miércoles, 29 de septiembre de 2004

Fiestas de Octubre

Concierto de Eugenia León en El Palomar.
Octubre 1°, 19:30 hrs.




¿Quién se apunta y dónde nos vemos?

Más eventos.

martes, 28 de septiembre de 2004

Sonidos de la noche

"Croac, croac, hace la rana... Miau, miau, hace el gato... Cuac, cuac, hace el pato... Uuuuh, uuuuh, hace el búho... Cri, cri, hace... la noche."
Darío


.

lunes, 27 de septiembre de 2004

Dos.

Primera: La nena ganó el tercer lugar en el estatal de ortografía. Yupii!
Segunda: Cuando llegamos a registrarnos al concurso, preguntaron: "¿Quién va a concursar?". (I´ve still got it!)

¿Y ora qué? A darle duro que he perdido mucho tiempo de mis clases de concurso en concurso y mis alumnos todavía no salen de las coordinadas y yuxtapuestas hace un mes.

sábado, 25 de septiembre de 2004

Fotos

A ver si no me demandan por robarme fotografías, pero es que aunque tomé muchas fotos en el defe, la computadora sigue terca en no quererlas abrir.

Siempre me ha gustado la imagen de Quetzalcóatl, tal vez porque me recuerda que cuando estaba en el kinder me daban una monedota de cinco pesos para gastar; tal vez por la semejanza de Quetzalcóatl con un dragón o simplemente por afinidad: las serpientes emplumadas y las lagartijas con alas tenemos mucho en común.


Tomé una foto de la Basílica de Guadalupe, pero la verdad me parece una construcción muy fría.Lo que sí me gustó fue la antigua Basílica y de hecho tengo en mi cámara una foto desde este ángulo.


El único lugar en Google donde encontré las fotos del Zócalo que yo quería (los ambulantes) resultó ser la página del Facun.
Facun es el caballero español que ha recorrido nuestro país en su bici La Rojigualda, misma que dejó acá por estas tierras norteñas para realizar un recorrido de aventón de norte a sur... Creo que anda por..¿Querétaro? Si quieren seguir sus crónicas, lean.
Si quieren ver muchísimas fotos interesantísimas de la ciudad más grande del mundo,entre al álbum de Facun.
Facun, por favor no me demandes, pero tus fotos están buenísimas.

Me pareció que lo más representativo de Coyoacán, no era el mercado, ni La Casa Azul, ni las capillas, o la librería "El Parnaso"... sino esa maravillosa cinta: "Los vampiros de Coyoacán". ¿A poco no?


Y bueno... el gusto de ver gente que uno admira.


Yo sé que no conocí lo suficiente de la Ciudad de México. Es más, todavía no me merezco decir que fui. Pero al menos queda material para otro post en un futuro.

Las del viernes son pa´ un sábado lluvioso

1) ¿Te gusta el teatro? ¿Vas a menudo, o todo el teatro que has visto son los matrimonios de Noche de fiesta?
Me gusta, sí.

2) ¿Alguna vez has visto una obra que no te haya gustado nada? ¿Has salido del teatro con la sensación que has tirado el dinero?
Bueno, no sentí que hubiera tirado el dinero. Pero sí me dio pena ajena. Era "Jacques y su amo" de Milan Kundera. Los actores principales eran buenos, los había visto actuar en otras obras pero la producción fue pésima, y parecía que los actores de reparto no ensayaron mas que durante una semana.

3) ¿Cuál es la primera obra que recuerdas haber visto? ¿Y una de las que te haya gustado más?
Primera obra, creo que "Peter Pan"con Lolita Cortés y el Loco Valdez. No sólo la recuerdo por lo mucho que me gustó, sino por la ambigüedad que me produjo saber que Peter Pan era una chica, yo que tan profundamente me había enamorado de él-ella.
La que más me ha gustado ha sido una versión de Cien años de soledad bilingüe ruso-español. No se necesitaba más que unas cuantas líneas en español para irnos situando en la historia. Magnífico manejo del espacio-tiempo, por medio de unos andamios generacionales. Una Úrsula fabulosa y las mariposas amarillas son lo que más me conmovieron de la obra.

4) ¿Has llegado a irte lejos para ver una obra que sabías que no iba a venir a tu ciudad?
No, prefiero no enterarme de las obras en la capital para no sentirme frustrada.

5) ¿Por qué crees que va poca gente al teatro? ¿Crees que es caro?
Bueno, aquí hay buen teatro local. Debe ser la cultura mediática que nos tiene hechos unos flojos, y el teatro requiere de una buena interrelación del público con los actores, con el director, con la obra, para lo cual se requiere esfuerzo, esfuerzo que mucha gente no comprende, ergo, no desea realizar.

De regreso.

Hacía mucho que no utilizaba mis pies en esta forma.
Realmente la pasé bien, conocí un poquitín de México, salí con mi amiguito Luis, pero soy incapaz de disfrutar las cosas cuando son gratuitas. Me pone incluso muy sospechosa.
Es decir, por qué mis jefes me inviertieron alrededor de $9000 pesos para llevarme a pasear? Falsedad de falsedades eso de ir a acompañar a las chicas del concurso. No las vimos en los tres días que estuvimos ahí.
Ella (de ahora en delante cuando me refiera a mi némesis le llamaremos Ella) anduvo de muy buena disposición. Excepto por querer alimentarme únicamente dos veces en el día. Y me daba tanto coraje que cuando llegábamos a comer, despúes de todo el día sin desayuno en la panza yo me daba vuelo: Tráigame un caldo tlalpeño, unos chiles en nogada, unos champiñones al ajillo y un pastel alemán por favor. Ah! y una coca light que la otra me cae pesada.
Fuera de ese detalle me la pasé muy bien.
Visitamos Teotihuacán, el Centro Histórico, Coyoacán... Nos subimos en el metro (qué maravilla de transporte... y por cierto, me prometieron agasaje y nada...) nos trepamos en peseras, perseguimos taxis, evadimos ambulantes prófugos y me quedé con tremendas ganas de regresar.
Ojalá sea pronto.
Pero me sigue calando esa espinita: ¿Por qué me llevaron de paseo? ¿Planean despedirme? ¿Liquidarme, como me dice mi jefe? ¿Qué quieren a cambio? ¡¡¿qué?!!

