sábado, 30 de abril de 2005

Qué hermosa güeva

Entre los personajes del güevo cartún y la guayaba y la tostada, no tengo idea de cómo estoy escribiendo esto.

Una botella de vino, sin comida en la panza, hace un chingo de daño.

Estoy pedita pero me acuerdo de todos. Muchos besos.

El día de hoy tengo harto jale: la muestra gastronómica, la feria empresarial, la final del Jeopardy de secundaria, la fiesta sorpresa del profe Marce y la boda del Niñosaurio.

¿Podré hacerlo todo?

Es la 1:32 de la madrugada y voy a caer muerta.

jueves, 28 de abril de 2005

El día me despertó con la renuncia del sr. Macedo de la Concha. Primero hice "weeeee" y luego me dije "ah, chingá, chingá..." como que no me cuadraba... hasta que leí el post de Antropomorfo, el cual, espero que no esté siendo demasiado optimista y me infunda falsas ilusiones. Échense una vueltecita.

* * * * *
Son las 9:36 p.m. y acabo de llegar de la escuela de Alex (que es mi lugar de trabajo, también) porque hoy tuvieron festejos del día del niño. Se quedarán a dormir en su salón y por la mañana los papás los van a recoger.
Yo fui invitada a ayudar a las maestras a dar de cenar, apoyar en los juegos, y todas esas cosas para los cuales soy una inútil. Pero yo soy muy eficiente y en lugar de llegar a trabajar les conseguí a ocho chicos y chicas de la secundaria para que se vistieran de payasos y sirvieran de algo, los malandros. Y ahí están ahora. Las maestras de primaria quedaron tan contentas que los invitaron a que se quedaran a dormir ahí y ellos tan contentos porque no irán mañana a la escuela.
Lo que sí hice fue ser jurado en el concurso de disfraces. Junto con Ana, que es una cabrona hija de su chingada madre. Así es. Ella es así. De hecho apenas el lunes tuve un enfrentamiento con ella que quedó solucionado, y más nos vale.
Total que los premiados fueron: el Spider Man gordo, que parecía más bien araña capulina (yo no estaba de acuerdo, pero Ana dijo que debíamos premiar el atrevimiento); la meserita de Samborns (que después nos dijeron que venía vestida de revolucionaria); un lápiz Dixon número 2 y una niña a la que disfrazaron de putita.
A Ana le ofrecí una cerveza para que eligiera a Alex, que iba de Buzz Lightyear y la muy barata aceptó. Pero luego escuché a un niño: "Pues claro, es el hijo de la maestra" y como que no me gustó la idea de meter a Alex en una bronca de ésas así que ya le daré yo su premio.
Darío regresó llorando, quería quedarse en el salón con Alex pero él tiene mañana visita al Museo y fiesta en el kinder.
Últimas palabras que escuché de Alex antes de regresar: "Cuando sean las tres de la mañana nos salimos al patio con las linternas..." ; luego vio que lo estaba escuchando y rectificó: "Cuando sean las tres de la mañana sacamos los libros y nos ponemos a leer con las linternas..."
Chico listo.

miércoles, 27 de abril de 2005

Copy-Paste

Amenaza la UNPF con "toda una estrategia en más de 80 países"
La Unión Nacional de Padres de Familia (UNPF) advirtió en conferencia de prensa que si el secretario de Salud, Julio Frenk, no detiene la campaña contra la homofobia se emprenderá "toda una estrategia internacional" con gobiernos de "más de 80 países" para hacer ver que el funcionario federal pretende promover el homosexualismo "a como dé lugar" y que sería negativa su presencia en la Organización Mundial de la Salud (OMS). También "se hará llegar la irracional decisión del doctor Frenk a la Organización de Naciones Unidas (ONU) y a la Organización de Estados Americanos (OEA)". Para ello, según aseguró el presidente de la ANPF, Guillermo Bustamante, se coordinará con otros organismos nacionales e internacionales. Señaló que si el titular de Salud "lanza la campaña combatiendo la homofobia, pero sin promover el homosexualismo, la UNPF se lo reconocerá públicamente".
Publicado el día 26 de abril en La Jornada.


Tienen toda la razón. Cuando vi la campaña sentí una necesidad irrefrenable de volverme lesbiana.
(Se vale tener creencias, no utilizar argumentos estúpidos para apoyar tu punto)

Desde mi humilde blog apoyo la campaña:

La homosexualidad no es una enfermedad, la homofobia sí.


