sábado, 30 de octubre de 2004

A veces el cinismo se nos va metiendo como una basurita en el ojo que sin notarlo se va adueñando de nuestra vista. Entonces uno ya no puede estar en su sillón favorito leyendo ese libro recién comprado o mirar tranquilamente la televisión sin sentir esa presencia extraña que nos nubla la vista, pero al mismo tiempo se va volviendo una nube cómoda para no ver como es debido.
Hace falta llorar, mucho. Tallarse el ojo aunque duela.
He tenido una semana de asombros.
Sorprende recuperar la visión.

Rebeca se fue y no creí que me fuera a doler tanto.
Tomó un avión rumbo a México y después otro hasta Berlín ¿o primero llegaría a Londres?
En el mismo avión se subieron Wendy y su esposo. Ellos, hacia Jalisco. Ni Rebeca ni Wendy, quienes nunca se conocieron pero que seguramente se sonrieron en algún momento del viaje, saben el desorden que dejaron aquí.

Rebeca debe estar dormida en su casa.
Wendy, disfrutando su luna de miel.

Yo lloré.
El viernes y el sábado.
Estos días, todavía un poco.
Se me ha aclarado la vista.

Se puede creer un poco en un montón de cosas más.

lunes, 18 de octubre de 2004

sábado, 16 de octubre de 2004

Presentación de libro

"El Director del Grupo Editorial Sur tiene el agrado de invitarlo a la presentación del libro Ellos también cuentan del cual su hijo es coautor."

La Shelle dice que debo preocuparme, que debo escuchar esa vocecita interna que me dice "Tenenbaum, Tenenbaum, Tenenbaum".

Tal vez la preocupación venga después por ahora disfruto de esta pequeña maravilla
Y tal vez Alex pueda rememorar un día sus inicios como escritor (o como Ingeniero, Viajero, Fotógrafo o Flojo) cuando le inventaba cuentos a su hermano a la hora de dormir.






Tablero de avisos
Mañana, presentación de Eugenia León en la sala Nezahualcóyotl.
Nota completa.
En la Sala Nezahualcóyotl cantarán con ella en el escenario, como super bonus, Liliana Felipe, Marcial Alejandro y David Haro, con un grupo integrado por Miguel Villicaña, Agustín Bernal, César Olguín, Ernesto Anaya, Gabriel Puente, Carlos García, Marco Antonio Morel, Martha Serrano, Eduardo... "son más de diez músicos".
Informó que el 30 de octubre cantará en el Zócalo capitalino junto a Omara Portuondo y Oumou Sangare, dentro del programa Dfiesta del Gobierno del Distrito Federal. "¡Ya lo dije, ya lo dije!, expresó.

Vayan y me cuentan. No es lo mismo verla aquí con sus canciones bonitas y románticas, que verla allá irreverente y transgresora (y si canta con Liliana, es un hecho que van a transgredir).

La peli de anoche
Por canal Once vi ayer una película llamada "¿Qué diablos es el sexo?", título acertadísimo aunque me gustaría saber si es la traducción literal del título original "Du Poil Sous les Roses". Narra de forma directa las inquietudes y dudas de dos adolescentes en torno al sexo. Y a pesar de lo directo del lenguaje, resultan conmovedoras las imágenes y los diálogos de los personajes.
Me encantó una línea de Roudoudou, la chica de 14 años y personaje principal (me recordó a mis alumnos):
- ¡Cómo quieren que sea normal, si lo que pienso en mi cabeza es anormal, y lo que pasa con mi cuerpo es anormal!
Precioso el retrato de la familia, sobre todo una escena de antología:
El baño, la madre saliendo de la regadera, el hijo mayor haciendo uso del excusado, el padre, desnundo, rasurándose frente al espejo. Roudoudou, vestida, con una cámara en la mano les hace preguntas: "¿Cuando se tiene sexo, el orgasmo debe ser simultáneo?". La familia sin prestarle mucha atención, sigue con sus quehaceres, hasta que Roudoudou se cansa y grita: "¡Aquí apesta!"
Otra escena hermosa:
A Romain (el otro adolescente confundido) se le cae una carta para Roudoudou, ella la lee en voz alta frente a su madre. Romántica la carta, dice "quiero hacerte el amor, quiero meterte el puño". Roudoudou suelta la carcajada y le pregunta qué es eso del puño. Romain no tiene la menor idea de qué es eso a lo que la madre presente, dice: "¿Quieren que les explique ya, o en casa?" mientras sigue guardando bolsas del mandado.
Resulta encantadora la curiosidad cohabitando el mismo espacio que los sueños de niños. Las ensoñaciones de Roudoudou están hechas con animación y son bellas las imágenes que ella tiene en sus sueños.
En otro contexto, las descripciones de las escenas que acabo de hacer, bien pudieran entrar en una típica comedia adolescente gringa. Pero el ojo del director, Jean-Julien Chervier, permite disfrutarla en forma ingenua, natural.
Ojalá la transmitan en otra ocasión. Y si sucede, les avisaré con tiempo.