Me encontré a María Novaro en Coyoacán. Ya había tomado un taller con ella en alguna ocasión y qué emoción verla de nuevo.

lunes, 20 de septiembre de 2004

Puente

Fin de semana muuuy largo. Lo suficiente para desear no volver a la rutina. Aunque, claro, el descanso también tiende a convertirse en rutina.Y no paga. Bienvenido el trabajo!!

Fue fin de semana de lluviecita.
No salimos a ningún lado porque, al parecer, nuestros planes siguen siendo ser millonarios algún día, así que Fefé sigue trabajando hasta en domingo y día feriado. La feria sigo sin verla por ningún lado.
Bueno, tampoco se vale ser tan negativa.
El sábado fuimos a comprar un regalito para una fiesta y me compró unas cosillas que se me antojaron. No eran necesidad, sino mero antojo. Tardé en acostumbrarme a la sensación de ver que estaba pagando algo que era mío. Hace muchísimo que yo pago por mis cosas. Los regalos son otra cosa, es bastante espléndido en esas cosas. La navidad pasada recibí un perfume delicioso (necesito reemplazo, btw), un disco de Compay Segundo, un dvd de Les Luthiers y el dvd Amelie. Pero una cosa es regalar y otra pagar por algo. ¿Notan la diferencia?
También se puso muy espléndido en la noche. ¡Pagó por el servicio de guardería! Y salimos a pesar del aguacero que estaba cayendo sobre la ciudad.
Pérdidas: una falda. Me subí al auto rápidamente para no mojarme y cuando planté el pie sobre el auto, la falda valió madre. Se me vio todo el trasero. Todo. Toooooodo. Y ustedes no conocen mi trasero.
Después de cambiarme de ropa y ponerme lo que yo quería desde un principio, dimos vueltas por la ciudad por horas. Siempre pasa lo mismo. Y terminamos en el mismo café. No tengo nada contra dicho café. Bueno, ahora sí. El sotol que venden está horroroso.
Esta vez nos arriesgamos osadamente. Fuimos a otro café. Bastante nice. Buen ambiente. Tenían muy buena música. Sirven mojitos!!! y sigo con la racha: otro ex alumno. Esto es de las cosas que temía. Que mis ex alumnos fueran creciendo y empezara a encontrármelos en antros. Ya comenzó a suceder.
Más noche estuvo más espléndido. Pero eso ya no se los voy a contar.

Aceleracienta
El domingo fue de friega. Así son todos mis domingos.Y para ser sincera, los demás días de la semana también. Y no es porque mis días sean de friega, es algo que yo busco. Y no lo entendía hasta este domingo gracias a mi gurú Homero Simpson. ¡Cuántas verdades he descubierto a través de su boca! Demos gracias a Fox.(la cadena,no el otro).
Esto fue lo que pasó:andaba en mi chinga habitual cuando me detengo frente a la tele, justo en un anuncio de Los Simpsons. Escena: Marge saturrándole a Bart la comida a través de un embudo de hot cake y diciendo "No hay tiempo para esto" y Homero contestando:"Cálmate tú, Aceleracienta!". Entiendo de sutilezas e intuí que las carcajadas de Fefé no se debían a la caricatura. Yo también me tuve que reír. Nobleza obliga. Y finalmente le bajé al acelere. No puedo prometer que eso vaya a durar. Pero me siento algo motivada.


Diálogos:
DARÍO: ¡No quiero recoger mi cuarto!
MAMÁ: Bueno, no lo hagas. Pero los duendes de Santa te están viendo y le van a informar que no quieres hacer nada.
(silencio)
DARÍO: Yo vi en las noticias que Santa mató a todos sus duendes.
(silencio de la madre... confusión... cuestionamiento... reflexiones filosóficas... y de pronto, parece que el chico reconsidera)
DARÍO: Mamá, ya recogí el cuarto. ¿Tú crees que Santa se ponga feliz?
MAMÁ: Muy feliz, corazón. ¿Y sabes quién más se va a poner feliz? Papá y mamá.
DARÍO: ... ¿Y ustedes qué?

Interpretación: Si la cigüeña me trajo de París, Dios me da todo lo que necesito y Santa me trae los juguetes, ¿ustedes para qué sirven?
Debo desenmascarar al viejo gordo. Pronto.


San Lunes.
No es agradable despertar si la noche anterior has bebido cerveza. Pero el día de hoy tenía que llevar a una alumna a un concurso.¿Recuerdan la niña del primer lugar en Ortografía? El día de hoy fue el evento regional. La siguiente eliminatoria habría sido este viernes pero yo le alegué a mi inspector que me cambiaran la fecha ya que la nena y yo nos vamos a México, a recibir su premio de otro concurso. Se burló de mí porque aún no presentaba la nena el examen del regional. Pero aún así me hizo caso. El estatal será el lunes entrante. La nena y yo fuimos al concurso hoy. La nena volvió a sacar el primer lugar. (Que alguien me diga que significa "hangazo" o "angazo" o "angaso" y dónde habita la tribu de los "avar" o "abar" o "habar"). Estoy orgullosota. Pero cada vez se pone más difícil.

Mañana parto al D.F. Lo siento, ni tlacoyos les podré traer. La patria está bien jodida. Pero ese sentimiento de miseria se me quitó hoy cuando mi acompañante al viaje (a.k.a mi némesis) me pidió de favor que pasara por ella para que Fefé nos lleve al aeropuerto. A las frescas de las 5 de la madrugada. No pude decir que no. Pero luego la imaginé en el asiento trasero de mi carro, con mis hijos babeándole encima (en el mejor de los casos) y siendo ignorada soberanamente por mí... y la verdad, todos estos años trabajando bajo su jefatura, adquierieron un cierto sentido.Música de fondo: mala como las arañas, mala y con todas las mañas... ¡Pero qué bonita soy, chingao!