Algunas palabras de Rincón Gallardo:

Tras dejar en claro que "no existe alguna evidencia científica de que la homosexualidad sea una enfermedad o una desviación que se pueda prevenir o curar", el funcionario hizo hincapié en que tampoco se cuenta con pruebas serias que hayan demostrado que la homosexualidad "se defina o se elija por motivos de inmadurez en las etapas de la infancia y la adolescencia ni que se contagie", como han argumentado agrupaciones conservadoras.
A ellas y a los "grupos religiosos que han establecido una contracampaña", Gilberto Rincón Gallardo, presidente del Conapred, los exhortó, "con el más sincero respeto a sus creencias, a que en esta cuestión respeten también la Constitución y las leyes que nos obligan a todos sin excepción", y acotó que el temor que estas organizaciones tienen respecto a que instituciones públicas estén "promoviendo conductas sexuales específicas que les son incómodas, molestas e incluso pecaminosas no tiene sustento".
Sostuvo que en "un Estado democrático lo que debe protegerse es el derecho de las personas a conducirse de manera autónoma, sin presiones y sin riesgo de violencia, en los terrenos de las creencias y la sexualidad que sólo a ellas atañen. No es posible hacer suya una particular concepción sexual, moral o religiosa". Subrayó que la discriminación por preferencia sexual "viola los derechos y libertades fundamentales de alguien o limita sus oportunidades legítimas, sólo por vivir de acuerdo con una moral sexual que no es la mayoritaria".





(¡Ahí estaba Monsi!)

martes, 26 de abril de 2005

Madre problema

Alex trajo un reporte de la escuela hoy. Le dijo "Mugre güey" a un niño. A la pregunta de "¿por qué le dijiste así?", respondió: "No sabía cómo se llamaba".

En su defensa, el susodicho "güey" le quitó el dinero en el recreo.

En el kinder, la maestra de Darío me dio una queja: Darío abrió la manguera y se remojó. Y luego mojó a sus compañeros.

Nadie los obligaba a jugar cerca de él. Si se mojaron fue porque quisieron.

Alex se durmió de camino a la casa mientras leía un libro que sacó de la biblioteca.
Darío y yo estábamos escuchando música. Era la Danza Húngara de Brahms. Le pregunté qué si imaginaba con esa música. Me respondió que él veía el cielo y robots (mientras mi cabecita paradigmática veía osos en un circo). ¿Por qué no iba a ver él robots? Música clásica y máquinas. Puede que tenga un Stanley Kubrick en casa y no me haya dado cuenta.

¿Necesitaré ayuda como madre? ¿Los estaré malcriando? Ya les contaré cuando tenga que sacarlos a rastras de una cantina.


Chequen esta página:
It´s a typically perfect day at Diphtheria Lane...

lunes, 25 de abril de 2005

¿Qué harías tú?

De regreso a casa, después de ir por Darío, vi un hombre cruzando la calle con un bulto en la mano. Metros atrás de él corría una mujer. Luego el hombre brincaba un camellón con un alto barandal de plantas. La mujer tras él, tropezó y se lastimó. Nos dimos cuenta que se trataba de un robo y seguimos al hombre en el auto hasta que encontramos a un guardia de seguridad del complejo industrial que nos siguió hasta dar con el fulano. El guardia lo detuvo. Ya no traía la bolsa en la mano. Fefé se bajó del auto y el fulano comenzó a increparlo, diciendo que lo iba a demandar por haberle echado el auto encima (en defensa de Fefé debo decir que... que la chingada... sí se lo echamos, pero sólo con la intención de que se detuviera). Minutos después llegó la mujer. Y ella pidió que soltaran al delincuente. Era su esposo.
El guardia no tuvo otra opción.
¿Qué harías tú en la lugar de esa mujer?
Es fácil criticar y decir que la culpa de los ataques que sufren las mujeres las tienen ellas por "dejadas" u otro tipo de adjetivos que mucha gente fácilmente deja escapar.
Pero si hubieran visto su rostro, lo pensarían dos veces.