.

jueves, 14 de octubre de 2004

Pssst.. sé que dije que no lo haría, pero no me pude contener.


P.D. La idea lujuriosa sigue en construcción.


miércoles, 13 de octubre de 2004

mmmm....


Idea lujuriosa en construcción.
Disculpe las molestias que esto le pueda ocasionar.

lunes, 11 de octubre de 2004

De todo, como en botica

Crisis

"¿Por qué, habiendo tanta vida detrás de una y de las cosas dispersas, había pensado que la casa vacía era una manera de la inutilidad y luego, con un solo detalle, la cortina colgando en el pasillo, por ejemplo, la magia o como se llamara, hacía brotar movimiento dentro de una y en los contornos de las cosas, o que se viera de distinta manera lo que antes parecía desastroso? ¿O sería que esa sensación de desacomodo, de destrucción, de inutilidad, correspondía a otro tiempo, a otro suceso, a otro espacio, nada más que al entrar en casa vino y lo presentí de golpe porque de todos modos tenía que joder y porque ya estaba dentro del departamento rondado por ahí, para metérsele y golpearla a una?"
Guillermo Samperio.

P.D. Sigo con lo de la renovación.


Estas ruinas que ves...


Cuando fui a México me maravillé caminando entre las construcciones de Teotihuacán. Asombrada, sorprendida (no es lo mismo ver fotos que estar ahí), babeando con esa inmensa carga histórica flotando sobre nuestras cabezas. Tocar las piedras, oler las paredes... estando ahí quise quitarme las alas para poder arrastrarme entre las rocas y sentir que me penetraba toda la identidad que se me ha perdido.
Leo el periódico y me preocupo por todo lo que implica este asalto a nuestra nacionalidad, y realmente no se me ocurre qué hacer desde aquí.
Los que están por allá... échenle una manita a Jesusa... ¿ya vieron qué bonita se ve la Chucha?
Y si alguien sabe qué puedo hacer desde este ombligo sucio del mundo, se agradecerán las ideas.




La Shelle´s Porn Site
Mi amiga la Shelle subió hace unos días su blog, así que les hago una atenta invitación a que lo visiten. Es bastante entretenida su vida cotidiana en sus palabras... y hablando de sus palabras... si tienen suerte les puede tocar que invente alguna. Es buenísima para combinar prefijos y sufijos donde no van y así enriquecer nuestra lengua nacional. Buena suerte, Shele.