NOTA MENTAL: Tengo que hacer algo, escaparme de algún modo del hotel para irme a ver a las Patronas.


Noticia hermosa... y triste...
Tengo una amiguita. Marcela. Conocida en los bajos mundos como La Chela. Es una persona hermosa, de cuerpo y alma. La Shele y yo siempre hemos pensado que con los encantos físicos de la Chela y sus múltiples talentos (voz de ángel, violinista, dibujante) nosotras habríamos terminado de cantantes en un congal de mala muerte. Por eso Dios no le da alas a los alacranes. Pero no la Chela. Ella terminó su carrera en diseño gráfico y se unió a un coro para conformar la asociación coral "Flor y Canto" quienes por cierto, fueron el único coro de México que se presentó este año en las Olimpiadas de Coro en Bremen, y trajeron una honrosa medalla de plata en su categoría.
Continuando con la historia, la Chela siempre quiso estudiar Canto en forma. Estudiaba en Bellas Artes, cantaba con el coro en óperas pero ella deseaba prepararse mejor.
Finalmente se decidió.
Hace un par de días recibí un mensaje suyo: el viernes parte a Austria. Siete años. ¿Regresará? Ella dice que sí. Yo no lo creo. Es demasiado talento para este rancho.
Bien, siempre quedan las grabaciones de una sofisticated Orquídea, una dulcísima Cosette y el recuerdo de "Concierto para una voz" en mi cumpleaños. Suerte Chela!

P.D. Niños, cuídense. Regreso el jueves!!

viernes, 17 de septiembre de 2004

Cinco cinco cinco cinco cinco...

Tema delicado el de hoy...

1) ¿Tienes vecinos? ¿Les conoces?
Sí. Enfrente una señora con dos hijas solteras. A un lado, un mono que nomás llega a coger con la novia. Al otro lado una mujer neurótica.

2) Cuando llegaste de nuevo a tu casa, ¿te presentaste a los vecinos? ¿Les invitaste a tu casa? ¿Lo hicieron ellos?
Cuando llegué a vivir aquí, no había vecinos. Cuando fueron llegando les fui dando la bienvenida.

3) ¿Cuáles crees que son las normas de convivencia que todo buen vecino debería respetar?
No dejar que los niños se brinquen a la casa del vecino por las bardas. ¿Las respetas tú?Definitivamente sí.

4) ¿Tienes o has tenido algún vecino que te hiciera entrar ganas de cambiarte de vivienda? ¿Por qué?
No. Cuando la neurótica les dijo a mis hijos que iban a matar a Lulú, me dieron ganas de mudarla a ella.

5) ¿Alguna anécdota divertida sobre la convivencia entre vecinos?
Cuando la Lulú mordió a mi vecina neurótica. Jajajajajajaja!!!!

jueves, 16 de septiembre de 2004

Un texto de Agustín Fest

Dando brinquitos por la red (el cual es mi método más usual de búsqueda) encontré una revista online llamada Weblog Magazine y en ella un artículo de Agustín Fest que me gustó bastante.

Comparto un fragmento con ustedes:

Hipotéticamente, si un escritor de algún clásico o contemporáneo hubiera tenido un weblog para ese fin, probablemente le hubiera agradado la herramienta. Imagínense a Faulkner abriendo un weblog para un escrito como “Absalon, Absalon”, donde cada personaje tuviera un blog a là “Stream of Consciousness”. O tal vez un weblog donde Juan Carlos Onetti, nos hubiera relatado el pueblo de Santa María desde la perspectiva de aquella novia que nunca se casó y simultáneamente, viéramos en un post las otras perspectivas de aquellos que participaron en la mentira de “El vestido de novia”.

Podríamos comprobar en lectura propia el método de García Márquez, tomarse la escritura como un trabajo de oficina el cual lleva obligatoriamente sus horarios. Horario que también adoptó Vargas Llosa el cual hace de ambos escritores, hombres prolíficos. O bien, podríamos comparar este trabajo con el de Onetti que en una reunión dijo a Vargas Llosa algo similar a esto: “Tú tomas la escritura como si fuera el deber de una esposa… yo lo tomo como si fuese una amante, solamente cuando lo necesito y me dan ganas”.
¿Es necesario mencionar a Borges o a Cortázar? Una amiga mía, licenciada en letras, bloguera de corazón, menciona constantemente como estos dos se hubieran confrontado en letras constantemente. Y todo eso, claro, mientras Borges comenta el nuevo texto en el blog de Bioy Casares. Cortázar, mientras tanto, estaría trabajando el boceto de un instructivo: “Como mantener un weblog de cronopios”.
Benedetti enamoraría a las mujeres con sus poemas y no quedarían más para nosotros en el ciber-espacio. Benedetti mismo dice que no puede vivir sin su computadora. Que esta le da la oportunidad de releerse y pulir sus textos hasta que ya le llega el tiempo de publicarlo. Dice que así de una vez, encuentra el formato y el tipo de letra que quiere para su publicación, y que la disposición en la página, es su decisión y así queda en la imprenta.
Tal vez Hemingway no se hubiera suicidado o nos habríamos enterado los lectores dos segundos antes de que lo hiciera.
Para ver el artículo completo, pícale ahí.

El Grito

No, el de Münch no lo hemos encontrado.
Del que hablo es del que acabamos de dar hace apenas unas horas.

