló y habló todo el proceso, y cuando se me ocurrió abrir la boca, me salió un cordobés fluidito, que la pobre mujer interpretó por supuesto, como burla.
Mal pedo.
No digas cosas buenas, que parezcan malas sobre todo si tu escucha tiene tu cabello en sus manos.

"¿Los tubitos se sienten ajustados?"
"...N-n-n-o"
(pero dos lágrimas surcaban mis mejillas)

viernes, 14 de octubre de 2005

Todo tiene un límite

Irma es una mujer que trabaja en la tiendita escolar.
En una que otra ocasión, Irma viene a casa a ayudarme con los quehaceres y es cuando tenemos oportunidad de platicar.
Ya me había contado que se estaba separando. Esta vez me platicó otros detalles.
La historia clásica: él, desempleado y sin intención de trabajar. Ella, aportando todo su trabajo para mantener una casa y tres hijos. Y él, además, manteniendo una relación con otra mujer.
Él pareció querer rectificar. Ella no aceptaba sus disculpas.
Salió un día de su casa al trabajo y consideró perdonarlo.
Cuando regresó, encontró sus pantalones rotos de un lado o de otro, con jirones aquí y allá.
Él siguió insistiendo por el perdón.
Pero, la ropa de una... hay cosas que no pueden disculparse.

martes, 11 de octubre de 2005

Post sin suspenso

Y continuando... írenla qué agusto. El clima estaba perfecto y nos
acompañaban unas vecinas del valle.

Yo me estuve saboreando las papas fritas que se comía Rebecca, pero por

desgracia no cuento con su metabolismo. Me conformé con unos cacahuates igual de buenos y grasosos.


Allá hasta las alergias se saborean.


Retomamos el camino hacia Cusárare y Alex, que es un modelo nato,

quiso fotografiarse con las bicicletas.


El agua estaba heladísima, pero es bien sabido que los niños son de hule

y disfrutaron mucho con el chapuzón y andar persiguiendo a los inocentes pececitos

que se atrevieron a nadar cerca de ellos.

No hay nada que me guste tanto como comer al aire libre, con el aroma

del café hirviéndose y el pescado asándose.

Quén lo hubiera creído... una represa en el lago de Arareco.

Y tan benévola fue la lluvia este año que los árbolitos que estaban muy lejos de la orilla

del lago, fueron cubiertos en parte por el agua.

¡Casi se nos inunda la cabaña!

Nubes como éstas, nomás en la Sierra.

¿Quién quiere ir conmigo el año que entra?

lunes, 10 de octubre de 2005

Post tardío

¿Se acuerdan de la salidita que di a la sierra y que luego valió madres mi computadora?

Bueno, pues no podía quedarme sin postear sobre el viaje.

Y aunque las imágenes dicen más que mil palabras (falso de toda falsedad) luego les dejo otro post para que se chuten cuando estén bien aburridotes.

Foto chueca. Padre e hijo miran hacia el infinito, siguiendo con la vista cómo se pierde el camino.



La nueva casa de campaña. Está más tecnologizada que la anterior pero para eso estoy yo, que cuento con el sentido común suficiente para poder armarla.



El hombre, el proveedor, tratando de encender una fogata. Sólo hasta que llegó nuestro vecino Juanito, pudimos encontrar suficiente ocote. Seguimos siendo unos inútiles.



Una paseadita por el Valle de los Monjes.
La exploración y las fotos en pose son parte importantísima de la expedición.



¿Qué tal el paisaje que nos recibió al despertar por la mañana?














Y muy cerca de ahí... Vean qué roca.... Totalmente pensando en mí. Me dio muchas ideas para esa noche.

Puesto que me es imposible seguir agregando fotos, continuaré otro día y aprovecharé para dejar este post en suspenso..........................

viernes, 7 de octubre de 2005

¡Juan Rulfo es un naco!

Jesús es el chico más alto de la escuela. Es el más brusco. El más pesado para jugar. El que más reportes tiene. Es hiperactivo y padece déficit de atención.
Conmigo no lleva reportes, descubrí que una palmadita en la espalda y un grado de responsabilidad en el salón me lo dejaban dócil y participativo.
Todos los viernes leemos. Llevamos diferentes libros. Él eligió al final y le tocó un libro de poesía.
Los primeros dos viernes, me gritaba desde su asiento: ¡No entiendo nada! ¡Qué es esto!
Serenidad y paciencia, pensaba yo.
Han pasado más de seis viernes desde que empezamos a leer.
Me gusta observar a mis alumnos cuando leen. Es un espectáculo tan maravilloso como ver a mis hijos dormir.
Hoy pasé la mirada por el salón y vi a Jesús. Escribía algo en un cuaderno. Mis instintos de maestra me dijeron "Este cabrón no trajo tarea y la está haciendo en mi clase."
Me acerqué y le pregunté qué hacía. Cerró su cuaderno rápidamente y un poco ofuscado contestó "Nada".
Luego caí en la cuenta. Jesús estaba trascribiendo un poema del libro a su cuaderno. Cuando comprendí, muy apenada le pregunté si le estaba gustando el libro. Más relajado me contestó que sí. Me enseñó los poemas que más le gustaban y unos más que él mismo estaba escribiendo.
¿No es la docencia lo más hermoso del mundo?