Yukon Ho!
Mis hijos sacaron un mapa y decidieron que viajarían al Yukón.
Yo esto lo escuchaba desde mi recámara. Me sorprendió el destino, aunque me sorprendió más aún que de camino pasaron por Colombia. No sé si querían comprar café o artesanías, pero eso fue lo que dijeron.
Al momento me acordé de mi etapa de novata universitaria.
En esa época comenzaba a editarse en México la historieta de Calvin y Hobbes. Yo la comencé a leer en dos o tres apariciones que hizo en el pediódico local. Mi amigo Fernando recién se había ido a vivir a Utah y me mandaba recortes de periódicos donde aparecía la tira. Esa navidad mi apá me trajo de México los primeros cinco libros y de ahí comencé mi fulgurante carrera como fan de Calvin y Hobbes. Ya después me toparía con que mi amigo el Gus también tenía los libros, y cuando Fer regresó, traía algunas compilaciones en su mochila.
En esa época me podía reír de Calvin y sonreír tranquilamente con las tretas de un par de padres primerizos batallando con la energía de un niño hiperactivo, súpercreativo y muy muy imaginativo. Pero mi ídolo máximo era, por supuesto, Hobbes. Tenía bastante sabiduría y filosofía para ser sólo un tigre de felpa.
Ahora soy mamá. Y tengo dos Calvin en mi casa. Necesito urgentemente un Hobbes. ¿Alguien tiene uno que le sobre?
No es tan fácil reírse ahora.






Diálogo viajero
DARÍO.- ¿Viste la noticia de la bañe... la malle... la mallena?... la bañena...?
ALEX.- ¿Ballena?
DARÍO.- Espérame... bañe... malle... mañena...
ALEX.- ¿Bañera?
DARÍO.- ¡No! Bañena. ¡No lo puedo decir!
ALEX.- No importa. Di lo que sigue. Cuéntame la noticia.
DARÍO.- ¡Sí importa! ¡Sí importa que yo no pueda decir "ballena"!
ALEX.- ¡Ya pudiste Darío! Cuenta la noticia.
DARÍO.- Es que salió en la tele que una mallena... ¡otra vez! ¡no puedo!
ALEX.- Tengo una idea. Mira: yo digo "ballena" y tú cuentas la noticia.
DARÍO.- Bueno... Vi en la tele que una...
ALEX.- Ballena...
DARÍO.- ¡No me interrumpas!
ALEX.- ¡Te estoy ayudando! ¡Yo digo "ballena" y tú dices lo demás!
DARÍO.- Ah, bueno. Ayer vi en la tele que una...
ALEX.- Ballena...
DARÍO.- Quedó varada en la arena y la ayudaron a regresar al mar.
ALEX.- Darío, era un delfín.
DARÍO.- ¿Un delfín? ¿Deveras?
ALEX.- Sí, un delfín.
DARÍO.- Mmmm.... del-fín.


domingo, 10 de octubre de 2004

¿Y mi ballena?


Cuando traigo alguna crisis existencial, sueño con ballenas. Ni Jung ni Freud ni Lacan me han podido explicar qué significa. Pero ya me acostumbré y no me inquieta como al inicio.
Lo realmente inquietante sucedió anoche. Yo esperaba ansiosamente ver con qué clase de ballena soñaría en esta ocasión (nunca sueño la misma). Pero no. Soñé con Eric Idle bailando al compás de la música de Jim Morrison y a medio sueño, Idle decía: "No soy Eric, soy Gene Wilder." Si hubiera dicho "Soy Sir Robin" o "Soy un pez" me habría dado lo mismo. Pero... ¿Gene Wilder? En mi sueño ni siquiera recordaba quién era Gene Wilder.
Hasta que desperté.
Y me di cuenta que no había soñado con Eric Idle, era la cara de Gene Wilder lo que había soñado.
Por Jim Morrison no se angustien: era Jim Morrison (forever!!!).


sábado, 9 de octubre de 2004

Cinco minutos de fama

1) Dicen que todo mundo tiene sus cinco minutos de fama, si ya los tuviste ¿cómo fueron esos cinco minutos? Si no, ¿cómo te gustaría que fueran?
Hace algunos añitos, seis o siete, una amiga era productora de un programa local. El programa tenía un segmento que patrocinaba una sala de cines y en el segmento una chica comentaba-criticaba alguna película de la cartelera. Al parecer la chica salió porque acosaba a una de las conductoras y mi amiga me habló a mí para salir al quite. Así que por un ratillo aparecí en la televisión. Francamente yo no me daba cuenta de esto. Para mí era ir a sentarme con la conductora y platicar sobre alguna película. Jamás me vi ni pedí que me grabaran el segmento. Me habría horrorizado. El caso es que un día estábamos Fefé y yo echándonos unos tacos cuando noté que en una mesa cercana cuatro chavos no dejaban de mirarme. Al menos que mi panza (siete meses de embarazo) les resultara sexy, yo no veía otro motivo por el cual estuvieran viéndome y cuchicheándose entre sí. Me estaba molestando bastante así que cuando me levanté a la mesa de junto por un salero se las aventé: "¿Qué fregados quieren? ¿Los conozco? ¿Tengo changos en la cara o qué jodidos?". Pobres güeyes, se disculparon y me dijeron que me veían en la televisión y que les gustaba mi participación en el programa.
Quedé hecha una verdadera idiota.
Fueron mis cinco minutos de fama y la odié.