Yo no pasé la noche en la plaza del palacio de gobierno. Una vez un ex me llevó un día 15 de septiembre de cuyo año no quiero acordarme, y me juré no regresar nunca más en esa fecha.
El grito lo escuché en la fiesta de cumpleaños de Wendy y constó de dos partes muy importantes: "Viva México!" y "Viva Wendy!".
Acabo de llegar de la fiesta, muy mexicana. Adornos multicolores aquí y allá, guisos multisabores, música mexicana y pirotecnia. Al ritmo del Huapango de Moncayo dimos varios gritos y sobre todo, muchas carcajadas. La parte más esperada: el concurso de disfraces. Hubo de todo: una nena de Campana de Dolores, el Pípila, La Corregidora, la Malinche y la que se llevó la noche, Wendy por supuesto, disfrazada de Autorretrato de Frida Kahlo. Una maravilla.
No tomamos alcohol. No fue necesario. (Esto no cambia mi creencia de que Felicidad que no provenga del alcohol, no es real). Estar sobria hizo que me sintiera un poco vieja y me hizo recordar algunas fechas patrias en mi vida. Sobre todo una hace... mmmm... ora verá.... ora verá... hace ocho años? Creo que sí.
Recuerdas Shele? Todavía no cumplías 18 años. Reservamos en La casa de los milagros y tomamos, tomamos, tomamos.. Recuerdas el comentario de los güeyes de atrás? "Qué vergüenza, qué desfiguros, par de borrachas". Y tu respuesta contundente: "Vergüenza ustedes, que estando sobrios andan haciendo desfiguros."
Y los viajes al baño... qué aventura...Félix dijo que nos habíamos convertido en expertas reconocedoras de paredes (y según nosotras, íbamos derechitas y sin tropiezos)... y eso que él no vio cuando llegamos al baño, abrimos la puerta del excusado y encontramos muy ocupada en la taza a lo más nice de la sociedad chihuahuense. Pero el alcohol embrutece... y divierte... y no fuimos capaces de volver a cerrarle la puerta sin antes tronarnos unas sonoras carcajadas en sus narices.
Ahora... me empiezo a quedar dormida antes de las 11 de la noche y ya no tolero más que tres caballitos de sotol... a veces.
Para darme en la torre con el sentimiento de senilidad, en la fiesta de la Wendy reconocí a un chico. No batallé tanto en saber quién era. Nada más y nada menos que un chico al que le dí clases el primer año que entré a trabajar al lugar donde estoy ahora, en el grupo de tercero de secundaria.
Que haya estado ahí no fue lo que me hizo sentirme vieja. Fue el hecho de saber que el niño estaba casado y tenía un bebé. Me sentí una abuela. *suspiro*
Pero basta de cosas.
La semana que entra me voy al D.F.
Consejos, recomendaciones, conciertos, obras de teatro... quiero saberlo todo!!!
Saludos!!


P.D. A la Wendy le encantó la bufanda jamaiquina. Si me animo a aprender este año, le tejo la gorra de pitufa jamaiquina en Minnessotta.

miércoles, 15 de septiembre de 2004

Cumpleaños del himno

Tal parece que a mi hijo no le ha hecho justicia la revolución... ni la independencia.

Ayer la alergia lo traía bastante grave por lo que no lo dejé salir a jugar. Estaba muy molesto cuando me increpó:

- !Mucha independencia, mucha independencia, pero tú no me dejas ser libre!!

Con la pena.


P.D. Ayer fue cumpleaños de la Wendy.. Weeeeee!!! Hoy celebramos... Le voy a regalar la bufanda jamaiquina que le tejí hace dos años. ¿Será adecuado?

lunes, 13 de septiembre de 2004

Juegos de lectura en voz alta

A continuación un texto de Luis María Pescetti. Me llamó la atención que mencionara Filosofía para Niños. Qué suerte haber tomado el curso con Matthew Lipman y Ann Sharp. Yo también tuve suerte. El centro de Filosofía para Niños de Guadalajara y Mónica Velasco son ambos maravillosos. También he practicado dichas técnicas de lectura en voz alta con mis alumnos y han resultado entretenidas e integradoras.

Para leer... leyendo—juegos para leer en serio—
En enero de 1994 fui a tomar un curso sobre Filosofía para Niños a New Jersey. Matthew Lipman, Ann Margaret Sharp y los otros profesores nos hicieron leer de diferentes maneras. Cada uno de estos modos era divertido y estimulante en sí mismo. Hacía que uno estuviera atento a cuándo le tocaba leer, que conociéramos la voz de todos, incluso la de los que hablaban muy poco (a los que hablábamos mucho a veces nos tocaba un renglón pequeñísimo, por esas cosas del azar y de la justicia). Del recuerdo de esas prácticas y de la experiencia de la profesora Gloria Arbonés, también de Filosofía para Niños, comparto con ustedes las siguientes maneras de leer. Una sugerencia antes de empezar: si la cantidad de niños del salón lo permite, si el tamaño mismo del salón lo permite, es mejor hacer estos ejercicios sentados en rueda.
Sólo tres renglones
Para esta manera de leer, y las siguientes, es mejor que cada niño tenga un ejemplar del libro o una copia del texto. Es mejor, pero no quiere decir que solamente así se pueda hacer. Si hay un solo texto, o unos pocos, se lo irán pasando de compañero en compañero. Se trata de que cada niño lea tres renglones y luego siga otro compañero. Tres y sólo tres (o dos y sólo dos, o cuatro y sólo cuatro, lo importante es que sea una cantidad fija de renglones, igual para todos, y que la lectura fluya bien). No importa si esos renglones terminan con una frase por la mitad, o si alguno es muy corto y el que le sigue es muy extenso. Si el azar hizo que me tocara leer unos renglones largos, bien; si fueron cortos, de una sola palabra, bien también; si era la frase más importante del cuento, bien; y si era una frase sin la más mínima importancia, bien también.
Hay algo muy democrático en esta cosa que, a primera vista, parece un poco arbitraria, ya que nadie lee más «porque lea mejor». Dicho de otra manera, si «leer bien» fueran moneditas, no se hace leer más a los que tienen más de esas monedas. Tengan las monedas que tuvieren, a todos se les pide el mismo esfuerzo.