(Cortesía de Antonio Flores)

sábado, 23 de abril de 2005

Hoy limpié mi refrigerador. Fefé me dijo que le daba miedo abrirlo, temía que el contenido de alguno de los tres sartenes olvidades ahí por meses, pudiera atacarlo. Yo le dije que no debía preocuparse. Todo lo tenía fríamente calculado. El tiempo que dejé dentro a los sartenes fue suficiente para que los microorganismos que ahí se desarrollaron, cumplieran con su ciclo vital. Nacieron, crecieron, se reprodujeron y murieron. Justo en ese momento, limpié mi refrigerador. Posted by Hello

jueves, 21 de abril de 2005

Retrasado dental
Alex tiene casi siete años y su dentadura, intacta.
Hasta hoy que llegó a mi salón y me dijo: “¿Cuánto dijiste que faltaba para que se me cayera el diente?” Yo le respondí que unos tres días más. A lo que me contestó con una enorme sonrisa chimuela “¡Ya no!”.
Bueno, en realidad, no es una sonrisa chimuela. Mi hijo se estaba convirtiendo en un tiburón. Debido al retraso en la caída de sus dientes, ya tenía unos dientotes blancos esperando ocupar el lugar de los caídos, los muy abusones.
Ahora sigue el rollo del ratón de los dientes. La duda de Alex es muy lógica “¿Qué hace el ratón con todos los dientes que junta?”. La respuesta tiene que ser muy lógica también. “Mmmm… los usa como repuesto.” Me felicité a mí misma hasta la siguiente pregunta: “En Estados Unidos no hay ratón, hay Hada de los dientes ¿qué hace ella con los dientes?”….. “Mmmm… mmmm… se los vende a los ratones como repuesto… todo es un negocio, Alex, la diferencia entre el hada y el ratón es que nuestro ratón es un free lancer y el hada en cambio se regentea cuadrillas de inocentes ratoncillos para que vendan el producto de sus trueques.”
No sé si lo entendió pero ya no me volvió a preguntar nada más.
Sin embargo, yo sí tengo preguntas: ¿en cuánto están valuados hoy en día los dientes? Le pregunté a algunos chicos de la escuela, ya que tienen hermanos menores. La respuesta promedio fue: incisivos, $10.00; caninos, $25.00; premolares, $40.00 y molares, $50.00.
No intenten entender el por qué. Así funciona la bolsa y el mercado.

Mile, nuestra bartender de Luxe, platicaba hace un par de posts de unos discos de boleros que había comprado. Yo le tengo cierta rabia a los boleros. Me hacen pensar que la mala educación emocional que tenemos se debe a ellos. Sé que no estoy en lo correcto, pero debo encontrarle una justificación a este odio irracional. ¿O tal vez se deberá a las desveladas de hace muchos años, cuando llevábamos serenatas a las madrecitas hasta que terminábamos el tour a eso de las siete de la mañana?
El caso es que me encontré en una tienda con los citados discos y otros más. Me compré tres discos de música cubana y quiero comprarme unos de Tin Tán. Será mañana porque hoy no llevaba capital.


Les voy pegar un texto hermoso sobre un artista que se presentó en México. Me encantó el texto:
La noche del martes, Bobby McFerrin nos ofició su ceremonia secreta de purificación: nos dijo sin palabras, nos enseñó a cantar cantando: todos los fenómenos de la existencia tienen a la mente como precursora, como dirigente suprema, y están hechos de esa misma mente. Si uno habla o actúa con una mente pura, la felicidad le seguirá como una sombra y nunca le abandonará.
La noche del martes Bobby McFerrin nos recordó la luz del camino que traza un espíritu puro: la felicidad, la dicha dicha con música, sin palabras, con variaciones espontáneas. Tal cual es la vida.
La noche del martes Bobby McFerrin nos recordó que la música cura, purifica, eleva, exalta, nos hace mejores personas. Nos hizo recordar también que la música es un juego en el más estricto sentido de la palabra. Música y espíritu. Spiritus ludus.
La noche del martes, en el punto más elevado e insuperable del Festival de México en el Centro Histórico, la Grulla Negra, como bien lo definió Angel Vargas en estas páginas, desplegó su vuelo y desató su canto y desplegó su encanto con el aroma inconfundible de la belleza en estado puro, prístino, virginal, alfa y omega.

Ahora… remóntense a los ochentas y canten:
Uuuuuuhhhhh… uuhuuhuuhuuh…. Uuhuuuhuuuhuuh… uuuuuuuuuhhh…
Don´t worry… be happy…
¿ya?
¿están cantando?
Pues es el mismo Bobby. Pero yo no le conocía sus facetas de director de orquesta y todo lo demás. Lindo ¿no? Los artistas pueden ser más que la canción de moda. No se ve todos los días.


miércoles, 20 de abril de 2005

Papam habemus

Tutor de los perdones
distribuidor de penas
condona las condenas
condena los condones.
Mario Benedetti

martes, 19 de abril de 2005

Alex es un científico. Darío es un filósofo. La pregunta de Alex fue "¿Qué es la atmósfera?". La pregunta de Darío: "¿La tierra es un súper héroe?"
Si lo piensan bien, no van a encontrar la lógica. Tienen que pensar como Darío.
Después de intentar contestar la pregunta de Alex, Darío concluyó: La tierra es un súper héroe porque tiene capa y nos protege.