*****
Jesús forma parte del grupo de los Terribles Tres, junto con Manuel y Carlos.
Manuel es el galán. Carlos, el gordo que les sigue la corriente en todo.
A Carlos le tocó un libro con ilustraciones de mujeres semidesnudas. No lee. Sólo pasa las páginas de un lado a otro.
Cuando escuchó a Jesús hablar de poesía, murmuró: "La poesía es una mariconada" mientras pasaba de un lado a otro las páginas de su libro. Jesús siguió leyendo.
Sonó el timbre, la clase terminó. Acto seguido, se levanta Jesús y en medio de las carcajadas de todos, se pone a moler a golpes a Carlos. "¡Maricón tú, que te conformas con las viejas de los dibujos!".
Me ganó la risa junto con ellos.
*****
A la mitad de la hora de lectura, escuché un grito: "¡Qué libro tan naco! ¡Juan Rulfo es un naco!"
Era Luisa. Una monada. Dulce, tranquila, inteligente, conversadora, disciplinada. Pero piensa que Juan Rulfo y Jorge Luis Borges son un par de nacos.
Me queda tanto trabajo por hacer.

miércoles, 5 de octubre de 2005

El 17 de octubre se presenta el libro "Otra vez el Santo" de Rafael Ramírez Heredia.
Ya tengo invitación y hasta el libro (me lo regalaron de Alfaguara).
Un libro regalado sabe mejor.
El 14 empieza la Feria Estatal del Libro. Estén pendientes.
Ah, y el 11 el Tour de Cine Francés.
Como si no tuviera bastante con los festivales.

(Señor ÓscarGabrielCampos: ya no le tengo envidia. Bueno, un poquito sí. Yo no tuve maestros así).

martes, 4 de octubre de 2005

Hernán Casciari en una ocasión contó sobre el chico asesinado cuyo homicida fue identificado gracias al blog que el chico escribía.
Había un link en el relato para llegar a la página. Lo visité y pude estar ahí sólo unos segundos. Fue tétrico, y triste.

Hay un blog que suelo visitar. Después me enteré que el dueño del blog había sido compañero mío en el instituto y era un buen amigo de una compañera de trabajo.
Esta mañana platicamos ella y yo. Me cuenta que su amigo murió. Lo asesinaron. Apenas unos días antes lo había visto, feliz y festejando porque finalmente había firmado las escrituras de su nueva casa. Tenía 30 años.
Ella se veía muy triste. Y yo no pude evitar recordar el texto de Casciari.

Estuve unos momentos en su página.
No fue tétrico.
Sólo tremendamente triste.

sábado, 1 de octubre de 2005

Anoche quedamos de vernos en un café. Como siempre, un poco tarde, sufrimos para encontrar estacionamiento. Un beneficio adicional del Festival Cultural: los cafés a reventar. Pero confiamos en que Rebecca y Ramiro habrían llegado y tendrían lugar para nosotros.
Efectivamente, habían llegado pero estaban en una mesa acompañados de muchos extranjeros. Ya que nos sentamos, Rebecca me explicó: por una de esas coincidencias de la vida, cuando Ramiro regresó de Berlín, en el vuelo México-Chihuahua, se encontró con una persona que trabaja para el Instituto, la verdad no sé cuál de los dos. Platican, se dan sus datos y ahí pareció quedar todo. Pero llega una Orquesta de Austria para el Festival y esta persona se comunica con Ramiro para pedirle que sea guía de turista para un viajecito que la orquesta iba a echarse a la sierra. Este lunes, Ramiro en un camión y Rebecca en otro, hacen el recorrido. Les va bien, cobran bien y se dicen adiós. Pero ayer se los encontraron en el café y los invitaron a sentarse con ellos. En ese punto llegamos Fefé, yo y más tarde, Shelle.
Fue una noche curiosa, divertida. Y me dio gusto, pues hoy Rebecca regresó a Berlín y queríamos que estuviera contenta.
La mesa era Babel. Y yo con más de dos sotoles encima me vuelvo políglota. Ya hablaba uno en español, otro en alemán, otro en inglés, uno más en francés y hasta en árabe. Creo que incluso hablamos en lenguas muertas.
Noche preciosa. Platicamos bastante, tomamos bastante y reímos un poco más.
Entra la noche, la orquesta dijo adiós.. Engelbert se quedó al final para despedirse de nosotros y mi Luis Ernesto Derbez personal (a.k.a Fefé) le dijo: "Pérate, cabrón. Tenemos dos incidentes internacionales pendientes. Uno, Maximiliano de Habsburgo; dos, ¿on tá el penacho de Moctezuma?".
Me alegro que no supiera nadita de español.

Y pues sí. Finalmente Rebecca partió.
Fefé dijo que hoy parecía domingo. Es cierto, se sentía tristón el ambiente. En el aeropuerto entendimos por qué. Nos pudo la partida de Rebecca. Habrá que esperar un año para que consiga su beca para estudiar aquí.
Un año muy largo.