San Lunes

Prefiero llorar sin esfuerzo a reir forzadamente.

Y... no sé.
Odio no saber
Me arrepiento tanto del hacer como del no hacer.
No quiero que me pidas.
No quiero que me ruegues.
Aunque no lo creas, no sé.

Déjame pudrirme sola.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .

Según las estadísticas, es en domingo cuando se presentan más suicidios.
Yo por eso no estoy en mi casa los domingos.

Ayer fue un domingo largo.
Comenzó con el concierto de Luis Pescetti a medio día.
Todos nos divertimos bastante. Bueno, todos excepto Alex. Este niño tiene un profundo sentido del ridículo. Me pongo en su lugar y pienso que debe haber sido traumático ver a su madre bailar como chango y como cocodrilo. Tendré que ahorrar para cuando lo tenga que mandar con un terapeuta.
Lo que fue Darío y yo nos divertimos de lo lindo. Ambos tenemos graves problemas de coordinación. Somos zurdos (yo sólo por solidaridad), poseemos una mínima habilidad de lateralidad y nuestra psicomotricidad gruesa tiene serias dificultades. ¡Pero nos divertimos mucho! A decir verdad no es que seamos tan malos. Los bailecitos eran difíciles. ¿Cómo que con la mano derecha tócate la oreja izquierda, con la mano izquierda la nariz del centro... y viceversa? Eso es casi como hacer gimnasia. Inclusive puede ser perjudicial para la salud. Peligrosísimo.
Y pese al riesgo, lo hicimos y cómo nos reímos.

Me gustó mucho el espectáculo. El Sr. Pescetti abre un espacio en donde uno puede entrar dejando fuera la infancia idílica y dar lugar a la infancia de a devis, la de las rodillas raspadas, las mallas rotas, los novios de-a-fuerzas, los dulces en el bolsillo, los castigos en casa, los pleitos entre amigos, la pandilla del fútbol, y bueno... cada quien tiene su universo infantil personal.
Y lo genial es que en ese universo permitimos la tarde de ayer que entrara la magia, los cuentos, las historias de terror, los cuentos sucios (já!), las novias ahogadas y los fantasmas, todo lo políticamente incorrecto para los niños, según nosotros los adultos.
Es ése espíritu de rebelión, esa chispa de anarquía lo que permite al Sr. Pescetti sembrar semillitas de fantasía, de juego, de libertad, de elección, de amor... imagínense lo que puede ser de estos chicos si como adultos podemos cuidar esas semillitas y permitir que florezcan.

En el concierto logré ver a varios de mis estudiantes y muchos alumnos del colegio. Esto se debe a que fue Alfaguara, junto con el Instituto de Cultura del Municipio, quienes trajeron a Luis Pescetti a la ciudad.
En la escuela donde trabajo, así como en otras, llevamos material de la editorial Alfaguara para lectura de los estudiantes. De este modo la invitación se extendió a los padres de familia de dichas escuelas quiénes llevaron a sus hijos al concierto. Qué bueno.
Y el ICM también hizo extensiva la invitación a las demás escuelas de la ciudad, públicas y particulares.
A mí me tocó enterarme del concierto por medio de un póster en el kinder de Dayiyo. Días después me enteré por medio de Alfaguara. Y días después tuve un pequeño conflicto vía msn con un amiguito que trabaja en el ICM. ¿Por qué? Bueno, pues porque no estoy de acuerdo en la forma en que se maneja la promoción de eventos culturales por parte del municipio y en general de las entidades gubernamentales.
Las personas que asistieron al evento, en su mayoría conocen el trabajo de Pescetti, porque sus hijos han leído Frin, Natasha o Caperucita Roja tal como se la contaron a Jorge, u otros libros editados por Alfaguara. Ellos fueron porque tenían un referente cultural.
El kinder al que asiste Dayiyo presta servicio a la industria maquiladora. La mayoría de las madres de familia del kinder son operadoras de producción o trabajan en las líneas. Después de una semana de estar pegado el póster en el tablero de avisos, me dio curiosidad y pregunté a varias madres si pensaban ir al concierto. Ninguna se había fijado. Por más colorido que fuera el anuncio, a nuestro cerebro le cuesta trabajo guardar cosas si no tiene un referente anterior. Y eso me dio tristeza. Me hizo pensar un poco en el elitismo en la cultura, cuestión que no debería existir. Es muy fácil decir que el evento fue un éxito porque el teatro estaba lleno. Yo no pude verlo así. Quiénes estuvieron ahí, hablando en términos mercadotécnicos, hace tiempo que son un público cautivo. Tienen una formación diferente, tienen acceso a otros elementos, y qué importante, pueden comprar un libro.
Es muy fácil realizar un evento para el que se sabe hay público.
Soy maestra y me considero promotora cultural, por el giro de mi trabajo. Me alegra mucho escuchar a mis alumnos decir que les gusta leer. Pero mi interés esencial está puesto en los que dice que leer es aburrido, que nunca en su vida han leído un libro.
Puedo no estar en lo correcto, pero considero que ése debería ser también un interés primordial de los institutos de cultura. Se puede invertir mucho en pósters, pero para qué sirve si la gente no los lee...
Macedo, Renecito, mis cuentacuentos favoritos, qué gusto verlos ayer en el taller... les mando un beso y los felicito por el trabajo que hacen en las escuelas, por llevar cuentos a los niños, por llevar música, por sembrar el asombro... Rafita, te felicito por ese increíble e incansable esfuerzo que realizas...
Qué diferente sería si junto a los niños en las escuelas también estuvieran sus padres. Porque los niños son ya sensibles a la música, la literatura, la poesía... pero los padres estamos ya insensibilizados.
Alas y Raíces va a las escuelas llevando jornadas culturales. Los niños salen encantados. ¿Y después qué? ¿A los padres les irá a interesar llevarlos a una biblioteca, a ver una obra teatral? Y ni pensar en comprar un libro, con lo caro que están.
Me parece tristísimo, por que al menos en mi comunidad, la población infantil está mayoritariamente constituida por niños cuyos padres no tienen mucho acceso a la información, mucho menos a la cultura.
¿Qué futuro tenemos así?
La cultura debe salir de los teatros y los museos... se deben desacralizar los espacios culturales... borrar el elitismo...
Sé bien que se está trabajando.
Yo también quiero colaborar.