2) ¿Qué opinas de la popularidad? ¿Te gustaría tenerla, o prefieres pasar desapercibido?
Reitero: me gusta pasar desapercibida.

3) En caso de que la desees, ¿en que ámbito te gustaría tener esa popularidad? Y en caso de que no ¿por qué?
Reitero: me incomoda ser observada (a menos que por algún motivo lo desee y me prepare especialmente para ello)

4) ¿Cómo crees que podría cambiar tu vida, si llegaras a tener cinco minutos de fama? ¿O cómo la cambió en su momento?
Bueno, no fue tan tan malo. Es decir, al menos supe que además de todas mis tías y mi mamá, alguien más me veía. Pero, no recuerdo que haya cambiado algo.

5) ¿Cómo crees que te sentirias, una vez que hubieras perdido esa fama? ¿Te alegraría o te habría gustado no tenerla?
Fue agradablemente incómodo el momento que duró.
Tan tán.

Renovación

Ayer por la noche fui a una reunión de unas amigas del trabajo. La reunioncita fue en casa de una amiga recién casada. Su casa es muy parecida a la mía, ya que vivimos en el mismo fraccionamiento. Pasé unas horas ahí y luego regresé a mi casa a dormir.
Me levanté con dolor de cabeza y una basurita en el ánimo.
La casa de mi amiga me dejó con una sensación rara, sensación, intuición, qué sé yo.
Aunque ambas casas son parecidas, se perciben cosas distintas dentro de ellas. La casa de Gisela, con paredes vacías, con sólo algunos muebles y gran pulcritud me llevó a comparar la mía: colorida, muchos muebles, cuadros artísticamente descoordinados en cada pared, libros apilados, cuadernos amontonados, juguetes aquí y allá, pequeños detalles de mis alumnos en algún mueble... y no precisamente pulcra.
Recordé cuando Fefé y yo comenzamos a vivir juntos. Teníamos apenas una cama, la estufa y el refrigerador. Después conseguimos una mesa y nada más. Pero la sensación que emitía mi casa entonces era diferente a ésta.
Tengo siete años de estar amontonando cosas en cada espacio de mi cama. Tengo polvo y papeles inundándome el poco espacio disponible. Tengo muchísimas cosas de las que no me despego porque tienen algún valor sentimental para mí. Algunas de mis películas están lastimadas o inservibles y ahí siguen esperando ver el día que las tire o las arregle.
Mi casa es un yonque.
Y ojalá fuera sólo eso.
También tengo el espíritu yonqueado.
Por cada cosa que he guardado, he atiborrado algo más en el espacio de mi ánimo. Y desgraciadamente, no todo lo que he guardado ha sido bueno, bello, agradable. Mi espíritu está sucio, empolvado. Ya no sé qué hacer con la fatiga que me provoca lidiar con este basural.
Al igual que con mi casa, mi alma la debo renovar.
¿Alguien tiene una idea de cómo se hace esto?
La guía para la Chica Cosmo dice que hay que hacer una renovación completa. Empezar desde el guardarropa hasta la propia casa.
Ejemplos:
Desecha tu guardarropa y adquiere la nueva colección de Prada. ¡No le temas al cambio! (Al cambio no le temo, es el sobregirar mi tarjeta lo que me da terror)
Armoniza tu casa y tu estilo con Feng Shui. (Mi casa está decorada basándome no en mis habilidades de diseño, que son nulas, sino en los 1.5x1.5 m. que tengo de espacio en cada habitación. El fehg shui no me cabe en ningún lado).
Deja ese trabajo y arriésgate por algo diferente. (JA,JA,JA,JA!!! ¿en qué país creen que vivo?)
Inyéctale más energía sexual a tu relación y mantenlo a tus pies. (¿Y yo para qué lo quiero en el suelo, si me hace mucha falta en la cocina?)