Y hablando de preguntas, la mía es: ¿de qué fregados ha servido tanto viaje a la sierra, tanta conciencia cultural que he intentado inculcarles, tanto valor por lo regional, si ayer que vieron un puesto de artesanía rarámuri dijeron "Qué maravillosas cosas hicieron los antiguos hawaiianos"?

lunes, 18 de abril de 2005



Todavía no se ve así, pero mi macetita con albahaca comienza a dar sus primeros brotes. La macetita de tomillo sufrió un accidente pero ya empiezan a asomar dos hojitas milimétricas. La manzanilla y el cilantro van más despacio. Pero la albahaca me hace feliz. Además mi cafetera ya funciona gracias a los útiles consejos de mi madre y las mil y una gracias del vinagre. Fefé limpió la casa anoche. No tuve trabajo hoy. Alex se encontró una oruguita y le está dando de comer. Darío se sacó el premio especial de la tómbola en la kermés de ayer. Wendy está aquí y la veré, a ella y a la Shelle en unos dos horas. Estoy harto feliz.

sábado, 16 de abril de 2005

Seguramente los padres de este bebé nunca imaginaron que cinco años después, les estaría pidiendo un teléfono celular de verdad.

Me sentí realmente insultada con la publicidad de Nokia de un teléfono celular con la carátula de los Increíbles. Pero luego me sentí indignada, cuando mi vecina le compró a su niño de seis años dicho teléfono.
Alex ya me comenzó a pedir un teléfono para el día del niño. Me cuenta el anuncio mil veces, me ilustra las formas en las que podría utilizarlo, se hinca, me chantajea... todavía no me amenaza... pero creo que ya empieza a deducir que no le servirá de nada.

Un link sobre el riesgo del uso de celulares en niños.
Menciona algo sobre riesgos en la salud. Pero se olvida de mencionar otro: el consumismo.

Tengo ya una semana sin teléfono celular. Voy a averiguar cuánto tiempo puedo estar sin necesitarlo.
Cualquier mensaje, déjelo por aquí y ninguna radiación alterará su funcionamiento cerebral.
(Igual y luego me convencen los comerciales y me compro el nokia para mía).

jueves, 14 de abril de 2005

Apaga la computadora y busca el canal AE Mundo. ¡Ahora mismo! Posted by Hello

martes, 12 de abril de 2005

lunes, 11 de abril de 2005

Los moneros son mis ídolos. Se requiere una gran sensibilidad artística y una inteligencia muy analítica para poder sintetizar en uno o varios cuadros una situación social, política, cultural o económica determinada. Y además de retratar dicha situación dejarnos una lombricilla enterrándose entre las neuronas para poder masticar y reflexionar por un rato.

Cuando estaba en la universidad, hará ya unos diez años de eso, Mr. Flanders (un no muy querido maestro de la institución) invitó a un monero a platicar con nosotros. Él tal vez tendría unos 21 ó 22 años. Nosotros, apenas unos moconetes. Nos agradó mucho su trabajo, admiramos su suspicacia y su talento. Incluso hizo un par de caricaturas: una del Chava y otra del Gus (Ranita, corrígeme si me equivoco). Aunque, en honor a la verdad, el trabajo no ha de haber sido tan difícil. Chava y Gus son en sí un par de caricaturas andantes.

Después llegué a ver a dicho monero en la calle muy a menudo. Después de una semana de encontrármelo cada día en todas partes, decidí quitarme el embrujo de encima. Estaba sentado en la mesa contigua de un café así que me levanté y me fui a presentar con él. Seguramente no se acuerda, pero yo sí. Tengo unas supersticiones que me salen no sé de dónde, pero de ahí mismo vienen los conjuros y regularmente me funcionan. Ya no me topé al monero en un rato.

De todos modos, como buena fan, tengo dos libros suyos. Uno lo compré durante la presentación de ese libro. A decir verdad, yo no fui a la presentación precisamente por el libro. La persona que lo presentaría era un diputado que por esas fechas estaba casado con Eugenia León. O sea, yo asistí al evento únicamente para ver si Rascón había llevado a la esposa. No fue así. Pero el evento me encantó. Le oí decir al monero más de dos palabras y el libro sigue siendo de mis favoritos.