P.D.1. ¡Tengo un libro autografiado por Luis Pescetti! Qué tipazo, señores.. Y no es feo...

P.D.2. Parece que me voy a México. Todo con tal de no acompañar a 34 adolescentes a Morelia en camión.

P.D.3. Hoy dije: Ojalá me acompañara alguien al DF. Se me cumplió. ¡Va mi némesis!!!

P.D.4. Vuelvo a las pastillas de la felicidad. Todo era demasiado bueno para ser verdad.

P.D.5. También ayer tuvimos la oportunidad de asistir a un taller con Pescetti. El tiempo se pasó volando. Pero ya sé cantar: Al pelotón le gusta mucho el vino, al pelotón le gusta mucho el ron, al pelotón le gustan las mujeres... A LAS MUJERES NO LES GUSTA EL PELOTÓN!!!

viernes, 10 de septiembre de 2004

Five is a magic number

1) ¿Cuál crees que es el mejor invento de la historia? La margarina suave.

2) De pronto recibes la noticia que tus deseos se harán realidad. ¿Cuáles serían los tres deseos que formularías? La biblioteca de Alejandría (en mi sala), un violín Stradivarius (con la consiguiente habilidad para tocarlo) y... y... mmmm... la capacidad para teletransportarme.

3) ¿Te someterías a una operación de cirugía estética para aumentar tu belleza? ¿Por qué? No me sometería a cirugía por necesidad, mucho menos por vanidad.

4) ¿Has hecho alguna locura estas vacaciones? Detalles, por favor. ¿Tienen que ser en vacaciones? Y bueno... sí hice. ¿Detalles? Nada, nada... las locuras y travesuras no tienen nombre.

5) Piensa en los cumpleaños de tu infancia. ¿Cuál fue el mejor regalo que recuerdas? ¿Por qué?
La madrugada del 15 de marzo de 83. Desperté con las mañanitas por parte de toda mi familia. Mi hermano me regaló muchas revistas donde venían imágenes de E.T. Mi hermana me regaló una bolsa de E.T. Mis papás me regalaron mochila, poster, muñeco y chucherías varias, todo de E.T. Emoción igual sólo hace tres años que mi marido me regaló, lo mismo que en mi cumpleaños número 7, pero de "Lord of the rings".


Y bueno. Raro fin de semana.
Estuvo cotorrón el ambiente del jale estos días. Una persona anduvo de mala leche y levantó dimes y diretes. Hubo una carga de trabajo enorme para una sola persona (debido a la reestructuración que se hizo en vacaciones.. -yo se los decía- ). Estamos desiertos de convocatorias para una jornada cultural que se va a realizar este mes. Y mi capacidad de concentración alcanzaron su punto mínimo. El piloncito: me quieren mandar a México tres días. Sospecho que la idea es dejarme allá. Pero no lo van a conseguir. El jefe dice que no debo tomarlo como un castigo, que acompañar a las niñas ganadoras de un concurso es un premio, que lo piense: viajecito gratis, cuarto de hotel pa´mí solita, paseos varios... Y no es que lo tome como un castigo, pero en estas circunstancias me resulta tan pesado pensar siquiera en hacer una maleta...
Todavía no sé qué hacer.
Quedé de informar el lunes. No creo tener una respuesta el lunes.

Sábado: Despedida de soltera para la Wendy (flaka, deberías venir) con todo lo que una despedida de soltera conlleva, incluyendo dos chicos que se dejan quitar la ropa.

Domingo: Concierto infantil con Luis Pescetti (soy una persona de contrastes). Y a las 16:00 hrs. taller con Pescetti. Gracias Rafa por los boletos. Gracias Geo por los libros y por reponerme los que se tragó el hoyo negro que hay en mi estancia.

Que pasen un bonito fin de semana.

miércoles, 8 de septiembre de 2004

Cosas que pasan

Me encontré hoy con dos notas en el diario local:

Un elemento de la Policía Federal Preventiva fue detenido por la Policía Municipal de Chihuahua por haber participado en el robo de un vehículo. A través del sistema de monitoreo satelital se llevó a cabo una persecución que concluyó con la detención del servidor público y un cómplice. Robaban autos sobre pedido.

Fue ratificada la denuncia por abuso de autoridad en contra de los agentes de Tránsito que el domingo por la madrugada golpearon al joven Alejandro Fierro Algrávez, quien trató de defender a un adulto mayor que fue bajado salvajemente de su vehículo.

No es que me sorprenda ninguna de las dos notas. Que estoy viviendo el abuso de autoridad en carne propia. Lo sorprendente fue la nota siguiente:

Valiente niña de sólo nueve años siguió hasta cansar a ladrón que había arrebatado la cartera a su madre, la menor narró los hechos desde que el delincuente huyó, hasta que logró agotarlo y mirar dónde se escondió, luego pidió auxilio a vecinos, quienes se encargaron de someterlo y entregarlo ante la autoridad.