Total que no he encontrado un buen manual para empezar esto de la renovación.
Si alguien tiene la Guía de la Chica Blog agradeceré que me la haga llegar, porque lo que es hoy no creo que pueda por tres minutos más con el peso de este basural.

jueves, 7 de octubre de 2004

Las cinco del jueves

1. ¿Dónde está la mente?
2. ¿En qué libro encuentro una fotografía de la mente?
3. ¿Cómo la dibujo?
4. Si no la veo, ¿cómo sé que existe?
5. Si pienso ¿entonces la mente existe?


Preguntas de Alex en su clase de Filosofía para Niños.
¿Alguien me puede ayudar?

No sé por qué me sorprende entonces que las tareas para su grado (1° de primaria) consistan en: * Funciones de la comunicación oral y escrita (pregunta que vi ayer en un examen de preparatoria) * Reglas de uso de las letras mayúsculas (eso mis alumnos todavía no lo aprenden).

Sólo tengo algo por decir:
¡Devuélvanme a mi niño!


Diálogo
ALEX.- Mamá, ya no quiero ser ingeniero, ni fotógrafo, ni viajero.
MAMÁ.- ¿Ah, no? ¿Ahora qué quieres ser?
ALEX.- Flojo. Voy a ser flojo, flojísimo.
MAMÁ.- Si vas a ser flojo ¿cómo piensas que vas a comer?
ALEX.- Bueno, tan flojo tan flojo no voy a ser. Me voy a levantar por un plátano de vez en cuando.

miércoles, 6 de octubre de 2004

Discusión bilingüe

DARÍO.- ¡Mrs. Robinson!
ALEX.- ¡Suspicious minds!
DARÍO.- ¡Mrs. Robinson!
ALEX.- ¡Suspicious minds!
DARÍO.- ¡Mrs. Robinson!
ALEX.- ¡Suspicious minds!
DARÍO.- ¡Mrs. Robinson!
ALEX.- ¡Suspicious minds!
MAMÁ.- Ni madre. R-E-S-P-E-C-T Find out what it means to me R-E-S-P-E-C-T Take care, TCB
Weeeeeee!


ALMOST FAMOUS
Existe una página que ya he mencionado anteriormente llamada Papeles de Viaje con la cual me mantengo al tanto de la travesía del güerito Facundo a través de la República Mexicana. Esta página, muy bien manejada por Alfredo y Albita nos permite a los que nos gusta el viaje y la mochila, encontrar información y rutas alternativas de viaje dentro de México y en el mundo. Diariamente me aviento de clavado a ver qué novedades hay, y si es posible, colaboro de alguna manera en los foros.
Hoy me puse a leer comentarios en los foros y encontré el siguiente post de Facundo:
Amiga Isabel. Los escasos mensajes que llegan de "mi tierra" son bien recibidos y estimados pero comprenderás si te digo que para mí, los que llegan desde algún lugar de la República Mexicana, tienen un valor añadido. Para mí es un honor que mis hermanos mexicanos se hagan eco de mis andanzas por su país. A este "pinchi güerito" le da mucho gusto que lo lean la Marisela en Mexicali, la Cecil en Chihuahua, el Mouse en Nogales, el Marcelo en Villahermosa, Flower en Aguascalientes, la Karla en Tepic... Amiga Alba, sería un auténtico fracaso, y un milagro al mismo tiempo, si yo no hubiera cambiado durante mi estancia entre ustedes. Me preguntas si ha cambiado la percepción que tengo de "mi propio país" Primeramente te diré que tengo serios problemas de identidad nacional. Dicen que "uno no es de donde nace sino de donde pace" Yo te diría que yo soy de donde vivo y convivo, donde trabajo y sueño. Durante mi estancia en México he procurado conocer, aprender y comprender los asuntos que tienen relación con este país y como dichos asuntos son numerosos y variados, ello me ha llevado a ignorar lo que sucede "al otro lado del charco" Supongo que los verdaderos cambios y el redescubrimiento llegarán cuando algún día agarre un avión con destino a Madrid. Un saludo desde Apizaco (Tlax.) Facun.
¿Checaron las letras en negritas? ¡Ésa soy yo!!
Bueno, fueron mis cinco minutos de fama, tan significativos para mí como cuando la mujer gorda mencionaba a algún asiduo en algún post.