¿A qué viene todo esto?
Ah, pues que en los comentarios del post anterior apareció un pequeño mensaje del monero. Niños y niñas, les presento a Kabeza. Y ahí se los dejo porque soy una pésima prologuista y ya es hora de dormir.


.

viernes, 8 de abril de 2005

Post triste y desaforado

....


Phst.....
Imagino que a los panistas y priístas los ha de haber tenido muy contentos esto de la muerte de el Papa. La gente estuvo embobada durante una semana, con transmisiones diarias de 12 horas desde el Vaticano. Me enteré de que el día de hoy varias escuelas no tuvieron clases, con el fin de que los alumnos siguieran los funerales por televisión.
Y esta mañana, sólo unas cuantas personas con las que hablé estaban enteradas sobre el desafuero. Hablábamos sobre las 350,000 personas en el Zócalo y los demás hablaban sobre los chingomil (no estoy segura cuántos, no he visto la tele) fieles en las exequias papales.
Señoras y señores, la democracia está en un vil hoyo (yo sé, yo sé, la justicia sólo trabaja para los que están en el poder, pero todavía hay una parte inocente de mí que mantenía la esperanza). Sé que sería mucho pedir que saliéramos del hoyo, pero ¡caramba! tan siquiera dejemos de cavar para no irnos más abajo.
No nos quedemos inmóviles al lado del camino.
¿Qué podemos lograr? Lo mínimo, no quedarnos con el terrible vacío de no haber hecho nada.
Si saben de una marcha, me apuntan.

jueves, 7 de abril de 2005

Discusión con tonos serios en mi oficina, sobre alguno de esos asuntos trascendentes del universo. Frente a mí, dos de mis jefes.
Alex entra, se acomoda entre ellos y me dice con su voz dulce y su rostro angelical:
- ¿Es cierto que puedo sacar una fotocopia de mi trasero?

Cómo extraño las vacaciones.

.

martes, 5 de abril de 2005

Mis más bien escasas propiedades están comenzando a padecer el síndrome del cambio de horario.
Primero fue la cafetera, hace un par de días el reloj de Fefé y ayer mi celular.
Tengo un par de garantías por reclamar.

Por cierto, aquí les dejo una información que me encontré. Más vale prepararse para esta semana de ajuste. En mi caso, lo que resta del año.

Monk y Kolkard (1976) realizaron un estudio donde evaluaron el regreso al horario estándar en un grupo de 65 personas, tanto una semana antes, como una semana después del cambio de horario. En este trabajo se encontró que las personas tardaban un promedio de cinco días en adaptar su hora de despertar al nuevo horario (citado en Monk, Moline y Graever, 1988).
Nicholson y Stone (1978) registraron el dormir de tres hombres adultos, dos noches antes, una durante y tres noches después de la introducción del horario de verano. Se encontró que el cambiar el horario aumento la latencia del dormir, se redujo el tiempo de vigilia durante el dormir y se aumento la duración promedio de la fase cuatro (citado en Valdéz, Ramírez y Nevárez, 1991).
Hicks, Lindseth y Haekins (1983) reportaron un aumento en la incidencia de accidentes de tráfico durante la primera semana después de cambiar el horario, tanto al introducir el horario de verano, como al regresar al horario estándar. Los autores sugieren que este aumento en los accidentes puede deberse a las alteraciones en el sueño reportado por otros autores.
Carpentier y Cazamian, (1977) y Smith, Colligan y Tasto, (1982) refieren trastornos resultantes del insomnio, somnolencia excesiva y durante las horas de trabajo, fatiga, irritabilidad, depresión, falta de hambre en el día y aumento por la noche, secreción excesiva de jugo gástrico, aumento en la duración de la etapa cuatro del sueño y trastornos psicosomáticos entre muchos otros (tomado de Valdéz, Ramírez y Nevárez, 1988).
Tal y como lo muestran los estudios previos, en cuanto a las consecuencias de esta desincronización en el cambio de horario y sus efectos psicofisiológicos; es importante incorporar como efectos agregados o adicionales los sucedidos en la vida social de las personas ej. relaciones interpersonales y laborales- (Téllez, 1988).
A nivel personal, están la disminución del contacto con la familia y con los demás miembros del medio social (Carpentier y Cazamian, 1977); mayor incidencia de accidentes de trabajo (Smith, Colligan y Tasto, 1982); baja eficiencia de los trabajadores, menor de productividad y como resultado baja la calidad de vida de los trabajadores (tomado de Valdéz, Ramírez, García y García, 1997.