¿Qué mundo es éste donde los guardianes del orden roban y golpean, y los niños atrapan ladrones?

lunes, 6 de septiembre de 2004

Soy algo tímida, pero finalmente me animé a postear una foto mía. Total, si ando pregonando mis intimidades, por qué no les iba a compartir algo más íntimo. Luego les mando una con tanga. Posted by Hello

domingo, 5 de septiembre de 2004

Diálogos

ALEX.- Ya estoy cansado de esta alergia. Alergia, alergia, alergia desde que tenía tres años.
MAMÁ.- Corazón, nadie te tiene afuera jugando con la tierra.
ALEX.- Bueno... sí... pero de que las flores anden como locas lanzando polen, yo no tengo la culpa.
. - . - . - .
ALEX.- Mamá, yo soy signo Leo, como mi papá ¿verdad?
MAMÁ.- Sí.
ALEX.- ¿Y Darío?
DARÍO.- (gritando con voz monstruosa) ¡Yo soy un escorpión! ¡Soy un cangrecán venenoso!
MAMÁ.- No, Darío. Tú eres Virgo.
ALEX.- ¿Y eso qué es?
MAMÁ.- (pensantiva, reflexionando cómo responder) Virgo... es una persona muy buena... de corazón puro.
ALEX.- ¿Y por qué Darío?
DARÍO.- (Alejándose dramáticamente a su cuarto) ¡Yo soy malvado!
. - . - . - .
DARÍO.- Papá, encontré algo bien chistoso en la computadora. Te voy a enseñar.
PAPÁ.- ¿Qué es?
MAMÁ.- Encontré la animación del Dancing Bush.
DARÍO.- (Encendiendo la animación) ¡Mira papá! ¡Cómo baila!
PAPÁ.- ¿Sabías que él es el presidente de Estados Unidos?
DARÍO.- ¿Sí? Pues está bien loco.
ALEX.- No, está bien tonto.
(Los padres se miran y sonríen)
. - . - . - .
Los diálogos entre los papás, no pueden ser publicados por respeto a los lectores.
Pero publicaré un par de diálogos de Luis Pescetti que bien pueden ilustrar el momento actual de los personajes.
- ¿A qué hora paso por ti?
- Dime a qué hora te conviene
- A la que tú quieras
- A la cuatro entonces...
- No, a esa hora no puedo
- ¿A las doce?
- No, tampoco
- ¿En la mañana?
- Imposible
- Entonces dime cuándo puedes
- Ya te dije que no hay problema.
***
- Eres un amargado
- No, soy una persona normal
- No es cierto, eres un amargado
- Deja de decirme eso
- Yo puedo decirte lo que se me antoja
- No, porque me cansarías
- Te cansas porque eres un amargado
- ¡Ya basta, por favor!
- ¿Ves?
***
- Tú nunca aceptas una crítica
- No es cierto
- ¿Ves?



P.D. Invitación. El día 12 de septiembre se presenta en el Teatro de la Ciudad, Luis Pescetti. No pueden dejar de asistir.

viernes, 3 de septiembre de 2004

Parece que las infamias tienen un ciclo semanal

Esta mañana me desperté prometiéndome una siesta vespertina. Es la promesa que siempre me hago para poder despertar. Un día de éstos voy a dejar de creer en mí.
Sin embargo, casi de inmediato me sentí bien y despierta. Llegué a mi trabajito con mucho ánimo, hice un par de arreglos en mi oficina (ya está habitable) y me llevé a dos alumnos al Concurso Latinoamericano de Ortografía, etapa de zona.
La escuela sede ahora está dirigida por una excompañera de trabajo a quien me dio muchísimo gusto ver, y yo creo que a ella más que a mí, ya que en cuanto me vio me pidió de favor que le redactara un discurso de bienvenida... a dos minutos de empezar el evento... Bueno, he ido a muchísimos eventos como para saber que es terrible que la persona que está al frente hablando no sepa otro adjetivo que "bonito" y que no conozca en lo absoluto nuestros objetivos como maestros de Español, Literatura o Comunicación. Así que el discurso no quedó tan mal.
Me dio muchísimo gusto ver a los maestros de Español de las otras escuelas de la zona. Me parecen, desde que trabajo con ellos, que son personas bien conscientes de su labor formadora.
Durante un tiempo nos tocó trabajar al mismo tiempo con maestros de otras zonas y fue mas bien difícil. Desgraciadamente me topé con maestros que lo único que esperaban de su profesión era la jubilación, con maestros de Literatura cuyo libro de cabecera era "Juventud en éxtasis", maestros de Español que prohibieron la lectura de obras de Carballido por contener "palabras altisonantes y majaderías". No niego que también hubiera excelentes maestros, pero éstos por desgracia, fue los que yo conocí.
Ahora únicamente nos reunimos los maestros de nuestra zona. Esta zona la conforman diferentes escuelas particulares, diferentes en su currícula, en su alumnado, en su formación pero tienen en común que no suelen contratar maestros normalistas. No porque las escuelas no quieran, más bien a los maestros no les conviene porque ellos desean una carrera magisterial, una plaza, subir de escalafón, sueldos más elevados, moverse con el sindicato, un trabajo seguro para toda la vida, en fin... todo aquéllo que una escuela particular, tristemente, no puede ofrecer.
Así que quiénes estamos aquí, hacemos nuestro trabajo por amor al arte. Somos por lo regular egresados de carreras profesionales a quiénes el desempleo, la oportunidad y otros factores, nos trajeron a las puertas de una escuela. Quienes quisimos, nos quedamos. Hay otros a los que les ha ido mejor. A todos les deseo mucha suerte. Yo, por lo pronto (este "por lo pronto" ha durado cinco años") aquí me quedo.
En el área de Español somos por lo regular egresados de la Facultad de Filosofía y Letras o maestros apasionados por la Literatura. Yo soy ambas cosas, ya que mi carrera no fue Letras ni Filosofía, sino Ciencias de la Información. Este hecho ha enriquecido muchísimo las Academias, la preparación y desarrollo de programas, la integración de metas institucionales... y por otro lado, nos ha enriquecido a nosotros como personas.
He conocido a maestros maravillosos, personas inteligentes y simpatiquísimas, y hoy de nuevo me encontré con mi clica. Esta vez no tuvimos que revisar exámenes del concurso nosotros, así que nos dio tiempo para platicar agusto y darle la bienvenida a uno que otro maestro nuevo. Como Arturo quien es el único maestro hombre del grupo, y hasta vecino mío resultó.
Pobre... enmedio de una charla desastrosa y acalorada sobre algún tema, no recuerdo cuál, se escuchó su voz desde el fondo de su sillón: "¿Alguien vio el partido de los Pumas el domingo?"
Se va a acoplar pronto, estoy segura.