La última
Ayer nos reunimos las cuatro fantásticas en un café. Se comió bien y se platicó mejor. Yo ya me había comido unos tamalitos hechos por las santas manos de mi madre pero cómo no ayudarle a la Wendy con sus flautas, quesadillas y molletes. Me hubiera visto muy mal y sentido peor. A las tres de la mañana me sentí bastante mal pero ésa es otra historia.
Echamos plática rica, entre risas y café. Y de repente, caí. Caí en la cuenta que la noche de anoche sería la última, al menos por un larguísimo tiempo, en que estaríamos juntas.
Viene la boda de la Wendy y aunque muy contenta por esto, no puedo dejar de pensar en alguna forma de evitar esa boda (el novio no es feo, eso me da ciertas ideas.. mmmm.... ) para que no se tenga que ir.
La Shele, comadre del alma, haciendo todo lo posible por volar del rancho. Con un boleto de avión a Nueva York en la mano y su carisma, ¿por qué habría de pensarlo dos veces?
Anita y yo, aquí seguiremos. No será lo mismo. De tener un cuadrado a una línea recta ¿qué preferiría ustedes? De tener en una misma mesa la locura, la belleza, la filosofía, la cordura ¿con cuáles dos se quedarían?



Niñas, tenemos ese crucero pendiente.

Milena´s Blog

El otro día recibí la visita de Milena en mi blog y el día de hoy que visité el suyo tenía un review de mi blogcito.
Me dio mucho gusto encontrar que alguien más además de mí misma, me leyera.
Entre las cosas que escribió menciona cierta información que pudo suponer a través de mi bitácora.
Me gustaría agregar unas cosillas más a la idea que de mí tiene:
Efectivamente, soy mujer.
Tengo 28 años.
Soy maestra, aunque no de profesión, sino de afición. En realidad cursé una licenciatura en la Facultad de Filosofía y Letras.
Soy distraída a morir, emocional otro tanto y depresiva de vez en cuando.
Tengo un hombre buen mozo que me calienta la cama en las noches. Bueno, últimamente en las mañanas por su horario de trabajo.
Tengo dos hombrecitos que me alegran todo el día. Uno es medio científico y el otro medio filósofo.(Los invito a que adivinen quién es quién).
Tengo una perra ezquizoide de nombre Lulú que se cree que es yo. O tal vez yo creo que soy ella. A estas alturas ya no sé.
Disfruto las piñas coladas y ser atrapada en la lluvia.
Disfruto de todos los libros que llegan a mis manos.(bueno, casi)
Me gusta la buena música, buen cine, buen tabaco cubano y buen sotol.
Canto bajo la ducha, oigo chistes mientras manejo, río con mis amigos.
¿Habrá algo más?

Creo que la Mile y yo nos deberíamos reunir un día. ¿Quién más se apunta?