Todo sea por la energía. Por eso la próxima vez que hablen de privatización energética, aún a costa de los males antes citados, llegaré con mi jeta de insomne a las oficinas de la CFE a dar de cacerolazos.
Y no es bueno para nadie verme cuando no he dormido. Créanlo.


domingo, 3 de abril de 2005

Como a muchas personas más, a mí también me duele un poco la democracia. Y no sé qué tomar.

Independientemente de sus inclinaciones políticas, les dejo el link de una historieta de Helguera.
Y si alguien sabe qué más se puede hacer, déjenme un mensajito.


Cambio de horario y yo sin cafetera.



Me toma medio año acostumbrarme a esto.

sábado, 2 de abril de 2005

¿Quién te enrollará?

Se debe encontrar un cabo, perdido entre nudos. Un filamento que podamos seguir, por el cual comenzar a buscar.
- Doble lugar, doble lugar…
Resulta un poco difícil cuando ciertos recuerdos no tuvieron alguna significación vital.
El extremo del hilo que se busca suele estar enterrado de manera profunda y se mezcla con otros más.
- París, París… Madrid, Madrid… Berlín, Berlín… Ángeles sobre Berlín… París, París… París, Texas…
Se va enredando un poco más. Nos saltamos el nudo.
- Judith… Leni… Laura… Julie… ¡Julie!
Se encuentra un nudo flojo más adelante, pero luego habría que retroceder lo que dejamos atrás en un intento por avanzar.
Y la pregunta es: ¿avanzamos realmente? Ahora no tenemos una duda sino una y media.
Debemos regresar.
- París, París… Berlín, Berlín… Holanda, Holanda… Holanda… ¡Holland!
Hagamos un recuento:
- Agniezka Holland
- Julie
- Y un nombre doble que no hallamos.
Julie Delphi. Y el hilo se sale de las manos para alborotarse entre risas con un hilo más: Fefé insiste haber visto a Julie Delphi en una película pornográfica.
Todavía no tenemos el primer nudo.
La frustración flota en el cuarto.
Nadie habla de la influencia de la memoria sobre el hambre y el sueño.
Voy a morir de inanición o de insomnio sólo porque no puedo recordar un toponímico.
Me dejo llevar por el hilo en un súbito cansancio. Es la carátula de un video que nunca renté. Otro nombre doble y un niño tomado de la mano de alguien. Voltea hacia atrás. Oliver, Oliver. Así era.
Pero el primer nudo sigue torcido, y torciéndose más.
Me niego a utilizar mnemotecnias artificiales.
Google me guiña un ojo desde el monitor.
Me niego.
El hilo sigue frente a mí y me siento tentada a construir una horca para dos que tres regiones mentales que no están haciendo su trabajo correctamente. El nudo me lo impide.
Quince minutos de película. Corte a publicidad. En letras cursivas frente a mí:
Europa, Europa.
Casi.
Diantres.
Como una madeja tierna de seda suave, se enreda el hilo en un ovillo.
Se va dejando tras de sí, por supuesto, un cabo suelto.
La memoria no es eterna.
Ya me toparé en un par de días con la misma frustración e impotencia ante mis limitaciones.
Pero para mañana habré olvidado esta lucha, afortunadamente.
Creo saber adonde van mis recuerdos.
Y ahora… ¿ adónde van los olvidos?

viernes, 1 de abril de 2005

Y dale con las ballenas

Ahora fueron grises. Y hacían un torbellino a escasos metros de la playa.
La crisis coincidente en este momento, no es emocional. Es literaria.
Estoy leyendo El libro de Manuel (por cierto, ya le agarré la onda, no era yo ni era el libro, era la atmósfera. En casa no me dejan leer. Pero basta irme a un estacionamiento o a la fila de un banco para poder centrarme únicamente en el libro) y dejé descansar por las vacaciones a El Quijote. Pero me encontré con Rayuela y no he podido dejar ninguno de los dos libros de Cortázar. El problema es que de repente se me cruzan los cables y confundo a Ludlud con la Maga, que de polaca no tiene nada. Luego me hago bolas unos segundos tratando de recordar si la Maga se acostó con Gregorovius o con Marcos. Tal vez no lo hizo con ninguno de los dos. Quizás fue Ludmilla. Quizás deba dejar uno de los libros. Puede que quiera seguir confundida.

Recomendación musical de Darío
Live and let die. Con The Beatles. Ya comienza a tocar la guitarra imaginaria.