Pues bien. Yo llevé a dos jóvenes al concurso: Inés, niña especial y sobresaliente con promedio de 10 y Andrés (alias El Emperador, sus amigos lo aman desde que los ayudó a ganar un concurso de maratón y así le pusieron de sobrenombre) niño callado, promedio, por quien nadie daba un chicle. La verdad es que es muy inteligente, tiene una vasta cultura, pero (o tal vez por lo mismo) no le interesa mucho lo que le puedan enseñar en la escuela y no se esfuerza.
Me choca ir a concursos. Me choca porque me pongo nerviosísima. Pero, en definitiva, es una experiencia hermosa escuchar nombrar a mis alumnos en los eventos.
Yo sabía que ellos iban bien preparados y sabían lo suficiente. El problema en los concursos es el grado de ansiedad y nerviosismo. Confié en ellos y estuvieron relajados.
Resultados: Inés, primer lugar. Andrés, segundo lugar.
Inés estaba radiante, incluso no le importó haber cometido un error en el examen (ella no se perdona estas cosas). Andrés no dijo mucho, pero su cara de gato lo decía todo. Lo único que pronunció de camino a la escuela fue: "Es la primera vez que me dan un reconocimiento". Tal vez sea lo único que necesita para despegar.
Al llegar a la escuela, en pleno receso, todo fue abrazos y besos para los ganadores. Me llevé a ese grupo a leer a un parque pero todos estaban demasiado emocionados como para concentrarse así que los dejé hablar y que se contaran sus experiencias en el concurso.
Yo salí feliz de mi trabajo. Esos diplomas de primer y segundo lugar lucían radiantes y gigantes.
Todo fue cuestión de encender la radio y conocer el desenlace del episodio en Chechenia.
Dios de mi vida.
Esos primer y segundo lugar perdieron instantáneamente su brillo. Se me opacaron.
Más aún cuando el enano mayor, que estaba sentado conmigo, me preguntó que pasaba. Imposible ocultarle tantos horrores. Menos con los periódicos mostrando fotografías de niños heridos. O muertos.
Y nuevamente, como mamá, vuelvo a hacerme las mismas preguntas: ¿Deben saberlo? ¿Cómo lo explico? ¿Cómo decirlo con calma si yo misma no pude reprimir las lágrimas?
Creo que le di un par de explicaciones mientras llegábamos a casa. Ahí me senté a hablar con él. Su conclusión: "La gente es mala porque sus papás no los quieren". Puede tener algo de razón. No se puede ser madre o madre y ser capaz de asesinar a un niño.
Bueno, se puede. Lo hemos visto.
Y es desesperanzador, y dan ganas de no seguirle, de dejar de buscarle sentido a esta existencia.
Hasta que llegas a un kinder, recoges a un pequeñito que te entrega sus trabajos manuales con todo el orgullo del mundo y de pronto ves en tu imaginación plagada de lugares comunes, una pequeña flor naciendo enmedio de la ceniza de alguna guerra.
En mi guerra personal, sucede. Pero mi guerra es contra mí misma, contra mis fobias y mis angustias, contra mis intoxicadas filosóficas (a veces ni la luna me funciona).
¿Qué pasa con las otras guerras, las de fuego y fusil, de muerte y horfandad? ¿También habrá flores?



Para aligerarnos un poco...
1) ¿Hace cuánto que tienes tu carné de conducir? Hace como tres años.

2) ¿Cuántas veces te examinaste antes de poder tenerlo? Tres veces. Hacía el examen y luego no tenía dinero para pagar la licencia. La última vez, no hubo de otra. O la tramitaba o no podía regularizar mi carrito chueco. ¿Te suspendieron o suspendiste? No, en ninguna de las tres veces.

3)¿Cuál fue el primer coche que tuviste?Un Jetta modelo 80, hace cinco años. (Y no es Atlantic, para quien se atreva a decirlo) ¿Era heredado, de segunda mano, prestado, nuevo...? Fue un regalo de mi viejo. Bueno, en realidad era el autito familiar, que yo usaba porque él se la pasaba a todo dar en los carros de la empresa.

4)¿Dónde es lo más lejos que has llegado conduciendo? Yo sola a 400 kms. de aquí.
¿Qué fuiste a hacer allí? Camping.

5)¿Te gusta conducir, o es el carné una simple y útil herramienta? Me gusta conducir en carretera. No me gusta mucho conducir en la ciudad. Y sí, es una herramienta muy útil.

P.D. ¿Alguien que me platique el informe presidencial?

miércoles, 1 de septiembre de 2004

Una limpia

Eso es lo que me habría dicho la suiza que yo necesito.
Cómo pasan cosas.
Apenas nos habíamos levantado de lo de la demanda, de Harry, de Lulú y hoy amanezco sin copas en las llantas de mi carrito, enferma de alguna infección rara que me trajo con el cuerpo deshecho todo el día y al llegar a mi casa y ver mi recibo telefónico: dos llamadas a Papúa. No una, dos.
Ustedes conocen a alguien que viva en Papúa?
Yo tampoco.
Tons pa´ qué chingados voy a estar hablando a un país que ni siquiera estoy segura de qué idioma habla?
Fregaderas.

Pero ya dormí un ratito esta tarde para que se me pasara la calentura y hablé con la mexicana.. Weee!!! Aquí está después de un año sin verla. Es el tipo de cosas que hace que todo lo demás mejore.

Voy a echarme otro tecito.