sábado, 2 de octubre de 2004

Excesos

Hay días en que la mesura es un pecado.
Ayer fue uno de esos días.
Me fui temprano con unos amigos a tomar un café delicioso que trajeron de Chiapas y luego nos fuimos juntos al concierto.
Por razones que no me importan, empezó bastante tarde pero la buena compañía hizo que la espera fuera más corta. Hacía mucho que no reía tanto.
¿El concierto? Una chingonada. Qué voz, qué mujer... Si yo fuera ella y tuviera un fan como yo, me asustaría mucho.
El concierto del año pasado me gustó bastante. Héctor Infanzón en el piano es increíble pero definitivamente no hay como el bandoneón para acompañar a un tango. ¡Y qué tangos! Cantó "Los pájaros perdidos", "Los mareados", "Nostalgia". Cantó algunos temas del disco nuevo, "Tatuajes" y algunas ya emblemáticas como "La bruja". Cerró con "El fandango aquí" en forma preciosa y regresó con el pilón que a todos gusta. Pero el pilonazo entró con todo y mariachi. Nunca la había visto cantar con mariachi y resultó una preciosidad. Y por supuesto, los freaks como yo no dejamos de cantar en toda la noche, hasta quedar roncos y felices. Me pasé el concierto haciendo llamadas desde el celular a mis amigos que por una u otra razón no habían podido asistir para que escucharan las canciones que más les gustan (excesos, excesos).
Fue noche de excesos amorosos. Encontré a varios amigos después del concierto, y debe haber sido el gratísimo sabor que nos dejó a todos lo que nos empujó a abrazarnos, besarnos y querernos mucho.
Luego fuimos a cenar y en lugar de mi media luna habitual me comí una luna llena (excesos, excesos). Como traíamos ganas de echar la platicada rica pues nuestros amigos están recién llegados de un largo viaje por la república y había cosillas por contar, pedimos una botella de sotol para ambientarnos. Conozco mis límites. Si no quiero estar guacareando en el baño o haciendo un show en el café, sólo puedo tomarme dos o tres caballitos de sotol. Pero ayer fue un día especial y me aventé siete. Riquísimos, acompañados de media cajetilla de mis cigarritos Populares, fumados bajo la acusadora mirada de mi viejo, que quitó en cuanto le pasé uno y comprendió por qué me hacen tan feliz.
En el café me encontré con un amigo a quien hacía tiempo no veía, y no por falta de ganas sino por su apretada agenda. Qué gustazo tremendo. Qué reír y reír.
Estuvimos en el Calicanto hasta que nos corrieron (excesos, excesos) Eso era común cuando yo era joven y buena moza pero ahora con la edad y el trabajo, ya no aguanto como antes. Sin embargo, anoche, o más bien esta madrugada, después del café le seguimos por la ciudad, fuimos a visitar al angelito luminoso, a burlarnos de las estatuas (Ramiro consiguió montar el caballo de Victorio), a seguir hablando, a morrear un rato con nuestros respectivos para finalmente aterrizar en la casa.
Ahí precisamente me hubiera gustado continuar con los excesos, de otra índole, desgraciadamente fue demasiado para un solo día y no me fue posible levantar las patas ni para quitarme la ropa.
Esta mañana amanecimos bastante bien. Yo un tanto sorprendida de no tener estragos de cruda. Yo pensaba que el sotol no me provocaba cruda porque nunca tomaba tanto. Pero no es así, al parecer simplemente no la provoca. Bueno, eso es una teoría. La otra teoría que tengo es que sigo ebria por eso no he sufrido los dolorones de cabeza propios de situaciones como ésta.
Bueno, creo que no me hubiera importado la cruda. La verdad es que después de la noche de ayer se miran las cosas de otra forma. Repitiendo lo que dice la canción "La vida no es otra cosa sino el bien del animal".
Toda la semana me cuido, trato de comer a mis horas alimentos sanos, dormir como es debido (aunque a veces no se puede)así que me merecía los excesos de una noche.
Hoy prometo ser más mesurada pa´poder rendir en la nochecita. :)
¿Saben qué es lo más shido de los excesos?
Que uno queda saturado de un gozo y una euforia que desea compartir y en este momento de cansancio y relax les envío un abrazote a ustedes también. Tómense un tiempo de vez en vez, esta vida loca nos puede acabar de un momento a otro y nos merecemos un ratito para comer, beber, festejar, disfrutar, cantar, reir y amar.

p.d. Y además de todo nuestro angelito guardián nos visitó dos veces este día. Ya les platicaré después los milagritos. En este momento apenas estoy superando los sustos.